Historia naval de Canarias

Accomar rememora el hundimiento hace un siglo en Tenerife del buque británico Westburn

|

Westburn

La Asociación Canaria de Coleccionistas Marítimos divulga un video sobre la historia del buque británico, hundido a una milla de la costa de San Andrés en 1916.


El Westburn fue un vapor de casco metálico con dos cubiertas, dos mástiles, popa elíptica, de 34 tripulantes y con un tonelaje de 3026 tm y 107 metros. Construido por Short Brothersde Astilleros Pallion en Sunderland, fue botado el 31 de agosto de 1893 y bautizado con el nombre de Westburn en la compañía de los Westolls en Tunstall. Su nombre proviene de la unión de West (por las primeras letras de la palabra Westolls) y de Burn (por el comienzo del apellido de soltera de la señora Westolls). Esta naviera dedicaba su flota, de unos 40 barcos, al Tramp. Tras algunos años de navegación, SS Westburnel 28 de diciembre de 1916 zarpó de Cardiff, Gales, con un cargamento de carbón mineral de 4000 tm, pero se vio forzado a entrar en Liverpool debido a una avería producida por un temporal el 4 de enero de 1916, permaneciendo en el astillero por reparaciones hasta el día 21 de enero del mismo año. Zarpó con tiempo despejado y todo fue bien hasta las 5 de la tarde del día 8 de febrero de 1916, fecha en la que este vapor avistó un extraño buque acercándose cuando se encontraba a 610 millas al NNE de Pernambuco (Recife, Brasil).


Este buque era en realidad el Crucero Alemán SMS MOWE el cual se aproximaba maniobrando hacia él. Una hora más tarde casi había oscurecido y el buque alemán comenzó a realizar señales luminosas de Morse, preguntando por el nombre del barco, inmediatamente desde el puente el capitán de WestburnMr. A.T. Cambell con su oficial respondió a dichas señales identificándose como el jefe de un buque danés.


Una vez identificado el buque fue autorizado por los alemanes a proseguir su travesía, pero cuál fue su sorpresa que al cabo de unas horas exactamente a las ocho menos cuarto, el buque alemán disparó unas salvas de aviso obligándolos a detenerse. El capitán Campbell paró máquinas de inmediato, del crucero alemán partió una lancha hacia el barco. Al llegar el oficial alemán después de hacer las preguntas habituales obligó a la tripulación y oficiales del Westburn a arriar los botes y dirigirse al buque alemán.




Hacia Tenerife


El capitán fue de inmediato requerido por el teniente alemán, sin embargo el Westburn no fue hundido una vez desalojado ya que el comandante alemán tenía otra idea. Al día siguiente se abarloó el Westburn al Mowey se trasladaron todos los prisioneros ingleses que trasportaba el buque alemán de los barcos que habían capturado y hundido, en total unos doscientos. Una vez transportados los prisioneros pusieron rumbo al puerto de Santa Cruz de Tenerife, llegando el 22 de febrero de 1916, después de 16 días de navegación. A mediodía, rascando las piedras del dique por la presencia del HMS Sutlej, una vez fondeado desembarcó los prisioneros, que quedaron a cargo de la Autoridad Marítima de Santa Cruz.


Al día siguiente a mediodía leva ancla con 7 tripulantes y enfila Anaga con poca máquina, (no olviden que navegaba a 7 nudos) vira a babor bajo la presencia del HMS Sutlej, desembarca a la tripulación por la Playa de Las Teresitas (fueron recibidos como héroes por la población germanófila de la isla) y poniendo proa a tierra explotan las cargas de dinamita que dejaron a bordo, mientras la banda de música del “Cap Ortega” toca el himno nacional. Para evitar que fuera apresado el Westburn los alemanes lo hundieron con todo el cargamento de carbón a una milla de la costa próxima a San Andrés el 23 de febrero de 1916. En los años 1942 y 1948 buzos profesionales rescataron el carbón, que sirvió para alimentar las calderas de una máquina de vapor que trabajaba en las canteras próximas a San Andrés.


A una milla frente a la Playa de las Gaviotas (Long 28º30,494´N Lat. 16º 0,294´W) y a unos treinta metros de profundidad descansa para siempre el Westburn.


El único recuerdo que nos queda de esta historia son sus restos sumergidos y la campana de la iglesia del pequeño pueblo de pescadores de San Andrés, en Tenerife.


Westburn1

Westburn6


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta