Calentando motores para 2022

|

1

_____

Las cadenas productivas como las conocemos desde la década de los ochenta, han experimentado una profunda transformación que continuará durante 2022. La globalización está disminuyendo su influencia sobre los mercados globales, debido a los cambios en el modelo de la oferta y la demanda y por ende de las producciones industriales.


En un sistema económico global y extremadamente dinámico, cada detalle influye en los mercados como si de una matriz de infinitos elementos se tratara. En la situación actual, cada alteración en los elementos de la matriz despeja un resultado diferente, lo que lleva a las empresas a un constante “change or die”. Esta alterabilidad constante de la demanda, afecta a las cadenas de producción. Negocios consolidados, se ven abocados a la desaparición con la súbita evolución de acontecimientos.


Valga como ejemplo, la creciente demanda de coches eléctricos. Son capaces de actualizar su software, mejorar su rendimiento y consumos vía wifi, de manera totalmente autónoma. Ya no es necesaria la sustitución o implementación de nuevas piezas, con lo que esto supone para las cadenas de producción del sector automovilístico.


Sube la inversión de las empresas en gastos no físicos, investigación y software, lo que nos conduce a una mejora de la sostenibilidad, pero también a una profunda transformación estructural. Tras las dificultades logísticas y de suministro experimentadas en algunos países durante los últimos meses, continúa la tendencia del retorno de los centros de producción. La globalización pierde terreno y la protección de la producción nacional se convierte en asunto de estado por su alto valor estratégico, incluso dejando de lado razones de coste que anteriormente eran determinantes. Mejor una producción garantizada, que volver a pasar por las dificultades experimentadas en momentos de emergencia sanitaria.


El mayor desafío será el control de la inflación, que continúa aumentando sus cifras. Las importaciones desde países productores con menores salarios, ya no frenarán está tendencia alcista de los precios, porque el problema inflacionista es global. Las interrupciones de la cadena de suministro disminuirán, a medida que los hogares desplacen poco a poco sus gastos desde el sector bienes al de servicios y con ello se moderará el volumen del e-commerce.


2



E-COMMERCE

En un escenario tan dinámico, el comercio electrónico tampoco está exento de sobresaltos. El “dropshipping” comienza a imponerse cambiando aspectos esenciales de la logística. Las tiendas on line se encargan de gestionar los pedidos de los clientes, su administración o facturación. Sin embargo, el envío del producto al cliente se realiza en esta modalidad directamente desde fábrica y con ello la localización de los centros de producción, no solo cobra un valor estratégico, sino que bascula los medios de transporte hacia nuevos puntos de origen, eliminando por completo la figura de los intermediarios o los grandes stocks. En el sector del automóvil constatamos como las fábricas de las grandes marcas ya admiten la relación directa con el cliente y pedidos on line, incluso exclusivamente por esta vía para los nuevos modelos. Ante esta situación, se debe analizar en que medida afectará a los centros logísticos de estocaje.


EL MERCADO DEL PETROLEO

En el mercado del petróleo y durante los últimos días del presente año, los precios han experimentado una recuperación, gracias a la progresiva apertura de los mercados. Y pese a los compromisos de descarbonización, el sector mantendrá una tendencia positiva.


Al contrario de lo que ocurre con las fábricas y su reubicación, los centros de producción mundial de petróleo son los que son y mantendrán el tráfico marítimo, sobre todo mientras EE.UU. siga consumiendo 20 millones de barriles diarios y la escasez de gas natural siga presente en los mercados.


Rusia ha recortado el suministro de gas a Europa. Y se dan situaciones tan inverosímiles como que la flota americana de gaseros cambia repentinamente de ruta en mitad del Pacífico, para dirigirse a Europa, donde el precio del gas triplica el valor de su carga de un día para otro. Esta es la situación competitiva a la que nos enfrentamos y el ritmo del mercado energético actual.


Al finalizar 2021 los precios del petróleo rozan los 80 dólares por barril de Brent y algo menos el WTI. Las previsiones hablan de recuperación total de los precios en 2022 a niveles prepandémicos, cotizaciones de 100 dólares por barril y por tanto reactivación de toda la actividad en petroleros, quimiqueros e industria offshore. Sin perder el marco de las tensiones geopolíticas entre Rusia, Ucrania, EEUU e Irán, que podrían afectar a este mercado. Rusia es el tercer productor mundial de petróleo y proporciona más de la mitad del gas que se consume en Europa. Si esta es objeto de sanciones económicas por parte de otros estados debido a la crisis ucraniana, la oferta de derivados fósiles disminuirá y los precios podrían incrementarse incluso más. Las tensiones entre EE.UU e irán también afectarían al mercado.


ADUANAS

2022 será el año de la publicación del nuevo modelo de datos de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), que incluye herramientas para implementar y facilitar el comercio electrónico. Gracias a la colaboración entre la Organización Marítima Internacional (OMI) y la OMA, se ha desarrollado este nuevo modelo que impulsa el intercambio electrónico de datos entre buque y puerto.


3



FLETES

Los fletes han experimentado en las últimas semanas una estabilización e incluso una reducción en algunos sectores. 2022 seguirá siendo un año rentable para las navieras y los fondos de inversión. Se imponen de cara a los próximos meses los contratos extendidos, la fidelización de los clientes con grandes acuerdos logísticos y los mayores volúmenes de carga. Sin embargo, si el gasto público disminuye y la inflación se mantiene, los mercados se enfriarán reduciendo las exportaciones, los volúmenes de envíos, las tarifas y la congestión de algunos puertos.


LOS TRABAJADORES DEL MAR

Un sector absolutamente esencial durante la pandemia. La industria marítima seguirá fuertemente influenciada por la digitalización, descarbonización y los avances tecnológicos. Todo ello se transmite de distintas formas a los profesionales del sector, que deben adaptarse a un nuevo entorno laboral. Lo adelantaba la UNCTAD en su último informe anual. La modernización no implica necesariamente la pérdida de puestos de trabajo, más bien la necesidad de formación adaptada a todas esas mejoras tecnológicas.


4


La gente del mar es el elemento crítico para operar los modernos y sofisticados barcos, dotados de los últimos avances tecnológicos de manera segura y eficiente. El transporte marítimo opera en un entorno complejo y con regulaciones internacionales estrictas. La seguridad también se está digitalizando y para todo ello se precisa de renovadas habilidades. Hay que pensar en una nueva especialidad que podríamos denominar “informática marítima”.


LOGÍSTICA

En Asia, China e India seguirán marcando tendencia, si los conflictos geopolíticos en el Mar de China no lo impiden.


India con su expansión portuaria e importantes inversiones en infraestructuras, que pretenden competir con el “Collar de Perlas Chino” o red portuaria de influencia china en la zona.


Pekín seguirá promocionando su influencia logística con ayuda de “Logink” o Plataforma Nacional de Información Pública para el Transporte y la Logística, capaz de agregar datos de carga, información financiera, de transporte marítimo y terrestre, confiriéndole ventaja en la agilización de los flujos de carga. Lo que empezó como un proyecto local, se expande ahora fuera de las fronteras chinas, sumando datos de puertos de todo el mundo.


5


El gigante asiático sigue luchando por la supremacía tecnológica y no solo en el campo de la logística, también en el de las telecomunicaciones, con el desarrollo del 5G. Y aunque en gran parte del mundo se sigue dependiendo de la documentación física en el sector marítimo, tanto EEUU como China tienen como gran objetivo controlar la digitalización logística en el flujo comercial de bienes. Sumarse a herramientas como Logink, puede dotar a Pekín de poderosos aliados comerciales que buscan ahorrarse costosos desarrollos tecnológicos y la facilidad de colaborar a través de una red consolidada.


Al otro lado del océano, la administración Biden seguirá trabajando en recuperar el mercado latinoamericano y compensar la balanza comercial con su principal competidor.


2022 nos deparará muchas novedades en el ámbito marítimo y portuario. Sector que sigue siendo absolutamente estratégico y un motor económico de importancia incontestable. Una apuesta segura para el desarrollo y la diversificación económica. No lleguemos tarde al futuro.

Calentando motores para 2022

|

1

_____

Las cadenas productivas como las conocemos desde la década de los ochenta, han experimentado una profunda transformación que continuará durante 2022. La globalización está disminuyendo su influencia sobre los mercados globales, debido a los cambios en el modelo de la oferta y la demanda y por ende de las producciones industriales.


En un sistema económico global y extremadamente dinámico, cada detalle influye en los mercados como si de una matriz de infinitos elementos se tratara. En la situación actual, cada alteración en los elementos de la matriz despeja un resultado diferente, lo que lleva a las empresas a un constante “change or die”. Esta alterabilidad constante de la demanda, afecta a las cadenas de producción. Negocios consolidados, se ven abocados a la desaparición con la súbita evolución de acontecimientos.


Valga como ejemplo, la creciente demanda de coches eléctricos. Son capaces de actualizar su software, mejorar su rendimiento y consumos vía wifi, de manera totalmente autónoma. Ya no es necesaria la sustitución o implementación de nuevas piezas, con lo que esto supone para las cadenas de producción del sector automovilístico.


Sube la inversión de las empresas en gastos no físicos, investigación y software, lo que nos conduce a una mejora de la sostenibilidad, pero también a una profunda transformación estructural. Tras las dificultades logísticas y de suministro experimentadas en algunos países durante los últimos meses, continúa la tendencia del retorno de los centros de producción. La globalización pierde terreno y la protección de la producción nacional se convierte en asunto de estado por su alto valor estratégico, incluso dejando de lado razones de coste que anteriormente eran determinantes. Mejor una producción garantizada, que volver a pasar por las dificultades experimentadas en momentos de emergencia sanitaria.


El mayor desafío será el control de la inflación, que continúa aumentando sus cifras. Las importaciones desde países productores con menores salarios, ya no frenarán está tendencia alcista de los precios, porque el problema inflacionista es global. Las interrupciones de la cadena de suministro disminuirán, a medida que los hogares desplacen poco a poco sus gastos desde el sector bienes al de servicios y con ello se moderará el volumen del e-commerce.


2



E-COMMERCE

En un escenario tan dinámico, el comercio electrónico tampoco está exento de sobresaltos. El “dropshipping” comienza a imponerse cambiando aspectos esenciales de la logística. Las tiendas on line se encargan de gestionar los pedidos de los clientes, su administración o facturación. Sin embargo, el envío del producto al cliente se realiza en esta modalidad directamente desde fábrica y con ello la localización de los centros de producción, no solo cobra un valor estratégico, sino que bascula los medios de transporte hacia nuevos puntos de origen, eliminando por completo la figura de los intermediarios o los grandes stocks. En el sector del automóvil constatamos como las fábricas de las grandes marcas ya admiten la relación directa con el cliente y pedidos on line, incluso exclusivamente por esta vía para los nuevos modelos. Ante esta situación, se debe analizar en que medida afectará a los centros logísticos de estocaje.


EL MERCADO DEL PETROLEO

En el mercado del petróleo y durante los últimos días del presente año, los precios han experimentado una recuperación, gracias a la progresiva apertura de los mercados. Y pese a los compromisos de descarbonización, el sector mantendrá una tendencia positiva.


Al contrario de lo que ocurre con las fábricas y su reubicación, los centros de producción mundial de petróleo son los que son y mantendrán el tráfico marítimo, sobre todo mientras EE.UU. siga consumiendo 20 millones de barriles diarios y la escasez de gas natural siga presente en los mercados.


Rusia ha recortado el suministro de gas a Europa. Y se dan situaciones tan inverosímiles como que la flota americana de gaseros cambia repentinamente de ruta en mitad del Pacífico, para dirigirse a Europa, donde el precio del gas triplica el valor de su carga de un día para otro. Esta es la situación competitiva a la que nos enfrentamos y el ritmo del mercado energético actual.


Al finalizar 2021 los precios del petróleo rozan los 80 dólares por barril de Brent y algo menos el WTI. Las previsiones hablan de recuperación total de los precios en 2022 a niveles prepandémicos, cotizaciones de 100 dólares por barril y por tanto reactivación de toda la actividad en petroleros, quimiqueros e industria offshore. Sin perder el marco de las tensiones geopolíticas entre Rusia, Ucrania, EEUU e Irán, que podrían afectar a este mercado. Rusia es el tercer productor mundial de petróleo y proporciona más de la mitad del gas que se consume en Europa. Si esta es objeto de sanciones económicas por parte de otros estados debido a la crisis ucraniana, la oferta de derivados fósiles disminuirá y los precios podrían incrementarse incluso más. Las tensiones entre EE.UU e irán también afectarían al mercado.


ADUANAS

2022 será el año de la publicación del nuevo modelo de datos de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), que incluye herramientas para implementar y facilitar el comercio electrónico. Gracias a la colaboración entre la Organización Marítima Internacional (OMI) y la OMA, se ha desarrollado este nuevo modelo que impulsa el intercambio electrónico de datos entre buque y puerto.


3



FLETES

Los fletes han experimentado en las últimas semanas una estabilización e incluso una reducción en algunos sectores. 2022 seguirá siendo un año rentable para las navieras y los fondos de inversión. Se imponen de cara a los próximos meses los contratos extendidos, la fidelización de los clientes con grandes acuerdos logísticos y los mayores volúmenes de carga. Sin embargo, si el gasto público disminuye y la inflación se mantiene, los mercados se enfriarán reduciendo las exportaciones, los volúmenes de envíos, las tarifas y la congestión de algunos puertos.


LOS TRABAJADORES DEL MAR

Un sector absolutamente esencial durante la pandemia. La industria marítima seguirá fuertemente influenciada por la digitalización, descarbonización y los avances tecnológicos. Todo ello se transmite de distintas formas a los profesionales del sector, que deben adaptarse a un nuevo entorno laboral. Lo adelantaba la UNCTAD en su último informe anual. La modernización no implica necesariamente la pérdida de puestos de trabajo, más bien la necesidad de formación adaptada a todas esas mejoras tecnológicas.


4


La gente del mar es el elemento crítico para operar los modernos y sofisticados barcos, dotados de los últimos avances tecnológicos de manera segura y eficiente. El transporte marítimo opera en un entorno complejo y con regulaciones internacionales estrictas. La seguridad también se está digitalizando y para todo ello se precisa de renovadas habilidades. Hay que pensar en una nueva especialidad que podríamos denominar “informática marítima”.


LOGÍSTICA

En Asia, China e India seguirán marcando tendencia, si los conflictos geopolíticos en el Mar de China no lo impiden.


India con su expansión portuaria e importantes inversiones en infraestructuras, que pretenden competir con el “Collar de Perlas Chino” o red portuaria de influencia china en la zona.


Pekín seguirá promocionando su influencia logística con ayuda de “Logink” o Plataforma Nacional de Información Pública para el Transporte y la Logística, capaz de agregar datos de carga, información financiera, de transporte marítimo y terrestre, confiriéndole ventaja en la agilización de los flujos de carga. Lo que empezó como un proyecto local, se expande ahora fuera de las fronteras chinas, sumando datos de puertos de todo el mundo.


5


El gigante asiático sigue luchando por la supremacía tecnológica y no solo en el campo de la logística, también en el de las telecomunicaciones, con el desarrollo del 5G. Y aunque en gran parte del mundo se sigue dependiendo de la documentación física en el sector marítimo, tanto EEUU como China tienen como gran objetivo controlar la digitalización logística en el flujo comercial de bienes. Sumarse a herramientas como Logink, puede dotar a Pekín de poderosos aliados comerciales que buscan ahorrarse costosos desarrollos tecnológicos y la facilidad de colaborar a través de una red consolidada.


Al otro lado del océano, la administración Biden seguirá trabajando en recuperar el mercado latinoamericano y compensar la balanza comercial con su principal competidor.


2022 nos deparará muchas novedades en el ámbito marítimo y portuario. Sector que sigue siendo absolutamente estratégico y un motor económico de importancia incontestable. Una apuesta segura para el desarrollo y la diversificación económica. No lleguemos tarde al futuro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad

opinión

Encuesta

Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad
Linea publicidad