El presidente de Puertos del Estado pisa la línea roja en Tenerife

|

PuertodeGranadillaRajoyClavijo

_____

Durante la inauguración del Puerto de Granadilla, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, recriminó a un trabajador de la Autoridad Portuaria que hubiera una operación de descarga de aerogeneradores en marcha y vociferó que por esto "alguien perderá su puesto". ".

_____ 

El pasado día 2 de marzo tuvo lugar la inauguración del Puerto de Granadilla por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El acto al que asistieron autoridades locales, regionales y nacionales, y un nutrido grupo de directivos y empresarios del sector y de la sociedad tinerfeña tuvo en la trastienda un incidente, que aunque no ha tenido hasta ahora repercusión, sucedió ante una parte de los asistentes.


El presidente de Puertos del Estado, José Llorca observó cómo en el momento en que si iba a desarrollar el acto de inauguración se encontraba operando el buque Louis, descargando piezas de grandes dimensiones de aerogeneradores en vehículos especiales que circulaban por el recinto, actuación que estaba planificada por la Autoridad Portuaria de Tenerife con el objeto de no perjudicar a los operadores que estaban implicados.


Esta situación, a ojos del presidente de Puertos del Estado no debió de parecerle apropiada, y en ese instante se dirigió al jefe de servicio de la Policía Portuaria, en presencia de 60 personas, como se manifiesta en el escrito que ha presentado la ejecutiva nacional del Sindicato Profesional de Policías y Bomberos al propio presidente del Puertos del Estado, José Llorca.


Según se expone en el mencionado escrito "el Sr. presidente del OPPE se dirige al Jefe de Servicio de muy malos modos y de manera encolerizada le recrimina y le pide explicaciones por el tránsito temporal de dichos vehículos".


A pesar de la sorpresa que causó esta recriminación en el profesional de la Autoridad Portuaria, éste se dirigió al presidente Llorca "guardando siempre el respeto y las formas debidas", y exponiendo que se ha limitado a cumplir las instrucción de la Autoridad Portuaria de permitir el tránsito de los vehículos de la operativa. Esta respuesta no debió de satisfacer al presidente Llorca, ya que, como queda reflejado en la queja interna que le traslada el sindicato, respondió que "Yo soy el superior de sus superiores... Alguien va a perder su puesto de trabajo aquí".


Este jefe de servicio, con una trayectoria de 27 años de servicio, sin expedientes ni faltas a sus espaldas, que se sintió amenazado públicamente con la pérdida de su trabajo por el presidente del EPPE, solicitó amparo a su sindicato, ya que además se cuestionó "su reputación profesional ante la comunicad portuaria asistente al acto, al dejar en entredicho su rigor y buen hacer en el desempeño de sus funciones", tal como matiza el comunicado. 


El sindicato policial exigió el pasado 9 de marzo, fecha en que se remitió el escrito, "una comunicación por escrito al afectado con las disculpas oportunas junto con un claro pronunciamiento que indique que no va a ser iniciado ningún procedimiento de despido o sanción hacia éste.


Este medio no ha podido constatar que se hubiera respondido a este escrito por parte de Puertos del Estado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta