El Port de Barcelona consolida durante el primer semestre de este año el salto de escala experimentado en 2017

|

Resultats 1rsem 2018_____

El impulso de los contenedores, de las autopistas del mar y de los líquidos a granel, clave para  alcanzar el récord de actividad de la instalación en los primeros 6 meses del año.

_____

Los primeros 6 meses de 2018 han sido el mejor semestre de la historia del Port en tráfico total y consolidan el salto de escala que la instalación catalana experimentó el año 2017, cuando se convirtió en el puerto europeo de mayor crecimiento. Durante el primer semestre del año, el Port ha canalizado un total de 33,8 millones de toneladas de mercancías, con un incremento del 17,8% respecto al mismo período del año anterior.


Este resultado ha sido posible gracias al impulso experimentado, principalmente, por tres tipos de carga: los contenedores (+ 18%), los líquidos a granel (+ 17,3%) y la mercancía transportada por las autopistas del mar (+ 10,3%). Así lo han expuesto en rueda de prensa la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, y el director general, José Alberto Carbonell.


Entre los meses de enero y junio, el tráfico de contenedores del Port de Barcelona ha superado los 1,6 millones de TEU (un TEU equivale a un contenedor de 20 pies), lo que supone un incremento del 18%. El aumento más destacado se ha producido en los contenedores de transbordo (aquellos que son descargados por volverse a embarcar hacia su destino final), que han crecido un 42%. El comercio exterior sigue evolucionando a buen ritmo: las exportaciones de contenedores han crecido un 7,5%, hasta los 366.000 TEU y las importaciones han aumentado un 3,3%, con 285.474 TEU.


Por mercados, los países que han registrado un mayor dinamismo con sus intercambios con el Port de Barcelona son Argelia (+ 57%), Estados Unidos (+ 13%), Turquía (+ 6,6%), India (+ 9%), México (+ 12%), Vietnam (+ 34%) y Brasil (+ 14%). "Las empresas de nuestro entorno se encuentran en un proceso de internacionalización creciente pero, además, el Port de Barcelona les permite conectar con una gran diversidad de mercados, lo que aumenta su capacidad de competir en el mercado global ", apuntó la presidenta Mercè Conesa.


Durante el primer semestre del año, la instalación catalana ha registrado un total de 7,8 millones de toneladas de líquidos a granel, con un incremento del 17,3% respecto a los 6 primeros meses del año pasado. la buena evolución de productos como la gasolina (+35), el gas natural (+ 9%) y los biocombustibles (+ 63%) han motivado estos resultados.


De la carretera al modo marítimo


En cuanto al tráfico rodado (aquel que es embarcado o desembarcado a bordo de camiones, plataformas o remolque), el Port de Barcelona ha canalizado más de 211.000 unidades de transporte intermodal (UTI), con un incremento del 5,6%. Este apartado incluye tanto el tráfico de cabotaje con las Islas Baleares y Canarias (Que crece un 3%) como las mercancías transportadas por las autopistas del mar o servicios de short sea shipping (SSS), que aumentaron un 10,6%. Desde hace dos décadas, el Port de Barcelona apuesta por impulsar las autopistas del mar, que son líneas mixtas de carga y pasaje que conectan la capital catalana con diversos destinos de Italia y del norte de África. Estos servicios permiten desviar camiones de la carretera al modo marítimo, más eficiente tanto a nivel económico como medioambiental. 


En concreto, entre los meses de enero y junio, las líneas de SSS del Port de Barcelona han permitido sacar de las carreteras más de 77.000 camiones. 


El tráfico de vehículos ha experimentado una clara recuperación respecto a la tendencia negativa registrada el año pasado. Así, durante los 6 primeros meses de 2018 han pasado por la instalación catalana más de 458.000 automóviles (+ 5%), principalmente de exportación y de importación. Destaca el impulso de la exportación a diferentes mercados internacionales, con un incremento del 8%. "Este resultado demuestra que se comienza a consolidar la demanda de los nuevos modelos fabricados en las factorías automovilísticas de el Estado ", indicó el director general del Port de Barcelona, José Alberto Carbonell.


Más mercancías en tren


El tráfico ferroviario del Port también ha registrado un notable impulso hasta el mes de junio. durante este período, más de 125.000 TEU llegaron o salir del Port de Barcelona en tren, un 10% más que en primer semestre del año pasado. Este resultado sitúa la cuota ferroviaria de contenedores en un 13%. 


Por otra parte, el transporte ferroviario de vehículos superó los 143.000 automóviles, con un incremento del 10,6%. En este caso, la cuota ferroviaria ya alcanza el 35%. Además de los servicios ferroviarios para la exportación que conectan el Port de Barcelona con las principales factorías del Estado, cabe destacar la conexión directa que se puso en marcha el pasado mes de marzo entre Kornwestheim (Alemania) y la instalación catalana.


En cuanto al movimiento de pasajeros, el Port de Barcelona ha recibido un total de 1,78 millones de usuarios de ferry y de cruceros durante el primer semestre del año (+ 13%). Los pasajeros de los ferrys que conectan el Port con las Islas Baleares, Italia y el norte de África se han mantenido prácticamente estables respecto el año anterior. Los pasajeros de cruceros han aumentado un 20%, aunque el mayor incremento se ha producido en los viajeros de puerto base (aquellos que inician y finalizan su itinerario en Barcelona), que son los que hacen una mayor aportación económica en la ciudad y en su entorno (+ 29%).


Resultados económicos


Durante el primer semestre del año, el Port de Barcelona ha registrado un importe neto de la cifra de negocio de 86,6 millones de euros, con un aumento del 7,3% respecto al mismo periodo de 2017. El beneficio neto de estos 6 primeros meses del año se situó en 27,6 millones de euros, un 26,6% más. En cuanto a la generación de recursos, el cash flow operativo del semestre suma 49,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 11,7%.


Asimismo, y gracias precisamente a la capacidad de generar recursos propios, el Port de Barcelona ha reducido una parte significativa de la deuda a largo plazo que mantiene con el BEI. Así, después de amortizar 22,8 millones de euros, la deuda del Port de Barcelona se sitúa en 281,1 millones de euros. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta