​El comité organizador de la regata Mini-Transat ultima los detalles de su escala en Las Palmas de Gran Canaria

|

LPGC  Minitransat   reuniu00f3n2

_____

Un máximo de 84 veleros de tan solo 6,5 metros de eslora con un único tripulante partirán el próximo 22 de septiembre del puerto francés de La rochelle para atravesar el Atlántico rumbo a la isla de Martinica en El Caribe. 

Las Palmas de Gran Canaria, única escala que estos navegantes realicen en su larga y dura travesía oceánica, despedirá a los veleros el sábado 2 de noviembre.

_____

La regata francesa Mini-Transat que hará una escala de un mes, el próximo octubre, en Las Palmas de Gran Canaria cuenta con el apoyo de las principales instituciones que trabajan en la economía azul de la ciudad, con el objetivo de sumar esfuerzos para posicionar a la capital grancanaria como escala atlántica.


El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Comité Rochelais de Mini, principales promotores del evento en la ciudad, con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y el Cabildo de Gran Canaria, suman el apoyo y la complicidad de instituciones deportivas como la Federación de Vela Latina Canaria y el Real Club Náutico de Gran Canaria; y de los empresarios del sector agrupados en FEMEPA y el Clúster Marino Marítimo de Canarias.


El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez junto con el presidente del Comite Rochelais de Mini Transat, Bernard Bonneau, y el director técnico de la prueba, Jean Saucet, presentaron los detalles de la escala que volverá a tener como sede las instalaciones de la Federación de Vela Latina Canaria, en el Muelle Deportivo, donde precisamente se encuentran los atraques que estrenaron en 2017 estos pequeños veleros oceánicos durante la edición de ese año.


En esta reunión de trabajo participaron la responsable de Marina Las Palmas, Dácil La Cámera; el presidente de la Federación de Vela Latina Canaria, Bernardo Salom; el secretario general de Femepa, Juan Carlos Betancor; la gerente del Clúster Marino Marítimo, Elba Bueno y Víctor Henríquez, representante del Real Club Náutico de Gran canaria además de técnicos de Ciudad de Mar.


La regata está considerada una de las pruebas más apasionantes en el deporte de la vela. Un máximo de 84 veleros de tan solo 6,5 metros de eslora con un único tripulante partirán el próximo 22 de septiembre del puerto francés de La rochelle para atravesar el Atlántico rumbo a la isla de Martinica en El Caribe.


Las Palmas de Gran Canaria, única escala que estos navegantes realicen en su larga y dura travesía oceánica, despedirá a los veleros el sábado 2 de noviembre.


LPGC  Minitransat   reunión


La regata

La primera etapa, tendrá su salida frente a La Rochelle, y se espera que las primeras etapas se conviertan en una rápida travesía a lo largo del Golfo de Vizcaya hasta el Cabo Finisterre en Galicia. A partir de ahí los navegantes harán un hermoso descenso por la costa de Portugal a sotavento en dirección a la isla de Gran Canaria.


La segunda etapa, tras la parada en Las Palmas de Gran Canaria, supondrá encontrarse lo antes posible con los vientos alisios que llevarán a los skippers en largas olas hacia Martinica. En esta travesía los patrones deberán manejar los ángulos de descenso en vientos de popa y las turbonadas o ciclones tropicales. La Mini-Transat tendrá su meta en la bahía de Le Marín.


La Mini-Transat está considerada entre las pruebas oceánicas más duras y apasionantes. Su lema: Un hombre, un barco, un océano, pone a prueba las destrezas de los navegantes que se tendrán que enfrentar en solitario a las condiciones del océano, en veleros de tan solo 6,5 metros de eslora, con la única ayuda de un GPS, cartas náuticas de papel y un VHF para recibir la información meteorológica. La ayuda externa está prohibida.

​El comité organizador de la regata Mini-Transat ultima los detalles de su escala en Las Palmas de Gran Canaria

|

LPGC  Minitransat   reuniu00f3n2

_____

Un máximo de 84 veleros de tan solo 6,5 metros de eslora con un único tripulante partirán el próximo 22 de septiembre del puerto francés de La rochelle para atravesar el Atlántico rumbo a la isla de Martinica en El Caribe. 

Las Palmas de Gran Canaria, única escala que estos navegantes realicen en su larga y dura travesía oceánica, despedirá a los veleros el sábado 2 de noviembre.

_____

La regata francesa Mini-Transat que hará una escala de un mes, el próximo octubre, en Las Palmas de Gran Canaria cuenta con el apoyo de las principales instituciones que trabajan en la economía azul de la ciudad, con el objetivo de sumar esfuerzos para posicionar a la capital grancanaria como escala atlántica.


El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Comité Rochelais de Mini, principales promotores del evento en la ciudad, con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y el Cabildo de Gran Canaria, suman el apoyo y la complicidad de instituciones deportivas como la Federación de Vela Latina Canaria y el Real Club Náutico de Gran Canaria; y de los empresarios del sector agrupados en FEMEPA y el Clúster Marino Marítimo de Canarias.


El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez junto con el presidente del Comite Rochelais de Mini Transat, Bernard Bonneau, y el director técnico de la prueba, Jean Saucet, presentaron los detalles de la escala que volverá a tener como sede las instalaciones de la Federación de Vela Latina Canaria, en el Muelle Deportivo, donde precisamente se encuentran los atraques que estrenaron en 2017 estos pequeños veleros oceánicos durante la edición de ese año.


En esta reunión de trabajo participaron la responsable de Marina Las Palmas, Dácil La Cámera; el presidente de la Federación de Vela Latina Canaria, Bernardo Salom; el secretario general de Femepa, Juan Carlos Betancor; la gerente del Clúster Marino Marítimo, Elba Bueno y Víctor Henríquez, representante del Real Club Náutico de Gran canaria además de técnicos de Ciudad de Mar.


La regata está considerada una de las pruebas más apasionantes en el deporte de la vela. Un máximo de 84 veleros de tan solo 6,5 metros de eslora con un único tripulante partirán el próximo 22 de septiembre del puerto francés de La rochelle para atravesar el Atlántico rumbo a la isla de Martinica en El Caribe.


Las Palmas de Gran Canaria, única escala que estos navegantes realicen en su larga y dura travesía oceánica, despedirá a los veleros el sábado 2 de noviembre.


LPGC  Minitransat   reunión


La regata

La primera etapa, tendrá su salida frente a La Rochelle, y se espera que las primeras etapas se conviertan en una rápida travesía a lo largo del Golfo de Vizcaya hasta el Cabo Finisterre en Galicia. A partir de ahí los navegantes harán un hermoso descenso por la costa de Portugal a sotavento en dirección a la isla de Gran Canaria.


La segunda etapa, tras la parada en Las Palmas de Gran Canaria, supondrá encontrarse lo antes posible con los vientos alisios que llevarán a los skippers en largas olas hacia Martinica. En esta travesía los patrones deberán manejar los ángulos de descenso en vientos de popa y las turbonadas o ciclones tropicales. La Mini-Transat tendrá su meta en la bahía de Le Marín.


La Mini-Transat está considerada entre las pruebas oceánicas más duras y apasionantes. Su lema: Un hombre, un barco, un océano, pone a prueba las destrezas de los navegantes que se tendrán que enfrentar en solitario a las condiciones del océano, en veleros de tan solo 6,5 metros de eslora, con la única ayuda de un GPS, cartas náuticas de papel y un VHF para recibir la información meteorológica. La ayuda externa está prohibida.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

OPINIÓN

AntonioGonzalezVieitez

Por Antonio González Viéitez

Economista


Comenta
José Mayor   Oneport

Por José Mayor

Presidente de Oneport Canarias

Comenta
Sergio Galván 2019

Por Sergio Galván

Gerente de la Fundación Puertos de Las Palmas 

Comenta

Encuesta