Europa y Puertos del Estado comparten estrategia

|

Puerto de Bilbao   aerogeneradores 9

_____

En el discurso del Estado de la Unión pronunciado esta semana por la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, bajo el marco de una situación extremadamente compleja debido a la pandemia, situación económica, las tensiones geopolíticas en el Mediterráneo oriental, el problema migratorio, el Brexit, se le une la incertidumbre de las próximas elecciones presidenciales en EE.UU.


Coincide von der Leyen con la presidencia de turno del Consejo Europeo en manos de Angela Merkel. Una situación singular, dos líderes alemanas al frente de las principales instituciones europeas de manera simultánea y en un momento con múltiples frentes. A mi entender, se dan más ventajas que inconvenientes en esta coincidencia presidencial germana, dos mujeres metódicas, resolutivas y con recursos para afrontar esta difícil coyuntura.


Dentro del ambicioso plan de recuperación económica impulsado por von der Leyen, se desarrollan diferentes líneas de acción y en su discurso la presidenta ha vuelto a incidir sobre temas muy concretos. Actuaciones estratégicas y conceptos que coinciden con las definidas por el reciente plan estratégico de Puertos del Estado.


Desde Bruselas se reclaman acciones inmediatas en materia de cambio climático, reducción de emisiones e innovación digital. Y como novedad, la propuesta de elevar el objetivo climático anterior, reduciendo las emisiones en un 55% para 2030 y consignar nada más y nada menos que el 20% del Fondo de Recuperación a la soberanía digital. Dos ejes principales para desarrollar, totalmente alineados con el documento presentado en Santander por PdE. La transición verde y la revolución digital. Teniendo en cuenta que el reciente Plan Estratégico de PdE es anterior a estas últimas modificaciones del discurso europeo, queda claro que se ha enfocado de manera acertada y con una visión global muy ajustada a la realidad actual. Posteriormente podrá ser objeto de ajustes o de algunos cambios que ayuden a afrontar una compleja diversidad portuaria estatal, pero en líneas generales se ajusta perfectamente a las prioridades europeas y no deben ser estas diferencias entre instalaciones las que nos separen de los grandes objetivos y líneas de actuación, lo que en estos momentos de complejidad económica y sanitaria es de vital importancia, también para acceder a los fondos de recuperación. En Bruselas se ha dejado claro que los fondos se destinarán a acciones que estén en la misma línea de la política de recuperación.


Para mayor abundamiento y por si quedaban dudas sobre la apuesta europea, el pasado 15 de septiembre el Parlamento Europeo expresaba la intención de incluir al transporte marítimo en el sistema de comercio de emisiones de la UE (ETS UE).


El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) constituye un hito de la política europea de lucha contra el cambio climático para reducir de forma rentable las emisiones de gases de efecto invernadero. Se basa en la cantidad total de gases de que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen y que está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo progresivamente. Dentro del límite establecido, las empresas pueden recibir o comprar derechos de emisión, con los que comerciar entre sí en función de sus necesidades.


Esta decisión, en caso de prosperar, se adelantaría a las propuestas de OMI en esta materia, produciendo a corto plazo gran afección a las navieras y terminales, pues se aplicaría a la navegación global e incluiría a la mercancía en tránsito. Este último factor resulta sin duda determinante. El mapa estratégico, marítimo y de flujo de mercancías en las terminales se vería inmediatamente alterado, propiciando migraciones significativas de los flujos de carga. En estos momentos me vienen a la mente algunas terminales del norte, que, con mucha visión, ya operan con buques híbridos o propulsados por GNL. Se avecinan muchos cambios en periodos cortos, la capacidad de adaptación de compañías y organismos marcará la diferencia. No lleguemos tarde al futuro.

Europa y Puertos del Estado comparten estrategia

|

Puerto de Bilbao   aerogeneradores 9

_____

En el discurso del Estado de la Unión pronunciado esta semana por la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, bajo el marco de una situación extremadamente compleja debido a la pandemia, situación económica, las tensiones geopolíticas en el Mediterráneo oriental, el problema migratorio, el Brexit, se le une la incertidumbre de las próximas elecciones presidenciales en EE.UU.


Coincide von der Leyen con la presidencia de turno del Consejo Europeo en manos de Angela Merkel. Una situación singular, dos líderes alemanas al frente de las principales instituciones europeas de manera simultánea y en un momento con múltiples frentes. A mi entender, se dan más ventajas que inconvenientes en esta coincidencia presidencial germana, dos mujeres metódicas, resolutivas y con recursos para afrontar esta difícil coyuntura.


Dentro del ambicioso plan de recuperación económica impulsado por von der Leyen, se desarrollan diferentes líneas de acción y en su discurso la presidenta ha vuelto a incidir sobre temas muy concretos. Actuaciones estratégicas y conceptos que coinciden con las definidas por el reciente plan estratégico de Puertos del Estado.


Desde Bruselas se reclaman acciones inmediatas en materia de cambio climático, reducción de emisiones e innovación digital. Y como novedad, la propuesta de elevar el objetivo climático anterior, reduciendo las emisiones en un 55% para 2030 y consignar nada más y nada menos que el 20% del Fondo de Recuperación a la soberanía digital. Dos ejes principales para desarrollar, totalmente alineados con el documento presentado en Santander por PdE. La transición verde y la revolución digital. Teniendo en cuenta que el reciente Plan Estratégico de PdE es anterior a estas últimas modificaciones del discurso europeo, queda claro que se ha enfocado de manera acertada y con una visión global muy ajustada a la realidad actual. Posteriormente podrá ser objeto de ajustes o de algunos cambios que ayuden a afrontar una compleja diversidad portuaria estatal, pero en líneas generales se ajusta perfectamente a las prioridades europeas y no deben ser estas diferencias entre instalaciones las que nos separen de los grandes objetivos y líneas de actuación, lo que en estos momentos de complejidad económica y sanitaria es de vital importancia, también para acceder a los fondos de recuperación. En Bruselas se ha dejado claro que los fondos se destinarán a acciones que estén en la misma línea de la política de recuperación.


Para mayor abundamiento y por si quedaban dudas sobre la apuesta europea, el pasado 15 de septiembre el Parlamento Europeo expresaba la intención de incluir al transporte marítimo en el sistema de comercio de emisiones de la UE (ETS UE).


El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) constituye un hito de la política europea de lucha contra el cambio climático para reducir de forma rentable las emisiones de gases de efecto invernadero. Se basa en la cantidad total de gases de que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen y que está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo progresivamente. Dentro del límite establecido, las empresas pueden recibir o comprar derechos de emisión, con los que comerciar entre sí en función de sus necesidades.


Esta decisión, en caso de prosperar, se adelantaría a las propuestas de OMI en esta materia, produciendo a corto plazo gran afección a las navieras y terminales, pues se aplicaría a la navegación global e incluiría a la mercancía en tránsito. Este último factor resulta sin duda determinante. El mapa estratégico, marítimo y de flujo de mercancías en las terminales se vería inmediatamente alterado, propiciando migraciones significativas de los flujos de carga. En estos momentos me vienen a la mente algunas terminales del norte, que, con mucha visión, ya operan con buques híbridos o propulsados por GNL. Se avecinan muchos cambios en periodos cortos, la capacidad de adaptación de compañías y organismos marcará la diferencia. No lleguemos tarde al futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
SixphereLogisticaportuaria

Por Jesús María Jurado

Co Fundador de Sixphere | COO Operaciones & Innovación

Comenta
Jose Rafael Diaz Hernandez

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
JuanAntonioEsteban

By Juan Antonio Esteban

Director de RRHH de ALSA y miembro del Think Tank Movilidad de la Fundación Corell


Comenta

Encuesta