El Registro Especial de Canarias (REBECA): No lleguemos tarde al futuro

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

El 30 de noviembre de 2017 se celebró en Tenerife una jornada en la Sede de la Presidencia del Gobierno, organizada por el Gobierno de Canarias y la Zona Especial Canaria (ZEC), a la que asistieron representantes de ANAVE y la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE DERECHO MARÍTIMO, entre otros representantes del sector marítimo-portuario.


En dicha jornada con participación de alto nivel, se realizó un análisis del recorrido del Registro Especial de Buques de Canarias desde su origen hasta la actualidad, y lo mas importante, se expusieron de manera proactiva por parte de juristas maritimistas y asistentes, los cambios a los que se debe someter esta herramienta, para equipararse y competir con otros registros de países terceros, que lideran el censo de buques a nivel mundial.


Lo que quedó meridianamente claro en las jornadas, era la gran oportunidad que suponía el Registro Especial de Buques para Canarias. Circunstancia que aglutinó el consenso de todos los asistentes y cargos públicos presentes. Se precisa una actualización de la legislación y régimen regulador del REBECA, para poder estar a la altura de otros registros como los de Madeira, Chipre y Malta.


En ocasiones por desconocimiento, o por la alta especialización que requiere en ocasiones la comprensión del entorno marítimo, no se alcanza a valorar en su justa medida las herramientas que esta industria pone a nuestra disposición para contribuir al desarrollo económico de una región como la canaria. El REBECA es un buen ejemplo. No es el caso de la ZEC, que siempre ha sabido valorar en su justa medida las bondades del registro. Con las debidas modificaciones, recientemente propuestas por parte de ANAVE, la ASOCIACIÓN DE NAVIEROS ESPAÑOLES, se podría disponer de una herramienta generadora de empleo y de inversiones en Canarias gracias a una atractiva fiscalidad y atraer nuevos buques y navieras al registro.


Durante la presente pandemia, ha sido precisamente el sector naviero junto al logístico, los que han que han mantenido los transportes y garantizado el abastecimiento. La situación nos ha servido para reafirmar la enorme importancia de este sector y como buques y sus tripulaciones seguían al pie del cañón trabajando sin descanso, a pesar de la difícil situación.


En la actualidad solo la mitad de la flota española esta bajo bandera de pabellón español y esa circunstancia es reversible si los organismos públicos afrontan con diligencia las medidas necesarias, para mejorar las condiciones del Registro Especial. El recuperar la inscripción de buques en este registro, generaría un incremento de empleos directos e indirectos, así como la presencia física de navieras y sus representantes en las islas. Sin duda, la compensación por afrontar estas reformas, justifica una acción rápida y decidida de quienes ostentan las competencias para ello. Sin olvidar las sinergias que de manera transversal se producirían para la actividad industrial de los puertos canarios, en momentos de máxima competencia con otras infraestructura de nuestro entorno. La unanimidad de opiniones a este respecto en el sector, allanan el camino para contribuir al crecimiento y desarrollo de la economía azul, de la que tanto se ha hablado en Canarias en reuniones y webinars durante y después del confinamiento.


En momentos difíciles como los que vivimos, se precisa de la máxima proactividad y agilidad. Si en el entorno privado son las empresas abiertas a los cambios rápidos las que saldrán adelante, no será muy diferente para el sector público. Un cambio de mentalidad es necesario para la gestión de lo público. De la agilidad para la gestión y adaptación de asuntos como el REBECA, dependerá la obtención y creación de oportunidades para la sociedad. Estamos ante el mejor momento para dotar al Registro Especial de Buques de Canarias de la máxima eficacia.


No lleguemos tarde al futuro. 

El Registro Especial de Canarias (REBECA): No lleguemos tarde al futuro

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

El 30 de noviembre de 2017 se celebró en Tenerife una jornada en la Sede de la Presidencia del Gobierno, organizada por el Gobierno de Canarias y la Zona Especial Canaria (ZEC), a la que asistieron representantes de ANAVE y la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE DERECHO MARÍTIMO, entre otros representantes del sector marítimo-portuario.


En dicha jornada con participación de alto nivel, se realizó un análisis del recorrido del Registro Especial de Buques de Canarias desde su origen hasta la actualidad, y lo mas importante, se expusieron de manera proactiva por parte de juristas maritimistas y asistentes, los cambios a los que se debe someter esta herramienta, para equipararse y competir con otros registros de países terceros, que lideran el censo de buques a nivel mundial.


Lo que quedó meridianamente claro en las jornadas, era la gran oportunidad que suponía el Registro Especial de Buques para Canarias. Circunstancia que aglutinó el consenso de todos los asistentes y cargos públicos presentes. Se precisa una actualización de la legislación y régimen regulador del REBECA, para poder estar a la altura de otros registros como los de Madeira, Chipre y Malta.


En ocasiones por desconocimiento, o por la alta especialización que requiere en ocasiones la comprensión del entorno marítimo, no se alcanza a valorar en su justa medida las herramientas que esta industria pone a nuestra disposición para contribuir al desarrollo económico de una región como la canaria. El REBECA es un buen ejemplo. No es el caso de la ZEC, que siempre ha sabido valorar en su justa medida las bondades del registro. Con las debidas modificaciones, recientemente propuestas por parte de ANAVE, la ASOCIACIÓN DE NAVIEROS ESPAÑOLES, se podría disponer de una herramienta generadora de empleo y de inversiones en Canarias gracias a una atractiva fiscalidad y atraer nuevos buques y navieras al registro.


Durante la presente pandemia, ha sido precisamente el sector naviero junto al logístico, los que han que han mantenido los transportes y garantizado el abastecimiento. La situación nos ha servido para reafirmar la enorme importancia de este sector y como buques y sus tripulaciones seguían al pie del cañón trabajando sin descanso, a pesar de la difícil situación.


En la actualidad solo la mitad de la flota española esta bajo bandera de pabellón español y esa circunstancia es reversible si los organismos públicos afrontan con diligencia las medidas necesarias, para mejorar las condiciones del Registro Especial. El recuperar la inscripción de buques en este registro, generaría un incremento de empleos directos e indirectos, así como la presencia física de navieras y sus representantes en las islas. Sin duda, la compensación por afrontar estas reformas, justifica una acción rápida y decidida de quienes ostentan las competencias para ello. Sin olvidar las sinergias que de manera transversal se producirían para la actividad industrial de los puertos canarios, en momentos de máxima competencia con otras infraestructura de nuestro entorno. La unanimidad de opiniones a este respecto en el sector, allanan el camino para contribuir al crecimiento y desarrollo de la economía azul, de la que tanto se ha hablado en Canarias en reuniones y webinars durante y después del confinamiento.


En momentos difíciles como los que vivimos, se precisa de la máxima proactividad y agilidad. Si en el entorno privado son las empresas abiertas a los cambios rápidos las que saldrán adelante, no será muy diferente para el sector público. Un cambio de mentalidad es necesario para la gestión de lo público. De la agilidad para la gestión y adaptación de asuntos como el REBECA, dependerá la obtención y creación de oportunidades para la sociedad. Estamos ante el mejor momento para dotar al Registro Especial de Buques de Canarias de la máxima eficacia.


No lleguemos tarde al futuro. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Mediafile944camion 2

By Juan Antonio Esteban

Director de RRHH de ALSA y miembro del Think Tank Movilidad de la Fundación Corell

Comenta
Canal de suez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
0jmpj

By José María Pedrosa Jamar

Director Marine&Logistics Norte, Aon

Comenta

Encuesta