Canarias anula más de 50 escalas de cruceros en sus puertos

|

Puertos de Tenerife   Cinco cruceros

_____

Los últimos cruceros arribaron a Tenerife el pasado domingo por emergencia, con la autorización de Sanidad Exterior.

_____

Los puertos gestionados por las autoridades portuarias de Las Palmas y Tenerife no podrán recibir ni atender a los más de 50 cruceros que estaba previsto que arribaran en la segunda quincena del mes de marzo.


Tras la prohibición de entrada de cruceros en los puertos españoles, dictada por el Gobierno de España el pasado día 12 de este mes, medida de carácter temporal que entró en vigor a las 00:00 horas del domingo día 15 de marzo de 2020 hasta las 23:59 horas del 26 de marzo de 2020, las autoridades portuarias comunicaban a los consignatarios de estos cruceros que no podrían arribar a los puertos que gestionaban.


El puerto de Arrecife anulaba la escala de 13 cruceros, al igual que el Puerto de Las Palmas; el Puerto de Tenerife cancelaba el atraque de los 11 cruceros previstos; el puerto de Puerto del Rosario y el Puerto de La Gomera cancelaban la llegada de cinco cruceros cada uno; y el Puerto de La Palma hacía lo propio con 4.


A partir de esa fecha, los puertos pueden recibir de manera extraordinaria a cruceros que por alguna emergencia o alguna condición necesitan su entrada en puerto, como así ha sucedido durante el domingo, con la condición de que no desembarque el pasaje, y en el caso de que se produzca éste los pasajeros no podrán volver a embarcar.


Sanidad Exterior, el organismo encargado de evaluar las solicitudes de entrada de cruceros tras la prohibición, autorizó dos operativas.


La primera excepción se produjo en la mañana del domingo, cuando el Costa Luminosa atracó para evacuar a tres pasajeros y sus acompañantes, que fueron atendidos en la Clínica Parque y en la Clínica Quirón. 


Tras la operativa, el Casta Luminosa partía esa misma tarde del domingo con destino al Puerto de Marsella.


Y la segunda se produjo, también en el Puerto de Tenerife, con el AIDAnova, para que sus pasajeros pudieran regresar a sus países de origen desde el aeropuerto, según informó Puertos de Tenerife, aprovechando que el puerto de Santa Cruz de Tenerife "es el único de Canarias en el que la nave puede suministrarse de Gas Natural Licuado" y que "actúa como puerto base para sus pasajeros".


Aunque tenía prevista su llegada a la Isla para este miércoles, el buque adelantó su llegada para poder desembarcar a sus pasajeros y que estos fueran "trasladados directamente al aeropuerto para volar a su país de origen por ser el único día en el que se garantiza la suficiente capacidad aérea".


El AIDAnova es un crucero de 337 metros de eslora, con capacidad para 6.600 pasajeros y 1.650.


Aunque nadie se atrave a hacer cálculos del perjuicio económico de estas 50 cancelaciones, fuentes del sector calculan un quebrando de 60 millones de euros, no solo para los puertos y sus operadores, sino para las ciudades que dejarán de recibir decenas de miles de visitantes.


No todo es negativo, con estos cruceros estaba prácticamente finalizando la temporada, por lo cual, el daño que se causará al sector de cruceros en Canarias no irá mucho más allá.


Por otro lado, los puertos de Canarias ya se han ofrecido a las compañías para atracar aquellos cruceros que paren su actividad por esta crísis del coronavirus a nivel mundial, hasta que vuelvan a estar operativos. De producirse, estarán sin pasaje y con una pequeña tripulación para su mantenimiento.

Canarias anula más de 50 escalas de cruceros en sus puertos

|

Puertos de Tenerife   Cinco cruceros

_____

Los últimos cruceros arribaron a Tenerife el pasado domingo por emergencia, con la autorización de Sanidad Exterior.

_____

Los puertos gestionados por las autoridades portuarias de Las Palmas y Tenerife no podrán recibir ni atender a los más de 50 cruceros que estaba previsto que arribaran en la segunda quincena del mes de marzo.


Tras la prohibición de entrada de cruceros en los puertos españoles, dictada por el Gobierno de España el pasado día 12 de este mes, medida de carácter temporal que entró en vigor a las 00:00 horas del domingo día 15 de marzo de 2020 hasta las 23:59 horas del 26 de marzo de 2020, las autoridades portuarias comunicaban a los consignatarios de estos cruceros que no podrían arribar a los puertos que gestionaban.


El puerto de Arrecife anulaba la escala de 13 cruceros, al igual que el Puerto de Las Palmas; el Puerto de Tenerife cancelaba el atraque de los 11 cruceros previstos; el puerto de Puerto del Rosario y el Puerto de La Gomera cancelaban la llegada de cinco cruceros cada uno; y el Puerto de La Palma hacía lo propio con 4.


A partir de esa fecha, los puertos pueden recibir de manera extraordinaria a cruceros que por alguna emergencia o alguna condición necesitan su entrada en puerto, como así ha sucedido durante el domingo, con la condición de que no desembarque el pasaje, y en el caso de que se produzca éste los pasajeros no podrán volver a embarcar.


Sanidad Exterior, el organismo encargado de evaluar las solicitudes de entrada de cruceros tras la prohibición, autorizó dos operativas.


La primera excepción se produjo en la mañana del domingo, cuando el Costa Luminosa atracó para evacuar a tres pasajeros y sus acompañantes, que fueron atendidos en la Clínica Parque y en la Clínica Quirón. 


Tras la operativa, el Casta Luminosa partía esa misma tarde del domingo con destino al Puerto de Marsella.


Y la segunda se produjo, también en el Puerto de Tenerife, con el AIDAnova, para que sus pasajeros pudieran regresar a sus países de origen desde el aeropuerto, según informó Puertos de Tenerife, aprovechando que el puerto de Santa Cruz de Tenerife "es el único de Canarias en el que la nave puede suministrarse de Gas Natural Licuado" y que "actúa como puerto base para sus pasajeros".


Aunque tenía prevista su llegada a la Isla para este miércoles, el buque adelantó su llegada para poder desembarcar a sus pasajeros y que estos fueran "trasladados directamente al aeropuerto para volar a su país de origen por ser el único día en el que se garantiza la suficiente capacidad aérea".


El AIDAnova es un crucero de 337 metros de eslora, con capacidad para 6.600 pasajeros y 1.650.


Aunque nadie se atrave a hacer cálculos del perjuicio económico de estas 50 cancelaciones, fuentes del sector calculan un quebrando de 60 millones de euros, no solo para los puertos y sus operadores, sino para las ciudades que dejarán de recibir decenas de miles de visitantes.


No todo es negativo, con estos cruceros estaba prácticamente finalizando la temporada, por lo cual, el daño que se causará al sector de cruceros en Canarias no irá mucho más allá.


Por otro lado, los puertos de Canarias ya se han ofrecido a las compañías para atracar aquellos cruceros que paren su actividad por esta crísis del coronavirus a nivel mundial, hasta que vuelvan a estar operativos. De producirse, estarán sin pasaje y con una pequeña tripulación para su mantenimiento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

29020

By Guanche Silva

Comenta
José Rafael Díaz   nov2020

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Imgen3

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta