El macromuelle de Agaete sigue perdiendo argumentos

|

Puerto de Agaete

_____

El actual recinto, sobre el que pende una ampliación, perdió un 4% de viajeros en el segundo semestre de 2018 y solo atenuó la caída por la avería del fast-ferry de Naviera Armas que enlaza las dos capitales canaria

_____

(CanariasAhora. Silvia Álamo) Continúan aflorando argumentos en contra de la ampliación del muelle de Agaete. Al rechazo insistente de su Ayuntamiento, de una parte de la ciudadanía, a pesar de los informes sociales, económicos y medioambientales que acreditan que no es necesaria esta infraestructura se suma la caída constante de pasajeros que utilizan este puerto para desplazarse a Tenerife. La apuesta millonaria del Gobierno de Canarias por esta obra se desinfla a pasos agigantados.


El choque contra una pontona de transporte del fast-ferry de Naviera Armas el pasado 8 de noviembre frente a la costa norte de Gran Canaria atenuó esta caída incesante del tráfico de pasajeros en el Puerto de Las Nieves. Los usuarios de ese navío, que ya ha vuelto a unir las dos capitales canarias, se desviaron en parte a los servicios que presta Fred Olsen en la villa. Desde el mes de julio hasta noviembre de 2018, justo en el momento que el barco quedó fuera de servicio, Agaete ya había perdido 31.010 viajeros con respecto al mismo período de 2017.


El tráfico de pasajeros en el muelle de Agaete no remonta desde que pasaron los primeros efectos de la entrada en vigor del descuento del 75% para residentes. Esto, unido a la incorporación del barco rápido de Naviera Armas que une Las Palmas de Gran Canaria con Santa Cruz de Tenerife en tan solo 90 minutos, desde diciembre de 2017, empezó a echar por tierra los argumentos del Gobierno de Canarias para llevar a cabo la ampliación del puerto. El tráfico de pasajeros no es tanto como el Ejecutivo sostiene y la realidad es que en la mayoría de sus trayectos los buques de Fred Olsen van “prácticamente vacíos” desde Agaete, aseguran fuentes oficiosas del Puerto de Las Nieves.


Pese a estas cifras, una nota de prensa emitida por la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, responsable del área de Puertos Canarios, el pasado lunes, trató de transmitir un incremento en el número de viajeros. El Puerto de Las Nieves registró un tráfico de 1.050.311 pasajeros “lo que supone un incremento del 3,69% con respecto a 2017 y permite que se convierta en el segundo puerto con mayor crecimiento en 2018. Además de su consolidación como plataforma de conexión con la isla de Tenerife”, explicaba el comunicado.


La realidad que reflejan los datos es que en el primer semestre de 2018 el muelle de Agaete llegó a ganar un 14,78% de pasajeros en relación con el ejercicio anterior. Un incremento que, probablemente, venga derivado del 75% de descuento que empezó a aplicarse a finales de junio de 2017. Pero, la efervescencia del descuento de residente en el transporte interinsular se fue apagando con el tiempo y el tráfico volvió a estancarse. La situación se agravó cuando llegó un barco de Naviera Armas que hace el recorrido desde la capital grancanaria con tan solo 10 minutos de diferencia.


A partir del mes de julio el tráfico comenzó a caer. Así, en el segundo semestre del año, a pesar de la subida que experimentó en noviembre y diciembre, perdió un 4,26% con respecto a 2017. Unos 25.134 pasajeros menos.


La compañía noruega comenzó a operar en el Puerto de Las Nieves a finales de 1994 cuando la Dirección General de la Marina Mercante del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente le otorgó la autorización para operar con una línea marítima de cabotaje entre los puertos. Un año transcurrió desde que lo solicitó hasta que le fue adjudicado el servicio. A partir de 1999 ya inició la travesía como se conoce hoy, con dos barcos que salen al mismo tiempo de los dos puertos y se cruzan en mitad de trayecto.


Desde el mismo año que se permitió a Fred Olsen hacer ese recorrido entre las islas capitalinas, la empresa española Naviera Armas también solicitó a la Dirección General de Puertos Canarios que se le permitiera atracar en el muelle del norte de Gran Canaria. Hasta que en 2014 se llevaron a cabo las obras de la primera ampliación del muelle, la entidad denegó todas las peticiones de la compañía.


En ese año y tras una denuncia de Armas ante la Comisión Europea en la que acusaba a las autoridades españolas de conceder ayudas ilegales a la empresa de la competencia, se convocó una licitación con el objetivo de adjudicar dos lotes de franjas horarias para que pudieran trabajar las dos empresas. En febrero de 2015 se le asignó el primer lote a Fred Olsen y el segundo a Naviera Armas, las únicas empresas licitadoras.


En su empeño de seguir actuando en monopolio en Agaete, Fred Olsen recurrió esta operación con el argumento de que infringía las normas de contratación pública y solicitó la suspensión hasta que se dictara sentencia. Hoy en día, cuatro años después de que se adjudicaran los lotes, Naviera Armas no ha podido entrar a operar en el muelle del norte de Gran Canaria.


Ante esta situación y a la espera de que el Gobierno de Canarias cumpla las directrices que le ha marcado la Unión Europea, el 27 de diciembre de 2017 Naviera Armas inició un servicio rápido entre el puerto de Las Palmas de Gran Canaria y el de Santa Cruz de Tenerife. Con la incorporación de un fast-ferry, la compañía realiza la travesía en 90 minutos, solos 10 minutos más que el Fred Olsen desde el Puerto de Las Nieves. Este movimiento ha hecho que la naviera noruega pierda miles de pasajeros en tan solo seis meses en el muelle de Agaete.


En su línea, la de continuar con el deseo de ampliar el Puerto de Las Nieves a pesar de todos los informes que dudan de su justificación, el Gobierno de Canarias insiste en que la obra estará finalizada antes de 2023.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta