ecosistema marino-costero

El Museo Atlántico de Lanzarote se convierte en un gran laboratorio natural para el estudio del ecosistema marino-costero

Será el escenario de dos innovadores proyectos orientados, el primero, a la recuperación de una especie marina catalogada como vulnerable y, el segundo, a medir variables para calibrar el impacto de la acción humana sobre el mar