Cambio de rumbo para operadores, terminales y navieras

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

La pandemia actual está transformando notablemente las estructuras económico-empresariales que conocíamos hasta el momento. Compañías que antes de la crisis sanitaria contaban con un sólido desarrollo de negocio, han comenzado a presentar dificultades. La actual tendencia de la economía con gráficos en “K”, en vez de una esperada recuperación en “V” y la enorme incertidumbre de los mercados, son el reflejo de estas dificultades. La apuesta de las grandes potencias por un desarrollo en materia de transición energética y la reciente resolución china en referencia a su programa de reducción de emisiones, están cambiando el mercado de los combustibles fósiles y su transporte. Por el contrario, las compañías especializadas en la comercialización de sistemas de información, digitalización, telecomunicaciones o energías alternativas, experimentan una mayor demanda de servicios.


El desmontaje y reciclaje de buques observa un momento de gran dinamismo, debido a entre otros factores, al incremento de los desguaces de cruceros, mercantes y ferries.


En el sector del contenedor, las terminales y operadores participan en múltiples fusiones por absorción o en la adquisición de empresas con dificultades financieras, en favor de las que lideran hasta ahora estas actividades. El nuevo objetivo es una integración vertical que agrupe todos los servicios asociados a la cadena logística bajo un mismo operador y las mismas directrices.


El covid 19 ha revalorizado de manera notable servicios que anteriormente se subcontrataban, cuyo margen de beneficio era escaso o que suponían un excedente de coste para los transportistas, armadores o terminalistas. El incremento de los contagios, los confinamientos de la población y las medidas de seguridad sanitaria, están cambiado los modelos de mercado. Las grandes empresas conscientes de ello, están adaptando sus planes estratégicos a estos cambios y es que las actividades de transporte y logística, han adquirido una importancia estructural en el presente contexto económico y sanitario.


El comercio electrónico se ha disparado. En el año 2019, esta modalidad comercial supuso el 13,7% de las ventas totales en todo el mundo. Las predicciones para 2021 apuntan a un crecimiento de hasta el 17,5%  con tendencia ascendente. Los precios de los fletes continúan incrementándose para la carga procedente de Asia.


El Índice Mundial de Tráfico Portuario de Contenedores de Drewry, elaborado con la información que trasladan instalaciones portuarias a nivel internacional que gestionan el 75% del volumen total de mercancías, asciende un 1,4% en agosto. China es la zona que lidera la recuperación y el único estado con un crecimiento de su PIB. Un sorprendente 11,5% en el segundo trimestre de 2020.


Imagen1


Por tanto, la agrupación de actividades bajo la misma marca, define la tendencia entre las empresas que lideran el sector del contenedor, adquiriendo nuevas terminales intercaladas estratégicamente en las principales rutas nacionales e internacionales.  Esta red de bases logísticas permite una gran flexibilidad operativa y la posibilidad de alterar los flujos de carga, dependiendo de las necesidades del cliente. Prueba de ello, la reducción en las cifras de manipulación de teus de algunas terminales y la repentina subida estadística en otras, en respuesta a cualquier incidencia de ámbito sanitario, económico o geopolítico. Este ha sido el motivo para la adquisición de empresas de distribución logística, así como sus sistemas de seguimiento. Sirva como ejemplo reciente el de MAERSK con la adquisición de KGH y Performance Team.


Imagen2


El objetivo es el control total de origen a destino, implantando un servicio de entrega puerta a puerta para la fidelización de clientes. Los sistemas de geolocalización de contenedores verifican en todo momento la trazabilidad de la mercancía y su integridad, (caso de productos perecederos). Para ello se ha invertido en digitalización, ampliar y modernizar la flota de buques, terminales marítimas, almacenes logísticos y de frío e intermodalidad (flotas de vehículos pesados mas eficientes, eléctricos, ferrocarril, avión, etc).


Compañías como CMA-CGM y MSC se han integrado en la plataforma blockchain TradeLens, promovida por MAERSK e IBM. Una plataforma que cuenta en la actualidad con la colaboración de unas 10 navieras, con información de más de 600 terminales. El compartir estándares y objetivos por parte de estas empresas, hasta hace unos años impensable, está revolucionando la industria del supply chain. Tanto es así, que casi la mitad de los contenedores que se mueven en todo el mundo, estarán registrados a corto-medio plazo en TradeLens.


Imgen3


Algunos armadores y grandes terminalistas han ido más allá, adquiriendo compañías aéreas para la expansión de sus servicios, habilitando aeronaves para el transporte de perecederos y mercancías urgentes.


Es por tanto la complejidad de la situación económica actual, la que ha llevado a las empresas de mayor capacidad financiera y aprovechando la coyuntura, a seguir tendencias de integración de todos los servicios supply chain. Fruto de ello, las expansiones y posicionamientos intercontinentales de las compañías, para alcanzar el control y mayor presencia en los mercados.

Cambio de rumbo para operadores, terminales y navieras

|

Jose Rafael Diaz Hernandez

_____

La pandemia actual está transformando notablemente las estructuras económico-empresariales que conocíamos hasta el momento. Compañías que antes de la crisis sanitaria contaban con un sólido desarrollo de negocio, han comenzado a presentar dificultades. La actual tendencia de la economía con gráficos en “K”, en vez de una esperada recuperación en “V” y la enorme incertidumbre de los mercados, son el reflejo de estas dificultades. La apuesta de las grandes potencias por un desarrollo en materia de transición energética y la reciente resolución china en referencia a su programa de reducción de emisiones, están cambiando el mercado de los combustibles fósiles y su transporte. Por el contrario, las compañías especializadas en la comercialización de sistemas de información, digitalización, telecomunicaciones o energías alternativas, experimentan una mayor demanda de servicios.


El desmontaje y reciclaje de buques observa un momento de gran dinamismo, debido a entre otros factores, al incremento de los desguaces de cruceros, mercantes y ferries.


En el sector del contenedor, las terminales y operadores participan en múltiples fusiones por absorción o en la adquisición de empresas con dificultades financieras, en favor de las que lideran hasta ahora estas actividades. El nuevo objetivo es una integración vertical que agrupe todos los servicios asociados a la cadena logística bajo un mismo operador y las mismas directrices.


El covid 19 ha revalorizado de manera notable servicios que anteriormente se subcontrataban, cuyo margen de beneficio era escaso o que suponían un excedente de coste para los transportistas, armadores o terminalistas. El incremento de los contagios, los confinamientos de la población y las medidas de seguridad sanitaria, están cambiado los modelos de mercado. Las grandes empresas conscientes de ello, están adaptando sus planes estratégicos a estos cambios y es que las actividades de transporte y logística, han adquirido una importancia estructural en el presente contexto económico y sanitario.


El comercio electrónico se ha disparado. En el año 2019, esta modalidad comercial supuso el 13,7% de las ventas totales en todo el mundo. Las predicciones para 2021 apuntan a un crecimiento de hasta el 17,5%  con tendencia ascendente. Los precios de los fletes continúan incrementándose para la carga procedente de Asia.


El Índice Mundial de Tráfico Portuario de Contenedores de Drewry, elaborado con la información que trasladan instalaciones portuarias a nivel internacional que gestionan el 75% del volumen total de mercancías, asciende un 1,4% en agosto. China es la zona que lidera la recuperación y el único estado con un crecimiento de su PIB. Un sorprendente 11,5% en el segundo trimestre de 2020.


Imagen1


Por tanto, la agrupación de actividades bajo la misma marca, define la tendencia entre las empresas que lideran el sector del contenedor, adquiriendo nuevas terminales intercaladas estratégicamente en las principales rutas nacionales e internacionales.  Esta red de bases logísticas permite una gran flexibilidad operativa y la posibilidad de alterar los flujos de carga, dependiendo de las necesidades del cliente. Prueba de ello, la reducción en las cifras de manipulación de teus de algunas terminales y la repentina subida estadística en otras, en respuesta a cualquier incidencia de ámbito sanitario, económico o geopolítico. Este ha sido el motivo para la adquisición de empresas de distribución logística, así como sus sistemas de seguimiento. Sirva como ejemplo reciente el de MAERSK con la adquisición de KGH y Performance Team.


Imagen2


El objetivo es el control total de origen a destino, implantando un servicio de entrega puerta a puerta para la fidelización de clientes. Los sistemas de geolocalización de contenedores verifican en todo momento la trazabilidad de la mercancía y su integridad, (caso de productos perecederos). Para ello se ha invertido en digitalización, ampliar y modernizar la flota de buques, terminales marítimas, almacenes logísticos y de frío e intermodalidad (flotas de vehículos pesados mas eficientes, eléctricos, ferrocarril, avión, etc).


Compañías como CMA-CGM y MSC se han integrado en la plataforma blockchain TradeLens, promovida por MAERSK e IBM. Una plataforma que cuenta en la actualidad con la colaboración de unas 10 navieras, con información de más de 600 terminales. El compartir estándares y objetivos por parte de estas empresas, hasta hace unos años impensable, está revolucionando la industria del supply chain. Tanto es así, que casi la mitad de los contenedores que se mueven en todo el mundo, estarán registrados a corto-medio plazo en TradeLens.


Imgen3


Algunos armadores y grandes terminalistas han ido más allá, adquiriendo compañías aéreas para la expansión de sus servicios, habilitando aeronaves para el transporte de perecederos y mercancías urgentes.


Es por tanto la complejidad de la situación económica actual, la que ha llevado a las empresas de mayor capacidad financiera y aprovechando la coyuntura, a seguir tendencias de integración de todos los servicios supply chain. Fruto de ello, las expansiones y posicionamientos intercontinentales de las compañías, para alcanzar el control y mayor presencia en los mercados.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

29020

By Guanche Silva

Comenta
José Rafael Díaz   nov2020

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Imgen3

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta