Brexit: ¿Una oportunidad para el sector marítimo-portuario?

|

Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.39.15

_____

La gran incertidumbre que esta generando la falta de acuerdos en las negociaciones entre Reino Unido y La Unión Europea, lideradas por Boris Johnson y Ursula Von Der Leyen respectivamente en torno al Brexit, ha provocado importantes retrasos en el transporte de mercancías, sobre todo las que tienen como destino el Reino Unido. A todo esto, se suma el cierre reciente de las comunicaciones con Reino Unido, debido al brote de una nueva cepa del covid, lo que ha dificultado la situación.


El miedo a un Brexit duro por parte de los importadores británicos y exportadores europeos, ha colapsado los puntos habituales de conexión inter-estado. Uno de los motivos, la acumulación de stocks, el adelanto de cargas y un notable aumento de la demanda para evitar retrasos y desabastecimiento después del 1 de enero de 2021, momento en el que entrará en vigor el Brexit. Como si de las “compras de ultima hora” se tratara, antes del inicio de una nueva era comercial, la conexión Calais-Dover o Dunquerque-Dover, se han visto desbordadas por vehículos pesados, así como el propio Eurotunnel.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.17

El colapso y saturación de los puertos franceses, podría convertirse en una oportunidad para los enclaves portuarios del norte de España, en especial para servicios consolidados como los de Short Sea Shipping. Nos referimos a enclaves con la experiencia de Bilbao, Santander o Gijón. Se debe invertir en la mejora de los servicios aduaneros dotándolos de una mayor eficacia, rapidez y sobre todo en la digitalización, (aplicación Smart-Border), permitiendo anticipar las declaraciones aduaneras, pero sobre todo reduciendo al máximo las demoras.


La clave está en dar un mejor servicio a los transportistas antes del embarque y evitar las esperas. La optimización del servicio al cliente, puede ser el factor determinante. Todo ello pasa inexorablemente por la necesidad de aumentar las plantillas y los medios con los que trabajan, para liderar estas exportaciones y su logística. La actividad puede incrementarse en los puertos comentados, de manera transversal y complementaria también en Pasaia y Ferrol, pero hay que disponer de los medios necesarios para estar a la altura de lo que el cliente espera de estos servicios. Es importante programar las operaciones en término “cliente”, y no como “usuario del puerto” con todo lo que ello supone.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.36


Según las estadísticas que constan en la Base de Datos de Comercio Exterior de la Agencia Tributaria, los movimientos de exportación con destino Reino Unido durante 2020 por Provincias han sido los siguientes:


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.52


Cifras inferiores a las de 2019, pero importantes a pesar de las dificultades del presente año.


En cuanto se materialice definitivamente la salida de Reino Unido de la Unión Europea, se producirán numerosos cambios que afectaran al sector marítimo y logístico en el ámbito arancelario, impositivo, etc.

Los buques y armadores del Reino Unido perderán su consideración de comunitarios y con ello la capacidad de realizar determinados servicios y transportes sin control fronterizo, como los que se venían prestando hasta ahora, salvo casos muy puntuales y previa autorización especial. Lo mismo ocurre con los hasta ahora servicios regulares de pasajeros desde el punto de vista de la protección portuaria. Reino Unido pasará a ser considerado tercer país y extracomunitario, con todo lo que ello supone desde el punto de vista de la seguridad y del libre flujo de ciudadanos.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.41.08


Los buques perderán la consideración de comunitarios, pero también los marinos y tripulantes británicos. Esta circunstancia afectará a los enrolamientos de profesionales de RU en buques comunitarios, pues pasarán a tener la consideración de extranjeros a efectos del cálculo de la proporcionalidad de nacionalidades a bordo y de la tripulación. De hecho, los marinos de RU no podrán ser capitanes ni primeros oficiales en buques de pabellón español.


Los cambios se aplicarán mayoritariamente a partir del 1 de enero de 2021. Algunas de las medidas descritas ocasionarán problemas a determinadas navieras y marinos que trabajan en territorio europeo, pero para otros profesionales comunitarios, podría suponer la oportunidad que estaban esperando para formar parte de una tripulación o convertirse en oficiales de puente.


Otro cambio se da en el sector de la náutica de recreo. Los barcos con bandera de RU y con eslora inferior a 14 metros, no pueden ser charteados en territorio español, una vez finalizado el periodo transitorio. Requiere un análisis, las ventajas e inconvenientes que puede suponer esta medida en entornos como el balear, con una actividad realmente importante en el campo de la náutica recreativa.


Con respecto a las mercancías con origen RU que entren en territorio europeo a partir de enero de 2021, tendrán la consideración de mercancías importadas bajo régimen aduanero de importación temporal, y estarán sujetas al abono del IVA. Esta circunstancia tendrá un fuerte reflejo en los mercados y en el consumo de estos productos. De cualquier manera, e independientemente de los acuerdos de última hora que se alcancen, para importar y exportar mercancías con RU, se precisará de una declaración aduanera. Es probable que todos los estados apliquen desde el punto de vista aduanero, un periodo transitorio hasta julio de 2021, durante el cual se flexibilizarán los trámites. Se pondrá en marcha la presentación -para los exportadores comunitarios- de las pre-declaraciones, antes de que las mercancías lleguen a los puertos de RU, para evitar los aglomeraciones y retrasos en su tramitación. Los importadores británicos harán lo propio, introduciendo dicha información en sus sistemas.


El Brexit introducirá, sin duda, muchos cambios en el intercambio de mercancías con RU, pero también puede generar oportunidades en el intercambio comercial como ya se ha comentado. En cualquier caso y para evitar problemas de última hora y colapsos a nivel logístico, se ha tramitado un reglamento europeo temporal, que tratará de dar solución a las eventualidades que surjan durante el proceso, hasta la aplicación total y definitiva del acuerdo.

Brexit: ¿Una oportunidad para el sector marítimo-portuario?

|

Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.39.15

_____

La gran incertidumbre que esta generando la falta de acuerdos en las negociaciones entre Reino Unido y La Unión Europea, lideradas por Boris Johnson y Ursula Von Der Leyen respectivamente en torno al Brexit, ha provocado importantes retrasos en el transporte de mercancías, sobre todo las que tienen como destino el Reino Unido. A todo esto, se suma el cierre reciente de las comunicaciones con Reino Unido, debido al brote de una nueva cepa del covid, lo que ha dificultado la situación.


El miedo a un Brexit duro por parte de los importadores británicos y exportadores europeos, ha colapsado los puntos habituales de conexión inter-estado. Uno de los motivos, la acumulación de stocks, el adelanto de cargas y un notable aumento de la demanda para evitar retrasos y desabastecimiento después del 1 de enero de 2021, momento en el que entrará en vigor el Brexit. Como si de las “compras de ultima hora” se tratara, antes del inicio de una nueva era comercial, la conexión Calais-Dover o Dunquerque-Dover, se han visto desbordadas por vehículos pesados, así como el propio Eurotunnel.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.17

El colapso y saturación de los puertos franceses, podría convertirse en una oportunidad para los enclaves portuarios del norte de España, en especial para servicios consolidados como los de Short Sea Shipping. Nos referimos a enclaves con la experiencia de Bilbao, Santander o Gijón. Se debe invertir en la mejora de los servicios aduaneros dotándolos de una mayor eficacia, rapidez y sobre todo en la digitalización, (aplicación Smart-Border), permitiendo anticipar las declaraciones aduaneras, pero sobre todo reduciendo al máximo las demoras.


La clave está en dar un mejor servicio a los transportistas antes del embarque y evitar las esperas. La optimización del servicio al cliente, puede ser el factor determinante. Todo ello pasa inexorablemente por la necesidad de aumentar las plantillas y los medios con los que trabajan, para liderar estas exportaciones y su logística. La actividad puede incrementarse en los puertos comentados, de manera transversal y complementaria también en Pasaia y Ferrol, pero hay que disponer de los medios necesarios para estar a la altura de lo que el cliente espera de estos servicios. Es importante programar las operaciones en término “cliente”, y no como “usuario del puerto” con todo lo que ello supone.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.36


Según las estadísticas que constan en la Base de Datos de Comercio Exterior de la Agencia Tributaria, los movimientos de exportación con destino Reino Unido durante 2020 por Provincias han sido los siguientes:


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.40.52


Cifras inferiores a las de 2019, pero importantes a pesar de las dificultades del presente año.


En cuanto se materialice definitivamente la salida de Reino Unido de la Unión Europea, se producirán numerosos cambios que afectaran al sector marítimo y logístico en el ámbito arancelario, impositivo, etc.

Los buques y armadores del Reino Unido perderán su consideración de comunitarios y con ello la capacidad de realizar determinados servicios y transportes sin control fronterizo, como los que se venían prestando hasta ahora, salvo casos muy puntuales y previa autorización especial. Lo mismo ocurre con los hasta ahora servicios regulares de pasajeros desde el punto de vista de la protección portuaria. Reino Unido pasará a ser considerado tercer país y extracomunitario, con todo lo que ello supone desde el punto de vista de la seguridad y del libre flujo de ciudadanos.


Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.41.08


Los buques perderán la consideración de comunitarios, pero también los marinos y tripulantes británicos. Esta circunstancia afectará a los enrolamientos de profesionales de RU en buques comunitarios, pues pasarán a tener la consideración de extranjeros a efectos del cálculo de la proporcionalidad de nacionalidades a bordo y de la tripulación. De hecho, los marinos de RU no podrán ser capitanes ni primeros oficiales en buques de pabellón español.


Los cambios se aplicarán mayoritariamente a partir del 1 de enero de 2021. Algunas de las medidas descritas ocasionarán problemas a determinadas navieras y marinos que trabajan en territorio europeo, pero para otros profesionales comunitarios, podría suponer la oportunidad que estaban esperando para formar parte de una tripulación o convertirse en oficiales de puente.


Otro cambio se da en el sector de la náutica de recreo. Los barcos con bandera de RU y con eslora inferior a 14 metros, no pueden ser charteados en territorio español, una vez finalizado el periodo transitorio. Requiere un análisis, las ventajas e inconvenientes que puede suponer esta medida en entornos como el balear, con una actividad realmente importante en el campo de la náutica recreativa.


Con respecto a las mercancías con origen RU que entren en territorio europeo a partir de enero de 2021, tendrán la consideración de mercancías importadas bajo régimen aduanero de importación temporal, y estarán sujetas al abono del IVA. Esta circunstancia tendrá un fuerte reflejo en los mercados y en el consumo de estos productos. De cualquier manera, e independientemente de los acuerdos de última hora que se alcancen, para importar y exportar mercancías con RU, se precisará de una declaración aduanera. Es probable que todos los estados apliquen desde el punto de vista aduanero, un periodo transitorio hasta julio de 2021, durante el cual se flexibilizarán los trámites. Se pondrá en marcha la presentación -para los exportadores comunitarios- de las pre-declaraciones, antes de que las mercancías lleguen a los puertos de RU, para evitar los aglomeraciones y retrasos en su tramitación. Los importadores británicos harán lo propio, introduciendo dicha información en sus sistemas.


El Brexit introducirá, sin duda, muchos cambios en el intercambio de mercancías con RU, pero también puede generar oportunidades en el intercambio comercial como ya se ha comentado. En cualquier caso y para evitar problemas de última hora y colapsos a nivel logístico, se ha tramitado un reglamento europeo temporal, que tratará de dar solución a las eventualidades que surjan durante el proceso, hasta la aplicación total y definitiva del acuerdo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

José Rafael Díaz

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Captura de pantalla 2020 12 28 a las 9.52.30

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Captura de pantalla 2020 12 22 a las 13.39.15

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta

Encuesta