Los puertos de titularidad estatal presentes en la nueva Propuesta de Ley de cambio climático y transición energética

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

La propuesta de Ley de Cambio Climático y Transición Energética elevada a las Cortes para su aprobación, menciona de manera especifica en su articulado a los puertos de interés general.


“El Gobierno adoptará medidas para la reducción paulatina de las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles de los buques, embarcaciones, artefactos navales y plataformas físicas cuando estén amarrados o fondeados en los puertos, con un objetivo de cero emisiones directas de éstos, en los puertos de competencia del Estado para el año 2050.”


De esta manera se alinea con los objetivos ya marcados por la UE en esta materia y con la meta de la descarbonización total, también en el ámbito portuario. Un reto importante considerando el mercado de los combustibles marinos y la tipología de la flota que opera en las instalaciones nacionales.


Importantes cambios que deben estar sincronizados con los plazos necesarios para el desarrollo de nuevas tecnologías, pruebas e implantación. Dependerá asimismo de la tipología del buque, tipo de carga, rutas, antigüedad, factores de rentabilidad y amortización, probablemente el sector precisará apoyo gubernamental para llevar a cabo y en los plazos fijados, estos cambios en sus respectivas flotas.


Las medidas sobre descarbonización afectaran a las cadenas logísticas de transporte en su conjunto y no solo a los puertos, debiendo ser sostenibles desde su origen hasta su destino, según consta en el borrador del proyecto de Ley. Con ello se persigue una mejoría en la calidad del aire, la eficiencia energética, la contratación de energías limpias en los puertos y el uso de combustibles libres de emisiones en los barcos atracados en puerto.


El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, a través de Puertos del Estado y de las Autoridades Portuarias, incentivará económicamente la utilización de combustibles limpios, el desarrollo de accesos ferroviarios a los puertos, el impulso de las autopistas del mar y el uso de energías limpias en las concesiones administrativas del dominio público portuario.


Conjuntamente con la Unión Europea, impulsará el desarrollo y creación de nuevas autopistas del mar, fomentando líneas RO-RO, todo ello con ayudas oficiales debidamente coordinadas con las autoridades europeas.


Son medidas importantes. Algunas de ellas con precedentes afianzados en algunas Autoridades Portuarias del sistema estatal. Por lo que de aprobarse el texto en estos términos, supondrá un impulso significativo a proyectos estratégicos con cierto grado de madurez, sobre todo en lo que se refiere a las autopistas del mar, y a la definitiva implantación o modernización de los accesos ferroviarios a los puertos. Se fija el rumbo hacia una eficiencia, sostenibilidad y descarbonización de las cadenas logísticas en su integridad. 


Pero sin duda, uno de los grandes retos será el del cambio de combustible y readaptación de los medios de transporte, para lograr una descarbonización completa por parte de las navieras, no porque no sea técnicamente posible, sino porque estos procesos implican tiempos e inversiones importantes por parte del sector privado. 


A modo de ejemplo, la implantación del GNL por parte de las compañías ha requerido años de maduración de los proyectos, pruebas, costosos cambios o “cirugías” de los buques en astillero, para adaptar los barcos a esta tecnología. Y tras algunos años de adaptación, las estadísticas certifican por fin, un incremento en el pedido de navíos propulsados por este tipo de combustible. El espíritu de la ley es sin duda positivo, pero para llegar a buen puerto y obtener el éxito debemos tener muy en cuenta los periodos de implantación y las inversiones que requieren. Seguiremos con interés la aprobación del texto en el Congreso y los posibles cambios que puedan darse en el mismo.


No lleguemos tarde al futuro.

Los puertos de titularidad estatal presentes en la nueva Propuesta de Ley de cambio climático y transición energética

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

La propuesta de Ley de Cambio Climático y Transición Energética elevada a las Cortes para su aprobación, menciona de manera especifica en su articulado a los puertos de interés general.


“El Gobierno adoptará medidas para la reducción paulatina de las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles de los buques, embarcaciones, artefactos navales y plataformas físicas cuando estén amarrados o fondeados en los puertos, con un objetivo de cero emisiones directas de éstos, en los puertos de competencia del Estado para el año 2050.”


De esta manera se alinea con los objetivos ya marcados por la UE en esta materia y con la meta de la descarbonización total, también en el ámbito portuario. Un reto importante considerando el mercado de los combustibles marinos y la tipología de la flota que opera en las instalaciones nacionales.


Importantes cambios que deben estar sincronizados con los plazos necesarios para el desarrollo de nuevas tecnologías, pruebas e implantación. Dependerá asimismo de la tipología del buque, tipo de carga, rutas, antigüedad, factores de rentabilidad y amortización, probablemente el sector precisará apoyo gubernamental para llevar a cabo y en los plazos fijados, estos cambios en sus respectivas flotas.


Las medidas sobre descarbonización afectaran a las cadenas logísticas de transporte en su conjunto y no solo a los puertos, debiendo ser sostenibles desde su origen hasta su destino, según consta en el borrador del proyecto de Ley. Con ello se persigue una mejoría en la calidad del aire, la eficiencia energética, la contratación de energías limpias en los puertos y el uso de combustibles libres de emisiones en los barcos atracados en puerto.


El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, a través de Puertos del Estado y de las Autoridades Portuarias, incentivará económicamente la utilización de combustibles limpios, el desarrollo de accesos ferroviarios a los puertos, el impulso de las autopistas del mar y el uso de energías limpias en las concesiones administrativas del dominio público portuario.


Conjuntamente con la Unión Europea, impulsará el desarrollo y creación de nuevas autopistas del mar, fomentando líneas RO-RO, todo ello con ayudas oficiales debidamente coordinadas con las autoridades europeas.


Son medidas importantes. Algunas de ellas con precedentes afianzados en algunas Autoridades Portuarias del sistema estatal. Por lo que de aprobarse el texto en estos términos, supondrá un impulso significativo a proyectos estratégicos con cierto grado de madurez, sobre todo en lo que se refiere a las autopistas del mar, y a la definitiva implantación o modernización de los accesos ferroviarios a los puertos. Se fija el rumbo hacia una eficiencia, sostenibilidad y descarbonización de las cadenas logísticas en su integridad. 


Pero sin duda, uno de los grandes retos será el del cambio de combustible y readaptación de los medios de transporte, para lograr una descarbonización completa por parte de las navieras, no porque no sea técnicamente posible, sino porque estos procesos implican tiempos e inversiones importantes por parte del sector privado. 


A modo de ejemplo, la implantación del GNL por parte de las compañías ha requerido años de maduración de los proyectos, pruebas, costosos cambios o “cirugías” de los buques en astillero, para adaptar los barcos a esta tecnología. Y tras algunos años de adaptación, las estadísticas certifican por fin, un incremento en el pedido de navíos propulsados por este tipo de combustible. El espíritu de la ley es sin duda positivo, pero para llegar a buen puerto y obtener el éxito debemos tener muy en cuenta los periodos de implantación y las inversiones que requieren. Seguiremos con interés la aprobación del texto en el Congreso y los posibles cambios que puedan darse en el mismo.


No lleguemos tarde al futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Hidrogeno

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Mediafile944camion 2

By Juan Antonio Esteban

Director de RRHH de ALSA y miembro del Think Tank Movilidad de la Fundación Corell

Comenta
Canal de suez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta