Mooring

|

Amarradores2

_____

La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha querido abrir la puerta a la competencia en el servicio público básico del amarre y desamarre en el Puerto de Las Palmas propiciando un 'pequeño pulso' entre los actuales y futuros. En esta 'guerra' se mezclan las aguas fecales, las falúas y hasta los remolques.

_____ 

La historia comienza con la gestación de reuniones entre algunos empresarios que ven que ha llegado el momento de reclamar que haya un segudo servicio de atraque en este puerto, hasta ahora en manos de un sólo operador, Sepcan, acusado por algunos de tener un monopolio en este servicio. Hay que recordar que es una concesión donde los requisitos, las obligaciones y hasta las tarifas las fija la Autoridad Portuaria de Las Palmas.


No es casualidad que en este 'equipo' se encuentre José Manuel Arnaiz, expresidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas e ingeniero de caminos, constante defensor de la liberalización de los servicios básicos portuarios. Su actuación como consultora en la puesta en marcha de la sociedad que solicitará los servicios de amarre y una pequeña participación en la misma está confirmada por él mismo. Tampoco es casualidad que aparezca en muchas quinielas que el socio mayoritario sea Gemecan, una empresa de servicios Integrales de gestión de Residuos que cuenta con un centro de transferencia en el Goro. 


La aparición de Gemecan pulsando la opción de competir con Sepcan no es baladí. La primera es, aunque parece que no por mucho tiempo, proveedora de servicios de Sepcan y otras empresas del puerto en la recogida y gestión de residuos procedentes de los buques que atienden en el puerto. Este grupo de empresas entre las que están Sepcan, Tiburón y Trasnsvirgin han presentado un proyecto a la Autoridad Portuaria de Las Palmas para instalar una pequeña planta depuradora de residuos en el Puerto, ya que las tarifas de Gemecan ha subido mucho y de manera escandalosa. Este proyecto cuenta con el visto bueno de Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, dependiente del Cabildo Insular. Incorpora, además, la posibilidad de utilizar el agua depurada al riego de parques y jardines, entre otras utilidades. Esta iniciativa no ha sido del agrado de Gemecan, quien ha movido todos sus resortes para intentar frenarla. Y por ello, algunas voces del sector afirman que su posición en la nueva sociedad que quiere acceder a los servicios de amarre tiene su base en esta situación descrita.


Un personaje que suena en todas los bocas como cabeza visible de esta operación en Israel Rodrigo, gerente de Barge & Boat, empresa especializada en el suministro de lubricantes a buques en fondeo en el puerto capitalino. Nada más lejos de la realidad en este momento. Rodrigo fue invitado a una reunión por un despacho de abogados en el que casualmente trabaja la hermana de Daniel Báez,  directivo de Gesport, propiedad de Fran Naranjo. En esa reunión se puso sobre la mesa la gestación de este proyecto para poner en marcha un segundo operador de amarre en el Puerto de Las Palmas, pero también se habló de la misma operación para el remolque. 


Como el propio Rodrigo ha reconocido a este medio, asistió a la reunión en la que se le hizo una propuesta de participación en ese proyecto. Su empresa valoró la posibilidad, pero finalmente se desmarcaron, porque no era su sector, porque no querían desviar su atención del eje de su negocio, y fundamentalmente porque le une una gratitud especial a Sepcan, quien e sus inicios le ayudó en el arranque de su actividad. Hoy, Rodrigo está convencido que les han utilizado intencionadamente para desviar la atención de quién está realmente detrás de esta operación. Su única vinculación en este momento con ese proyecto es la gestión que hay en marcha para la venta de una de sus embarcaciones a Gemecan.


La mecha

No estaríamos hablando de todo esto si no fuera porque la Autoridad Portuaria de Las Palmas, anunciaba en el mes de octubre la 'aparición' de un operador interesado en la prestación de los servicios de amarre y desamarre. El presidente Juan José Cardona hablaba de que esto permitiría liberalizar el servicio y que la competencia siempre es buena para fortalecer el músculo de este puerto. En ese momento, sin conocer los detalles, algunos líderes empresariales también veían a priori que todo lo que es competencia sería bueno para el sector, ya que implícitamente lleva aparejado una reducción de tarifas por la propia competencia y porque la entrada de un segundo operador implica la liberalización de las tarifas fijadas por la Autoridad Portuaria.


Sin embargo, nadie ha mencionado que los pliegos que definen las condiciones de la prestación de este servicio se están negociando con Puertos del Estado. Desde hace muchos años, estos pliegos son objeto de debate internamente en la autoridad portuaria y con el sector. Hay que decir que una semana después de la salida de Luis Ibarra, siendo aún presidente José Llorca del organismo portuario estatal, estos pliegos fueron rechazados y devueltos a la Autoridad Portuaria de Las Palmas, alegando que "el Comité de Servicios Portuarios celebrado para consultar los pliegos no está adecuadamente constituido, pues no figuran representantes de las organizaciones sindicales UGT y CCOO". También se ha reclamado una memoria económica. Parece que se han subsanado los defectos y se vuelve a iniciar el trámite ante Puertos del Estado.


Los prestadores del servicio reclaman la paralización de la incorporación de otro operador hasta que no se aprueben por parte de Puertos del Estado los nuevos pliegos para que se pueda competir en igualdad de condiciones, ya que la aplicación de los pliegos en vigor, que datan de hace más de 20 años no sería razonable.


Esta misma situación se ha dado en el Puerto de Alicante, donde se ha pospuesto hasta que tengan definidos sus pliegos. En otros puertos como Barcelona, la aparición de un segundo operador ha llevado a la quiebra a uno de ellos y forzado a que ambos busquen un acuerdo que les permita trabajar como una única unidad. También en el puerto de Algeciras se ha dado una circunstancia similar, manteniéndose un único operador.


A buen entendedor... 

Todo el mundo apunta a Fran Naranjo como el artífice de esta operación de traer de la mano a un nuevo operador de amarre, y también de remolque. No tenemos constancia de esta situación, ya que él siempre lo ha negado, pero lo que sí parece claro es que Israel Rodrigo ha sido utilizado como el "tonto útil" por ser el eslabón más débil de esta cadena. Él ya ha pagado su precio y le tocará restituir la confianza entre aquellos que le han visto como un elemento que se ha pasado a otro lado de la acera. El resto seguirá batallando para herir a sus adversarios y ganar cuota de mercado aunque pierdan todos.


La última palabra la tiene la Autoridad Portuaria de Las Palmas que después de años con el servicio de un solo operador,  con unos pliegos en vigor desfasados y con unos pliegos consensuados a las puertas de su aprobación, es la que puede tomar la decisión de esperar a que todo esté definido con el nuevo marco de los pliegos, o arriesgarse a dañar al propio puerto y sus operadores por unos meses que quedan para que todo se normalice.


La perversión ha sido que la aparición del segundo operador del amarre se ha movido en paralelo a la aparición del segundo operador del remolque, y cuando los grandes operadores se mueven siempre tiembla algo. Pero otro día hablaremos con detalle del remolque.

1 Comentarios

1

En la liberalización de los servicios básicos portuarios se seguirá batallando para ganar cuota de mercado aunque pierdan todos sin buenos Pliegos de Condiciones y actualizados, como está ocurriendo con la parte Comercial de la APLP y su Fundación Puerto de Las Palmas que ha organizado un frustrado Evento dejándose llevar por empresas privadas de formación, asesorías y lobbies en un país del África Occidental que han desacreditado al Puerto de Las Palmas y su incipiente intención de internacionalización de servicios portuarios.

escrito por juancho 06/nov/18    15:00

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta