​Secuestrando a Papá Noel y los Reyes

|


Camiu00f3n navidad

_____

La navidad ya está aquí en frente, y por el momento todo sigue en marcha. Hay menos stocks y precios superiores, pero no vivimos angustia navideña por roturas de producción y/o suministro. Alcanzar el pacto de los transportistas con el gobierno de fin de semana también ayuda.


Parece tontería, pero el sector de la carretera, podía haber literalmente secuestrado la Navidad, complicando las tareas de Papá Noel y los Reyes Magos… Es un gremio esencial, pero siempre acaparando el rol de gran sufridor de la cadena. La atomicidad de la oferta en España es exagerada, con miles de micro empresas de transporte compitiendo en un mercado cada vez más exigente, en el que el poder de compra se concentra sin cesar. Ciertamente los transportistas han sufrido la peor parte de la crisis. Subida de combustible y costes, manteniendo a la baja los precios…mala ecuación resulta.


Está por ver en detalle la repercusión real de los puntos de acuerdo alcanzados entre CNTC y el ministerio, pero es evidente que la presión de paralizar las entregas y recogidas justo antes de Navidad ha surtido efecto. El gobierno, y especialmente una ministra nueva en la posición, desearán evitar ruido negativo de manera generalizada, que ya estamos suficientemente castigados con la sexta ola de COVID-19. El sector de la carretera, dejado de la mano ministerial por años, quizás pueda respirar aliviado, celebrando este acuerdo histórico, pero quedan muchos kilómetros por delante, y deben empezar a ser verdes, a lo cual se debe adaptar el sector. Puede que la descarbonización obligada en el tiempo acabe resultando una estocada mortal para muchas PYMES que no podrán afrontar las renovaciones de flotas y adopción de los vehículos autónomos, además de nuevas innovaciones por llegar. No todos estarán preparados y los costes serán difícilmente asumibles, teniendo en cuenta las economías de escala deficientes que sufren los pequeños actores sectoriales en el país.


Los puntos relacionados con el coste del combustible, peajes o zonas de descanso son sencillos de asimilar y aceptar, pero el tema de la carga y descarga puede suponer conflicto en los almacenes y retrasos exagerados. Si actualmente las operativas en los grandes centros puede demorarse una media de 4 horas, la nueva normativa que prohíbe la participación del conductor en la actividad de carga y descarga, va a suponer retrasos, ya no en esos grandes centros, pero probablemente en centros pequeños, que suplen a estos primeros. Efecto escalada total, que veremos cómo se implementa en breve. También está por ver cómo se invierten los 140 millones de euros adjudicados a la digitalización sectorial y capacitación digital del personal. Es una inyección pública importante para que el gremio se actualice y pueda ofrecer el servicio prestado en la forma digital que se demanda por los clientes actuales. Cada vez menos albaranes de entrega en papel, con cada vez más integración de datos automática, todo telemático, a tiempo real y con una precisión de GPS en la totalidad de la cadena, transportes y servicios.



Quien avisa no es traidor, ya advirtió el gobierno que estas Navidades podían resultar atípicas, y que adelantar las compras de regalos era recomendable por las complicaciones del transporte marítimo internacional y las roturas de stock producidas por la situación global. Ahora con el acuerdo del transporte, hemos vuelto a salvas las Fiestas…


​Secuestrando a Papá Noel y los Reyes

|


Camiu00f3n navidad

_____

La navidad ya está aquí en frente, y por el momento todo sigue en marcha. Hay menos stocks y precios superiores, pero no vivimos angustia navideña por roturas de producción y/o suministro. Alcanzar el pacto de los transportistas con el gobierno de fin de semana también ayuda.


Parece tontería, pero el sector de la carretera, podía haber literalmente secuestrado la Navidad, complicando las tareas de Papá Noel y los Reyes Magos… Es un gremio esencial, pero siempre acaparando el rol de gran sufridor de la cadena. La atomicidad de la oferta en España es exagerada, con miles de micro empresas de transporte compitiendo en un mercado cada vez más exigente, en el que el poder de compra se concentra sin cesar. Ciertamente los transportistas han sufrido la peor parte de la crisis. Subida de combustible y costes, manteniendo a la baja los precios…mala ecuación resulta.


Está por ver en detalle la repercusión real de los puntos de acuerdo alcanzados entre CNTC y el ministerio, pero es evidente que la presión de paralizar las entregas y recogidas justo antes de Navidad ha surtido efecto. El gobierno, y especialmente una ministra nueva en la posición, desearán evitar ruido negativo de manera generalizada, que ya estamos suficientemente castigados con la sexta ola de COVID-19. El sector de la carretera, dejado de la mano ministerial por años, quizás pueda respirar aliviado, celebrando este acuerdo histórico, pero quedan muchos kilómetros por delante, y deben empezar a ser verdes, a lo cual se debe adaptar el sector. Puede que la descarbonización obligada en el tiempo acabe resultando una estocada mortal para muchas PYMES que no podrán afrontar las renovaciones de flotas y adopción de los vehículos autónomos, además de nuevas innovaciones por llegar. No todos estarán preparados y los costes serán difícilmente asumibles, teniendo en cuenta las economías de escala deficientes que sufren los pequeños actores sectoriales en el país.


Los puntos relacionados con el coste del combustible, peajes o zonas de descanso son sencillos de asimilar y aceptar, pero el tema de la carga y descarga puede suponer conflicto en los almacenes y retrasos exagerados. Si actualmente las operativas en los grandes centros puede demorarse una media de 4 horas, la nueva normativa que prohíbe la participación del conductor en la actividad de carga y descarga, va a suponer retrasos, ya no en esos grandes centros, pero probablemente en centros pequeños, que suplen a estos primeros. Efecto escalada total, que veremos cómo se implementa en breve. También está por ver cómo se invierten los 140 millones de euros adjudicados a la digitalización sectorial y capacitación digital del personal. Es una inyección pública importante para que el gremio se actualice y pueda ofrecer el servicio prestado en la forma digital que se demanda por los clientes actuales. Cada vez menos albaranes de entrega en papel, con cada vez más integración de datos automática, todo telemático, a tiempo real y con una precisión de GPS en la totalidad de la cadena, transportes y servicios.



Quien avisa no es traidor, ya advirtió el gobierno que estas Navidades podían resultar atípicas, y que adelantar las compras de regalos era recomendable por las complicaciones del transporte marítimo internacional y las roturas de stock producidas por la situación global. Ahora con el acuerdo del transporte, hemos vuelto a salvas las Fiestas…


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

opinión

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad