Canarias ante el Brexit

|

Joseu0301 Mayor   Oneport

_____

La economía canaria vive con incertidumbre y preocupación la llegada de un brexit que ha mantenido en vilo al empresariado canario, y al resto de España y Europa.


Se han sucedido varios momentos críticos, el más reciente el pasado 31 de octubre cuando todo parecía abocado a una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea si el denominado “brexit duro” tenía lugar.


Da la sensación de que los empresarios y ciudadanos canarios han aprendido a vivir con la amenaza de la marcha de los británicos, aunque quizás los riesgos no sean tan elevados como en un principio se preveía.


Cierto es, que a medida que el brexit se ha ido demorando, los actores canarios –proveedores/clientes- de sectores tan vitales en la economía insular como el marítimo -portuario y turístico han ido naturalizado la situación.


Actualmente todo parece indicar que las consecuencias de la salida de los británicos de la Unión Europea no serán tan gravosas como se especuló al inicio.


Las empresas canarias que actualmente mantienen estrecho vínculo con el Reino Unido en los diferentes sectores, son firmas consolidadas que llevan muchos años operando con dicho país, mucho antes incluso de que España entrara en Europa y nuestro territorio insular perdiera las ventajas de Puerto Franco - asunto que requeriría mención aparte- .


Nadie pone en duda que al Reino Unido lo avala una amplia e histórica experiencia mercantil a lo largo y ancho de este mundo. Desde el inicio del trueque como origen de los intercambios comerciales tras la aparición de la moneda, los británicos han desarrollado con astucia la comercialización. No hay país igualable a Reino Unido en su capacidad negociadora. Cuesta imaginar que dejen de lado a Canarias por el brexit y los canarios no perderemos la asentada línea directa con los británicos.


La incorporación del artículo 299.2 en el Tratado de Ámsterdam en vigor desde 1999, confiere a Canarias el especial estatus de Región Ultraperiférica y un tratamiento diferenciado en su favor, lo que ha sido siempre apreciado por los rectores de la British Commonwealth of Nations.


La economía británica es clave y se ubica en el centro de numerosos intercambios comerciales con socios de peso internacional como Estados Unidos y China - actualmente inmersos en una guerra comercial que bien podría preocupar más que el brexit por las posibles repercusiones económicas internacionales-.


No cabe duda de que surgirían nuevas circunstancias en las transacciones Canarias-Reino Unido si finalmente se produjera el brexit, pero cualquier obstáculo podrá ser superado.


Otro asunto es el valor de la libra esterlina y su paridad frente al dólar y el euro. Desde el comienzo del brexit, la moneda británica ha sufrido un proceso de debilitamiento lo que podría jugar en contra de los intereses turísticos de Canarias. No obstante,siendo optimistas confiamos en que siguiendo la tradición, the pound volverá por sus fueros a recuperar su posicionamiento frente al euro con el que siempre ha mantenido su independencia. Ello dependerá de la exquisita maestría y arte negociador del gentleman- pero lo logrará.


Concluyendo, no debemos preocuparnos en exceso pues el Brexit no impedirá que se mantenga la histórica relación comercial existente entre Reino Unido y Canarias.


La libra esterlina recuperará su fuerza y el tráfico marítimo y los turistas seguirán presentes en el archipiélago.


Nuestro foco debe centrarse como siempre en mejorar la calidad, cuidar nuestro entorno y aumentar nuestra competitividad, entonces el negocio con Reino Unido se mantendrá.


Y como dirían nuestros socios británicos “last but not least” no olvidemos hacer todo lo posible por mejorar la conectividad aérea y marítima, ya que sin ellas no vendrá el negocio de Reino Unido -con o sin brexit- ni del resto del mundo.

Canarias ante el Brexit

|

Joseu0301 Mayor   Oneport

_____

La economía canaria vive con incertidumbre y preocupación la llegada de un brexit que ha mantenido en vilo al empresariado canario, y al resto de España y Europa.


Se han sucedido varios momentos críticos, el más reciente el pasado 31 de octubre cuando todo parecía abocado a una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea si el denominado “brexit duro” tenía lugar.


Da la sensación de que los empresarios y ciudadanos canarios han aprendido a vivir con la amenaza de la marcha de los británicos, aunque quizás los riesgos no sean tan elevados como en un principio se preveía.


Cierto es, que a medida que el brexit se ha ido demorando, los actores canarios –proveedores/clientes- de sectores tan vitales en la economía insular como el marítimo -portuario y turístico han ido naturalizado la situación.


Actualmente todo parece indicar que las consecuencias de la salida de los británicos de la Unión Europea no serán tan gravosas como se especuló al inicio.


Las empresas canarias que actualmente mantienen estrecho vínculo con el Reino Unido en los diferentes sectores, son firmas consolidadas que llevan muchos años operando con dicho país, mucho antes incluso de que España entrara en Europa y nuestro territorio insular perdiera las ventajas de Puerto Franco - asunto que requeriría mención aparte- .


Nadie pone en duda que al Reino Unido lo avala una amplia e histórica experiencia mercantil a lo largo y ancho de este mundo. Desde el inicio del trueque como origen de los intercambios comerciales tras la aparición de la moneda, los británicos han desarrollado con astucia la comercialización. No hay país igualable a Reino Unido en su capacidad negociadora. Cuesta imaginar que dejen de lado a Canarias por el brexit y los canarios no perderemos la asentada línea directa con los británicos.


La incorporación del artículo 299.2 en el Tratado de Ámsterdam en vigor desde 1999, confiere a Canarias el especial estatus de Región Ultraperiférica y un tratamiento diferenciado en su favor, lo que ha sido siempre apreciado por los rectores de la British Commonwealth of Nations.


La economía británica es clave y se ubica en el centro de numerosos intercambios comerciales con socios de peso internacional como Estados Unidos y China - actualmente inmersos en una guerra comercial que bien podría preocupar más que el brexit por las posibles repercusiones económicas internacionales-.


No cabe duda de que surgirían nuevas circunstancias en las transacciones Canarias-Reino Unido si finalmente se produjera el brexit, pero cualquier obstáculo podrá ser superado.


Otro asunto es el valor de la libra esterlina y su paridad frente al dólar y el euro. Desde el comienzo del brexit, la moneda británica ha sufrido un proceso de debilitamiento lo que podría jugar en contra de los intereses turísticos de Canarias. No obstante,siendo optimistas confiamos en que siguiendo la tradición, the pound volverá por sus fueros a recuperar su posicionamiento frente al euro con el que siempre ha mantenido su independencia. Ello dependerá de la exquisita maestría y arte negociador del gentleman- pero lo logrará.


Concluyendo, no debemos preocuparnos en exceso pues el Brexit no impedirá que se mantenga la histórica relación comercial existente entre Reino Unido y Canarias.


La libra esterlina recuperará su fuerza y el tráfico marítimo y los turistas seguirán presentes en el archipiélago.


Nuestro foco debe centrarse como siempre en mejorar la calidad, cuidar nuestro entorno y aumentar nuestra competitividad, entonces el negocio con Reino Unido se mantendrá.


Y como dirían nuestros socios británicos “last but not least” no olvidemos hacer todo lo posible por mejorar la conectividad aérea y marítima, ya que sin ellas no vendrá el negocio de Reino Unido -con o sin brexit- ni del resto del mundo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

OPINIÓN

José Mayor   Oneport

Por José Mayor

Presidente de Oneport Canarias

Comenta
Sergio Galván 2019

Por Sergio Galván

Gerente de la Fundación Puertos de Las Palmas 

Comenta
Manuel Ortega Santaella

Por Manuel Ortega 

Director gerente de Puertos Canarios


Comenta

Encuesta