Los organismos de la ONU piden que se tomen medidas urgentes sobre los cambios de tripulación

|

SriLankaInsidePicMay26

_____

A partir de mediados de junio de 2020, unos 150 000 marinos al mes necesitarán vuelos internacionales para garantizar que se pueda realizar el cambio de tripulación. La mitad de estos marinos deben ser repatriados a casa por avión, la otra mitad se unirá a los buques.

_____

Los responsables de las organizaciones marítimas, laborales y aeronáuticas de las Naciones Unidas han hecho un llamamiento para que se adopten medidas urgentes en relación con los cambios de tripulación y la designación de trabajadores clave, a fin de que los trabajadores marítimos y aéreos puedan ser relevados y repatriados de manera segura durante la pandemia de COVID-19.  


En una declaración conjunta, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) expusieron que a partir de mediados de junio de 2020, unos 150.000 marinos al mes necesitarán vuelos internacionales para garantizar que se pueda realizar el cambio de tripulación. La mitad de estos marinos deben ser repatriados a casa por avión, la otra mitad se unirá a los buques.  


Debido a las restricciones de COVID-19, un gran número de marinos, así como las tripulaciones de los buques pesqueros, han tenido que prolongar su servicio a bordo de los buques después de muchos meses en el mar, sin poder ser reemplazados o repatriados después de largos períodos de servicio. Esto se considera insostenible, tanto para la seguridad y el bienestar de la gente de mar como para el funcionamiento seguro del comercio marítimo.


Por motivos humanitarios – y la necesidad de cumplir con las normas internacionales sobre seguridad y empleo – los cambios de tripulaciones no pueden posponerse indefinidamente. "Buscamos el apoyo de los Gobiernos para facilitar los cambios de tripulación, las operaciones esenciales para mantener las cadenas mundiales de suministro de carga y las operaciones relacionadas con la ayuda humanitaria, los vuelos médicos y de socorro".


Durante la pandemia sin precedentes de COVID-19, los viajes se están reduciendo para prevenir la propagación de la enfermedad. Algunos puertos y aeropuertos permanecen cerrados debido a las restricciones de viaje, se deniega la entrada a buques y aviones y/o se han introducido medidas restrictivas para las personas extranjeras que viajan desde o hacia el país.  Como resultado, los marinos de todo el mundo quedan varados a bordo de los buques, sin poder ser repatriados a sus hogares o reemplazados por las tripulaciones de relevo.


Las tres organizaciones instan a que se designen como "trabajadores clave", independientemente de su nacionalidad, a la gente de mar, el personal marítimo, el personal de los buques pesqueros, el personal del sector de la energía en alta mar, el personal de la aviación, el personal de la cadena de suministro de la carga aérea y el personal de los proveedores de servicios en los aeropuertos y puertos. Se insta a los gobiernos a que eximan a ese personal de las restricciones de viaje, a que garanticen su acceso a un tratamiento médico de urgencia y, de ser necesario, a que faciliten la repatriación de emergencia. 


En la declaración conjunta se dice que los Gobiernos y las autoridades nacionales y locales pertinentes deberían aplicar las orientaciones ya acordadas, publicadas por la OACI, la OMI, la OIT y la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso en lo que respecta a la designación de los trabajadores clave. Esto incluye permitir a la gente de mar profesional y al personal marítimo desembarcar de los buques en los puertos y transitar por su territorio (es decir, hacía un aeropuerto) a efectos del cambio de tripulación y la repatriación, así como la aplicación de los protocolos de aprobación y examen apropiados. 


A principios de este mes, el Secretario General de la OMI, Kitack Lim, aprobó una serie de protocolos elaborados por una amplia muestra representativa de asociaciones mundiales del sector marítimo para garantizar que los cambios de la tripulación de los buques puedan tener lugar de forma segura durante la pandemia de COVID-19.


Alrededor del 80 por ciento del comercio mundial se desplaza mediante el transporte marítimo, que es parte vital de la economía mundial, y depende de los 2 millones de marinos y personal marino del mundo que operan los buques mercantes a escala mundial. 


El transporte aéreo transportó alrededor de 4.500 millones de pasajeros en 2019, según las cifras preliminares de la OACI, mientras que la carga aérea representa el 35% del valor de las mercancías enviadas en todos los modos combinados. El número total de profesionales de la aviación con licencia, que incluye a pilotos, controladores de tráfico aéreo y técnicos de mantenimiento con licencia, era de 887 000 en 2019, según las estadísticas y previsiones del personal de la OACI.


Declaración conjunta de la OACI, la OMI y la OIT

La declaración conjunta fue firmada por Fang Liu, Secretario General de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI); Kitack Lim, Secretario General de la OMI y Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 


Puede descargarse aquí (próximamente disponible en español): CL.4204/Add.18 A Joint Statement on designation of seafarers, marine personnel, fishing vessel personnel, offshore energy sector personnel, aviation personnel, air cargo supply chain personnel, and service provider personnel at airports and ports as key workers, and on facilitation of crew changes in ports and airports in the context of the COVID-19 pandemic.

Los organismos de la ONU piden que se tomen medidas urgentes sobre los cambios de tripulación

|

SriLankaInsidePicMay26

_____

A partir de mediados de junio de 2020, unos 150 000 marinos al mes necesitarán vuelos internacionales para garantizar que se pueda realizar el cambio de tripulación. La mitad de estos marinos deben ser repatriados a casa por avión, la otra mitad se unirá a los buques.

_____

Los responsables de las organizaciones marítimas, laborales y aeronáuticas de las Naciones Unidas han hecho un llamamiento para que se adopten medidas urgentes en relación con los cambios de tripulación y la designación de trabajadores clave, a fin de que los trabajadores marítimos y aéreos puedan ser relevados y repatriados de manera segura durante la pandemia de COVID-19.  


En una declaración conjunta, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) expusieron que a partir de mediados de junio de 2020, unos 150.000 marinos al mes necesitarán vuelos internacionales para garantizar que se pueda realizar el cambio de tripulación. La mitad de estos marinos deben ser repatriados a casa por avión, la otra mitad se unirá a los buques.  


Debido a las restricciones de COVID-19, un gran número de marinos, así como las tripulaciones de los buques pesqueros, han tenido que prolongar su servicio a bordo de los buques después de muchos meses en el mar, sin poder ser reemplazados o repatriados después de largos períodos de servicio. Esto se considera insostenible, tanto para la seguridad y el bienestar de la gente de mar como para el funcionamiento seguro del comercio marítimo.


Por motivos humanitarios – y la necesidad de cumplir con las normas internacionales sobre seguridad y empleo – los cambios de tripulaciones no pueden posponerse indefinidamente. "Buscamos el apoyo de los Gobiernos para facilitar los cambios de tripulación, las operaciones esenciales para mantener las cadenas mundiales de suministro de carga y las operaciones relacionadas con la ayuda humanitaria, los vuelos médicos y de socorro".


Durante la pandemia sin precedentes de COVID-19, los viajes se están reduciendo para prevenir la propagación de la enfermedad. Algunos puertos y aeropuertos permanecen cerrados debido a las restricciones de viaje, se deniega la entrada a buques y aviones y/o se han introducido medidas restrictivas para las personas extranjeras que viajan desde o hacia el país.  Como resultado, los marinos de todo el mundo quedan varados a bordo de los buques, sin poder ser repatriados a sus hogares o reemplazados por las tripulaciones de relevo.


Las tres organizaciones instan a que se designen como "trabajadores clave", independientemente de su nacionalidad, a la gente de mar, el personal marítimo, el personal de los buques pesqueros, el personal del sector de la energía en alta mar, el personal de la aviación, el personal de la cadena de suministro de la carga aérea y el personal de los proveedores de servicios en los aeropuertos y puertos. Se insta a los gobiernos a que eximan a ese personal de las restricciones de viaje, a que garanticen su acceso a un tratamiento médico de urgencia y, de ser necesario, a que faciliten la repatriación de emergencia. 


En la declaración conjunta se dice que los Gobiernos y las autoridades nacionales y locales pertinentes deberían aplicar las orientaciones ya acordadas, publicadas por la OACI, la OMI, la OIT y la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso en lo que respecta a la designación de los trabajadores clave. Esto incluye permitir a la gente de mar profesional y al personal marítimo desembarcar de los buques en los puertos y transitar por su territorio (es decir, hacía un aeropuerto) a efectos del cambio de tripulación y la repatriación, así como la aplicación de los protocolos de aprobación y examen apropiados. 


A principios de este mes, el Secretario General de la OMI, Kitack Lim, aprobó una serie de protocolos elaborados por una amplia muestra representativa de asociaciones mundiales del sector marítimo para garantizar que los cambios de la tripulación de los buques puedan tener lugar de forma segura durante la pandemia de COVID-19.


Alrededor del 80 por ciento del comercio mundial se desplaza mediante el transporte marítimo, que es parte vital de la economía mundial, y depende de los 2 millones de marinos y personal marino del mundo que operan los buques mercantes a escala mundial. 


El transporte aéreo transportó alrededor de 4.500 millones de pasajeros en 2019, según las cifras preliminares de la OACI, mientras que la carga aérea representa el 35% del valor de las mercancías enviadas en todos los modos combinados. El número total de profesionales de la aviación con licencia, que incluye a pilotos, controladores de tráfico aéreo y técnicos de mantenimiento con licencia, era de 887 000 en 2019, según las estadísticas y previsiones del personal de la OACI.


Declaración conjunta de la OACI, la OMI y la OIT

La declaración conjunta fue firmada por Fang Liu, Secretario General de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI); Kitack Lim, Secretario General de la OMI y Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 


Puede descargarse aquí (próximamente disponible en español): CL.4204/Add.18 A Joint Statement on designation of seafarers, marine personnel, fishing vessel personnel, offshore energy sector personnel, aviation personnel, air cargo supply chain personnel, and service provider personnel at airports and ports as key workers, and on facilitation of crew changes in ports and airports in the context of the COVID-19 pandemic.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
SixphereLogisticaportuaria

Por Jesús María Jurado

Co Fundador de Sixphere | COO Operaciones & Innovación

Comenta
Jose Rafael Diaz Hernandez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
JuanAntonioEsteban

By Juan Antonio Esteban

Director de RRHH de ALSA y miembro del Think Tank Movilidad de la Fundación Corell


Comenta

Encuesta