Amores perros

|

AntonioRB

_____

Como en la película, sucede en el Puerto de Arrecife que tres personajes conviven en otras tantas historias entremezcladas.

_____ 

Este película con la que debutaba González Iñarritu, un poderoso drama com mucho rítmo, con muchos guiños a Tarantino, nos habla de tres historias que se entremezclan en el tiempo. Y justo mientras la visionaba me vino a la cabeza Lanzarote, y tres personajes que viven alejados unos de otros, pero que sus historias se entremezclan igualmente.


El otro día asistí en Lanzarote a la rueda de prensa posterior al consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, y allí vi una secuencia de esas tres historias. José Torres, presidente de la Cámara de Lanzarote, Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y Pedro San Ginés, presidente del Cabildo de Lanzarote dialogaban sobre las obras previstas en el Puerto de Arrecife, donde todos estaban de acuerdo, hasta el punto que no solo fue Pedro San Ginés el que dijo públicamente que Ibarra ha sido el mejor presidente de Puertos de Las Palmas que ha habido nunca para Lanzarote y el Puerto de Arrecife.


También, en un círculo más reducido, Torres, manifestaba que desde hace unos meses ya no había hacha de guerra, y que él era consciente de que lo que había conseguido Ibarra para Lanzarote había sido mucho, tanto que aunque siempre ha sido crítico con él, era consciente de que estaba haciendo un buen papel hasta el punto que él nunca había pedido su cese, dimisión o sustitución, al contrario.


Dicho así, pareciera que son justamente San Ginés y Torres son los que mantienen a Ibarra en su cargo, cada uno a su manera.


Por otro lado, tanto San Ginés como Torres aprovecharon la ocasión para intentar dejar constancia de que el puerto de Arrecife es autosuficiente, y de paso conseguir que Ibarra pronunciara esas palabras de apoyo. El presidente del ente portuario se limitó a decir que aunque el puerto estaba en números negros, carecería de capacidad de reacción ante cualquier inconveniente o cualquier inversión. Osea que es un sí pero no, o viceversa. Ibarra aprovechó un resquicio para dejar constancia de que si hay alguien tiene parado el asunto, y que tiene que decidir esa tan solicitada independencia es el presidente de Puertos del Estado y/o el Ministerio de Fomento. 


Este cuarto personaje, y no por ello secundario, antes al contrario, aparece en escena. Paradójicamente, sin que estuviera tan siquiera cerca, probablemente fue la persona que más presente estuvo en el consejo: el presidente de Puertos del Estado. Nadie dudaba, al menos en privado, que era el artífice del bloqueo de las inversiones para el alargamiento del muelle Reina Sofía, tan necesario para el desarrollo del Puerto de Las Palmas. Es cierto que nadie duda de que en el próximo consejo saldrá adelante, pero ha sido como un "no te olvides que aquí mando yo, aunque tengas el apoyo para quedarte más de lo que yo deseo",o "te dije que antes tendrían que aprobarse las inversiones del Puerto de Arrecife para que le diera el visto bueno a las del Reina Sofía", y antes no es en el mismo consejo, claro. 


Así las cosas quedan muchos encuentros y desencuentros que sortear. Este jueves será el primero, pero esa es otra historia.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta