Convenio SNP

Noruega es el primer país que ratifica el régimen de indemnización para las cargas de sustancias nocivas y potencialmente peligrosas (SNP) transportadas a bordo de los buques

El Convenio SNP establece el principio de quien contamina paga, garantizando que el sector del transporte marítimo y el sector SNP indemnizan a quienes han sufrido pérdidas o daños resultantes de un suceso relacionado con sustancias nocivas y potencialmente peligrosas.