El Puerto de Gran Tarajal recibe su primer crucero tras cinco años de espera

|

Puerto de Gran Tarajal   Balmoral

_____

Se trata del buque Balmoral con un millar de pasajeros a bordo y más de 500 tripulantes. Es la primera escala de la temporada en el puerto majorero. Repetirá el 28 de diciembre y el 14 de enero, mientras que el Braemar atracará en abril y noviembre de 2019

_____

El puerto de Gran Tarajal acogió ayer domingo la recepción del primer crucero que hace escala en este recinto portuario después de cinco años. Se trata del buque Balmoral, de la naviera Fred Olsen Cruise Lines, con el que el puerto de Gran Tarajal se inicia nuevamente en el mercado de cruceros.


El acto contó con el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez; el viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, Onán Cruz; el director-gerente del ente público Puertos Canarios, Manuel Ortega; el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, y el alcalde de Tuineje, Antonio Sergio Lloret.


El Balmoral, cuenta con 218 metros de eslora y 28,2 metros de manga. Alberga un total de 68 suites y trae consigo aproximadamente 1.000 pasajeros y 560 tripulantes.


En su intervención, Pablo Rodríguez destacó que la actividad es fruto del trabajo que desarrolla el Ejecutivo canario para posicionar la infraestructura portuaria en el mercado de cruceros. La última vez que el puerto de Gran Tarajal recibió un crucero fue en enero del año 2014.


El consejero subrayó el puerto de Gran Tarajal es "estratégico" para el desarrollo de la actividad náutico-deportiva y de cruceros. Resaltó que es una de las infraestructuras portuarias que actualmente reúne los requisitos, por dimensiones y prestaciones, para recibir tráfico de cruceros, condiciones que "no se deben desaprovechar".


Desde Puertos Canarios, se trabaja con el objetivo de impulsar los puertos autonómicos, mediante un plan comercial, como puntos receptores de cruceros “para generar riqueza en ellos y en las islas en general".


Rodríguez comentó que en este caso el objetivo concreto del Gobierno de Canarias es ganar mercado y posicionar el puerto de Gran Tarajal en la actividad de cruceros y, de forma general, convertir Canarias en hub de las rutas de cruceros. 


De esta forma, desde el Ejecutivo canario “se trabaja para atraer a embarcaciones de cruceros de pequeño y mediano porte”. Hasta ahora las navieras que dentro de sus rutas cuentan el archipiélago canario lo hacen en los puertos del Estado y con embarcaciones de grandes dimensiones.


Según señaló Pablo Rodríguez, "partimos de la base de que somos complementos para un destino llamado Canarias. Queremos que nuestros puertos sean receptores de buques que ofrecen destinos distintos a los habituales y que traen a un turista más selecto y exclusivo, como es el caso del buque que hoy ha llegado a Gran Tarajal".


El puerto de Gran Tarajal se ha impulsado por parte del Ejecutivo canario con una estrategia de captación dándolo a conocer como 'puerto boutique', un concepto que se está explotando en la zona mediterránea y que consiste en ofrecer unas instalaciones integradas en un entorno de marinas deportivas y pueblos pesqueros.


El cliente habitual de este tipo de cruceros es de un alto poder adquisitivo que busca lugares selectos, alejados de las aglomeraciones de grandes ciudades y unos entornos propicios para el descanso y otro tipo de turismo.


Puertos Canarios ha cerrado otras cuatro escalas de crucero en el puerto de Gran Tarajal con la compañía Fred Olsen Cruise Line. El buque Balmoral arribará nuevamente el 27 de diciembre de 2018; así como el 14 de enero de 2019. Y al mismo tiempo, el buque Braemar, llegará al puerto de Gran Tarajal el 26 de abril y el 4 de noviembre de 2019. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta