La historia se repite

|

Puerto de Tenerife   Tenerife Shipyard

_____

Hidramar, o lo que es lo mismo Tenerife Shipyards, vuelve a utilizar la acusación a través de los medios, esta vez a través de su comité de empresa, para ejercer presión sobre una autoridad portuaria, para frenar lo que considera un maltrato.

_____

La hemerotecas sí tienen memoria, y no es complicado rescatar la pugna que mantuvo Hidramar hace unos años con la Autoridad Portuaria de Las Palmas y su presidente, llegando incluso a presentar una demanda judicial, por lo que consideró un trato discriminatorio a cuenta de una concesión en el Puerto de Las Palmas frente a uno de sus competidores. Finalmente la justicia le dió la razón a la Autoridad Portuaria desestimando todas las demandas, pero antes de llegar a eso la empresa llenó algunos medios de titulares sobre la mala gestión de la institución de la provincia de Las Palmas y su presidente en esos momentos, Luis Ibarra.


En la etapa de Ricardo Melchior como presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife, se le abrieron todas las puertas a Hidramar para que se instalara en el recinto capitalino de esa isla, hasta el punto que se diseñó la creación de un astillero que además tendría un dique flotante de dimensiones considerables. Ese empuje que dio Melchior al sector de las reparaciones navales en Tenerife, siempre fue de la mano de Hidramar como empresa de referencia en el sector.


Esta posición de dominio en Tenerife y la complicada implantación en Las Palmas, frente a dos competidores muy sólidos, Astican y Zamakona, y un sector muy maduro y competitivo hizo que Hidramar centrara todos sus esfuerzos en esa isla tinerfeña. Aunque también es cierto que el anterior presidente portuario ya anunciaba su intención, en 2017, de trasladar todas las plataformas al puerto de Granadilla. Este proceso anunciado no fue tan rápido como se prometió, pero se empezaron a trasladar algunas plataformas al recién inaugurado puerto.


Ahora, la Autoridad Portuaria de Tenerife, con Pedro Suárez al frente, vuelve a querer impusar el traslado de plataformas al Puerto de Granadilla para darle utilidad a ese puerto, que dispone de líneas de atraque, aunque con algunos problemas por el viento, y con escasez de servicios básicos y complementarios en el entorno.


Hay que recordar que en Granadilla se está instalando otro dique flotante de la empresa Palumbo Shipyard, que ya cuenta con parte de la instalación. Este dique no estaba previsto cuando Tenerife Shipyards anunció el suyo. 


La acusación del Comité de Empresa de Tenerife Shipyards de que la Autoridad Portuaria de Tenerife "espanta" a los clientes del sector offshore principalmente porque presiona para que se desplacen a Granadilla no tiene demasiado sustento. Los clientes y los operadores de este sector tan complejo y sofisticado buscan dos cosas, un apeadero donde estacionar sus artefactos por periodos largos mientras el sector está ralentizado o sus naves no tienen contratos; y un lugar donde poner a punto sus sofisticadas plataformas y buques offshore para activarlas y que inicien los millonarios contratos que se van sucediendo.


Para el primer caso, como parking y pequeños mantenimientos, utilizan entre otros en el mundo, los puertos de Las Palmas, Tenerife, y últimamente y de la mano de Hamilton, también el de Cartagena. Para el segundo caso, el Puerto de Las Palmas es uno de los referentes mundiales. La cualificación del sector y la apuesta de la Autoridad Portuaria se lo han ganado a pulso.


Solo hay que ver el dinamismo que hay en el recinto de la capital grancanaria.


Puerto de Las Palmas   Deepsea Stavanger y Nordkapp


Este fin de semana repostaba en la bahía del Puerto de Las Palmas la plataforma West Mira, una de las mayores y más sofisticadas del mundo. Llegaba en su primer viaje, procedente de los astilleros coreanos Samsung, con sus 122 metros de eslora y 77 de manga, y sus más de 90 metros de altura, y con uno de los sistemas de posicionamiento dinámico más sofisticados del mundo.


Mientras, ayer domingo partía hacia Noruega la plataforma Deepsea Nordkapp, llegada unos días atrás, junto la con Deepsea Stavanger que entraba en el puerto el pasado viernes y que previsiblemente también partirá esta semana hacia Noruega. Ambas son propiedad del armador noruego Odfjell Drilling, ambas consignadas por Hamilton, y han venido a que le suministren alguna carga y a dejar algún material.


Por su parte el buque perforador Pacific Santa Ana, que permanecía fondeado, entraba a puerto para prepararse para partir en breve a iniciar un proyecto de perforación en Senegal.


Lo mismo que el Pacific Khamsin, que iniciará un proyecto y zarpará porque tiene un contrato, aunque está previsto que regrese dentro de uno o dos meses nuevamente.


Por otro lado, este miércoles está prevista la llegada del buque perforador Discoverer Clear Leader, que irá inicialmente a fondeo, pero que entrará a puerto para una preservación, para después partir hacia Atenas. Este drillship tiene doble posicionamiento dinámico, y es capaz de operar en ambientes moderados y profundidades de agua de hasta 3.657 metros. Es propiedad de la multinacional Transocean, uno de los clientes importantes del Puerto.


También el Ocean Rig Corcovado y el Ocean Rig Mikonos tienen previsto inciar un proyecto en breve para prepararse para su partida.


Mientras, se espera para junio el drillship Transocean Norge, que permanecerá por espacio de 15 días atracado en el puerto capitalino, para tareas de mantenimiento y avituallamiento.


Finalmente en julio tiene prevista su llegada el buque perforador Deepwater Invictus, propiedad de Transocean, y en diciembre el West Jupiter, propiedad de Seadrill. 


La Autoridad Portuaria de Tenerife tiene una hoja de ruta que le ha ido colocando en el sector offshore poco a poco. Es uno de sus objetivos. Diseñar esta estrategia no ha sido fácil y necesita del sector, pero no de esta manera. 


2 Comentarios

1

Vdes. mismos se contradicen, y las hemerotecas están ahí efectivamente e HIDRAMAR quiso instalar su DIQUE FLOTANTE en la escollera abandonada y desierta que queda en el muelle Reina Sofía y se tuvo que marchar a Tenerife por culpa de ello, y a que Luis Ibarra y su Consejo de Administración optaron por la competencia que podría un DUQUE DE ALBA, y todo quedó en "aguas de borrajas" como los juicios en Las Palmas a los imputados por La Esfinge y por las Concesiones del Director de Ibarra y su Jefa de Dominio Público por irregularidades con indicios de delitos; Y las Plataformas necesitan atracar en Puertos Refugios y con servicios básicos y de reparaciones, y tanto Granadilla como Arinaga NO LO SON. Y el dique Flotante actual de Granadilla es una parte para desguace del que se hundió en su traslado desde EEUU con muchas prisas y sin tener en cuenta la época de ciclones del Atlántico. Es decir un innumerable cúmulos de DESIDIAS del puerto de Tenerife y el de Las Palmas.

escrito por pedro 25/mar/19    14:34
2

Esta manera de hacer empresa hay que desterrarla. La extorsión mediática habría que castigarla de alguna manera. Tenerife tiene que reconocer que está empezando un camino que Las Palmas ha trazado de una manera muy competitiva, llegarán, pero les queda un largo recorrido

escrito por Palmero 25/mar/19    11:14

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta