Establishment

|

AntonioRB_____

Me parece excesivo que en la defensa de una posición se utilice como argumento la mala praxis de los otros, rozando la desacreditación y el insulto.

_____

Parece obvio que el nuevo organigrama de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, presentado en el último consejo de administración del ente, y aprobado por unanimidad, ha abierto un debate que refleja el cambio de ciclo que se está produciendo en Puertos de Las Palmas, y que probablemente termine expandiéndose a muchos puertos españoles que aún no ha recorrido ese camino.


El organigrama diseñado dota de más peso al área económica y ha abierto el camino al relevo de los jefes de área y departamento cercanos a la jubilación, en aras de una mayor funcionalidad.


Hasta aquí todo parece seguir una iniciativa racional que pretende, en palabras de un dirigente empresarial, "modernizar las estructuras y orientarse claramente al servicio de los usuarios del Puerto, como debería haber sido siempre". 


Esta iniciativa viene antecedida por el nombramiento como director de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Francisco Trujillo, un economista proviniente de la segunda línea de mando de la casa y que algunos círculos internos veían como alguien fácil de llevar de la mano, aunque de momento no ha sido así, antes al contrario. Este nombramiento está avalado por la mencionada Ley de Puertos, que acaba con la norma no escrita de tener que nombrar para ese cargo a un ingeniero de caminos. 


Entre las funciones del director, define la mencionada Ley, está la "Dirección y gestión ordinaria de la entidad y de sus servicios y elaboración de la propuesta de la estructura orgánica de la entidad".


No soy yo quien tenga que defender o criticar las características del nuevo organigrama aprobado recientemente en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas por unanimidad, pero sí me puedo permitir la licencia de cuestionar los modos en que se arremete con él, acusando a sus promotores de cargarse una estructura que era la idónea para el buen funcionamiento del ente portuario.


Dicho esto, y dejando claro que cualquier colectivo o cualquier persona está en su derecho de manifestar su opinión, me parece excesivo que en la defensa de una posición se utilice como argumento la mala práxis de los otros, rozando la desacreditación y el insulto. 


Una reflexión sí que merece la pena hacer. En los últimos 9 años, en los que ha estado presidiendo este puerto Luis Ibarra, ninguno de los proyectos importantes que se han ideado, propuesto y llevado a cabo han partido de la propia casa, y de su cúpula directiva, ni siquiera han sido a raiz de su gestión. Hablamos del la nueva terminal de Naviera Armas, de la reordenación del sector de las reparaciones navales, el Acuario Poema del Mar, la pasarela que conecta el Puerto con la ciuedad, el proyecto de reparación náutica de magayates, o el de la descarga de pesca fresca que está negociándose en estos días. En todos ellos ha sido la presidencia la que se ha implicado en su impulso y consecución. 


No podemos olvidar que la Ley de Puertos aprobada en 2011 establece entre las funciones de las autoridades portuarias la del fomento de las actividades industriales y comerciales relacionadas con el tráfico marítimo o portuario.


Esta falta de iniciativa del establishment para captar nuevos negocios o tráficos, reclamada una y otra vez por los sectores empresariales, también es algo que este organigrama pretende corregir, y que algún dirigente empresarial ha expresado así: "Nunca ha habido una gestión tan orientada al servicio de los usuarios del puerto y un presidente que aún en esta época de crisis haya mantenido la normalidad y actividad en la gestión, y además entiendo que hay que darle una oportunidad a esta nueva estructura y al nuevo director, que me consta que está trabajando mucho y bien".


El tiempo dará la razón a unos u otros. De momento esta iniciativa cuenta con el respado unánime del Consejo de Administración y de sector empresarial que reclamaba por activa y por pasiva un cambio de rumbo.

Establishment

|

AntonioRB_____

Me parece excesivo que en la defensa de una posición se utilice como argumento la mala praxis de los otros, rozando la desacreditación y el insulto.

_____

Parece obvio que el nuevo organigrama de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, presentado en el último consejo de administración del ente, y aprobado por unanimidad, ha abierto un debate que refleja el cambio de ciclo que se está produciendo en Puertos de Las Palmas, y que probablemente termine expandiéndose a muchos puertos españoles que aún no ha recorrido ese camino.


El organigrama diseñado dota de más peso al área económica y ha abierto el camino al relevo de los jefes de área y departamento cercanos a la jubilación, en aras de una mayor funcionalidad.


Hasta aquí todo parece seguir una iniciativa racional que pretende, en palabras de un dirigente empresarial, "modernizar las estructuras y orientarse claramente al servicio de los usuarios del Puerto, como debería haber sido siempre". 


Esta iniciativa viene antecedida por el nombramiento como director de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Francisco Trujillo, un economista proviniente de la segunda línea de mando de la casa y que algunos círculos internos veían como alguien fácil de llevar de la mano, aunque de momento no ha sido así, antes al contrario. Este nombramiento está avalado por la mencionada Ley de Puertos, que acaba con la norma no escrita de tener que nombrar para ese cargo a un ingeniero de caminos. 


Entre las funciones del director, define la mencionada Ley, está la "Dirección y gestión ordinaria de la entidad y de sus servicios y elaboración de la propuesta de la estructura orgánica de la entidad".


No soy yo quien tenga que defender o criticar las características del nuevo organigrama aprobado recientemente en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas por unanimidad, pero sí me puedo permitir la licencia de cuestionar los modos en que se arremete con él, acusando a sus promotores de cargarse una estructura que era la idónea para el buen funcionamiento del ente portuario.


Dicho esto, y dejando claro que cualquier colectivo o cualquier persona está en su derecho de manifestar su opinión, me parece excesivo que en la defensa de una posición se utilice como argumento la mala práxis de los otros, rozando la desacreditación y el insulto. 


Una reflexión sí que merece la pena hacer. En los últimos 9 años, en los que ha estado presidiendo este puerto Luis Ibarra, ninguno de los proyectos importantes que se han ideado, propuesto y llevado a cabo han partido de la propia casa, y de su cúpula directiva, ni siquiera han sido a raiz de su gestión. Hablamos del la nueva terminal de Naviera Armas, de la reordenación del sector de las reparaciones navales, el Acuario Poema del Mar, la pasarela que conecta el Puerto con la ciuedad, el proyecto de reparación náutica de magayates, o el de la descarga de pesca fresca que está negociándose en estos días. En todos ellos ha sido la presidencia la que se ha implicado en su impulso y consecución. 


No podemos olvidar que la Ley de Puertos aprobada en 2011 establece entre las funciones de las autoridades portuarias la del fomento de las actividades industriales y comerciales relacionadas con el tráfico marítimo o portuario.


Esta falta de iniciativa del establishment para captar nuevos negocios o tráficos, reclamada una y otra vez por los sectores empresariales, también es algo que este organigrama pretende corregir, y que algún dirigente empresarial ha expresado así: "Nunca ha habido una gestión tan orientada al servicio de los usuarios del puerto y un presidente que aún en esta época de crisis haya mantenido la normalidad y actividad en la gestión, y además entiendo que hay que darle una oportunidad a esta nueva estructura y al nuevo director, que me consta que está trabajando mucho y bien".


El tiempo dará la razón a unos u otros. De momento esta iniciativa cuenta con el respado unánime del Consejo de Administración y de sector empresarial que reclamaba por activa y por pasiva un cambio de rumbo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Portacontenedores polo

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Hidrogeno

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Mediafile944camion 2

By Juan Antonio Esteban

Director de RRHH de ALSA y miembro del Think Tank Movilidad de la Fundación Corell

Comenta
Canal de suez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta