Cruce de acusaciones entre la Sagep Las Palmas y el comité de empresa de los estibadores

|

PuertodeLasPalmas TerminalesContenedores

_____

Las empresas de la Sagep desmienten al comité de empresa de los estibadores por las acusaciones de incumplimiento de  acuerdos y de deudas no cubiertas. Los estibadores, por su parte, amenazan con emprender medidas a partir del 15 de abril.

_____

La Sagep Las Palmas ha remitido un escrito al Comité de Empresa de los estibadores portuarios, firmado por su gerente Nicolás Lorenzo Ferrera, en el que rechaza la acusación de incumplimiento de acuerdos realizada ayer, a través de diferentes cartas remitidas a varias organizaciones empresariales y a las empresas estibadoras, por los trabajadores.


El Comité de Empresa, en un escrito dirigido ayer a las empresas de la Sagep y a diferentes organizaciones empresariales portuarias, ha manifestado el malestar generado en el colectivo de trabajadores por los "reiterados incumplimientos de los acuerdos alcanzados por parte de las empresas, incumplimientos que afectan directamente a la distribución del trabajo en la plantilla y con claros efectos en las retribuciones de los trabajadores, así como a los fondos de esta representación". En palabras del comité, a lo largo de los últimos diez años esta situación "ha propiciado que se hayan generado unas deudas a los fondos colectivos y al Plan de Pensiones que superan los 800 mil euros y deudas con la representación de los trabajadores que rondan los 300 mil euros".


El comité afirma que "con este comportamiento, se pone claramente de manifiesto el desinterés que por parte de las empresas se muestra en dar solución a todas las irregularidades, propiciando un clima de encrespamiento que ha devenido insostenible".


En su escrito los estibadores requieren a las empresas que "no más allá del 15 de abril cesen en el incumplimiento de los acuerdos alcanzados", y "realicen los pagos pendientes a los fondos de esta representación legal de los trabajadores". En caso contrario los estibadores adoptarán las medidas legales necesarias para la defensa de los intereses de los trabajadores.


Por su parte, la Sagep ha negado, en un escrito remitido hoy al comité de empresa, las acusaciones sobre imcumplimientos de acuerdos y que exista una deuda de esas proporciones a los trabajadores, mostrando su "total y absoluto desacuerdo con las afirmaciones vertidas".


Las empresas de la Sagep acusan al comité de empresas de no propiciar una negociación para "adecuar nuestras normas convencionales en el Puerto a la nueva legalidad", resaltando que quieran imponer sus criterios, aunque las empresas mantienen que "han hecho importantes concesiones".


Las empresas consideran imprescindible que los estibadores sigan la senda de sus representantes nacionales para poder adaptarse a las exigencias del proceso de reforma de la estiba y que no amenacen con "medidas legales decisiones de carácter colectivo que podrían afectar a la imagen exterior y a la productividad de un puerto como el de Las Palmas que ha perdido un 23% de tráfico de contenedores en lo que de año".


El próximo lunes habrá una reunión paritaria en la que la parte empresarial espera que todo vuelva a la normalidad, aclarándose los diferentes aspectos que puedan suscitar diferentes posiciones, y se extinga esa amenaza de "medidas legales" a las que han aludido los estibadores.


Mar de fondo

Más allá de este cruce de escritos, la realidad, según fuentes del sector con las que este medio ha podido contrastar la información es que se trata de una medida de presión del sindicato con la que pretende forzar los plazos para para obligar a transformar a la Sagep en Centro Portuario de Empleo en un momento delicado, en el que la actividad en el tráfico de contenedores a caído un 23%, con lo que ello supone de sobrecostes en las cargas laborales y sociales de la plantilla, a lo que hay que añadir la baja productividad (trabajar con lentitud, bajando los ratios de movimientos/hora) que acompaña a esta situación y que los trabajadores utilizan para compensar esta pérdida, forzando que haya que dar cabida a más manos y jornadas contratadas, pero retrasando la operativa de los buques y en algunos casos alargando su estancia.


Hay una queja generalizada de que los estibadores no han cumplio prácticamente ni uno solo de los compromisos adquiridos por el sindicato en el RDL 8/2017, y no quieren hablar de flexibilización, organización y control del trabajo, aferrándose al convenio en vigor y llevándolo a sus extremos de inflibilidad para torpedear cualquier iniciativa en este sentido. A esta situación se añade que, en palabras de una fuente bien informada, la Autoridad Portuaria de Las Palmas no se está tomando este asunto con la importancia que se merece por las repercusiones que puede tener. 


Con estas acusaciones que lanza el comité de empresa lo que se pretende es poner el foco lejos del centro del problema, sentencia nuestra fuente.

___________________

Escrito Comité de Empresa Sagep Las Palmas

Escrito contestación Sagep Las Palmas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta