Repsol obtiene un beneficio neto ajustado de 917 millones de euros

|


Repsol1


Todas las áreas de negocio de Repsol obtuvieron resultados positivos, lo que resulta especialmente significativo dado el nivel deprimido de precios y la caída del 31% del precio del Brent, y del 28% en el Henry Hub, respecto al mismo período del ejercicio anterior.


Repsol obtuvo en el primer semestre de 2016 un beneficio neto ajustado de 917 millones de euros, frente a los 1.240 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, en los que se incluían resultados financieros excepcionales de 500 millones de euros, derivados básicamente de la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó posteriormente a la adquisición de Talisman.


El resultado neto alcanzó 639 millones de euros, frente a los 1.053 millones de euros obtenidos en el mismo período del ejercicio anterior. En este resultado se ha incluido la totalidad del impacto extraordinario de 346 millones de euros derivado de la reestructuración de plantilla aprobada por la compañía para los ejercicios 2016, 2017 y 2018.


En un entorno de precios deprimidos del crudo y del gas, las medidas de eficiencia y ahorro implementadas por Repsol han permitido que todos los negocios de la compañía hayan tenido un resultado positivo. Destaca particularmente la mejora del resultado neto ajustado del área de Upstream en 301 millones de euros respecto al mismo periodo de 2015.


Durante el periodo, las cotizaciones internacionales de las materias primas de referencia sufrieron un notable descenso respecto a los primeros seis meses de 2015. Así, el precio medio del Brent cayó un 31%, el del WTI un 25% y el del Henry Hub un 28%.


La producción media de hidrocarburos de Repsol subió hasta 705.500 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d), un 60% más que en el mismo periodo de 2015 debido, principalmente, a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Noruega, Brasil y Perú.


El área de Downstream mantuvo su resultado en línea con el obtenido entre enero y junio del ejercicio anterior, con un destacado comportamiento del negocio químico, que mejoró sus ventas y sus márgenes.


La deuda financiera neta descendió respecto al cierre de 2015 hasta situarse en 11.709 millones de euros, mientras que la liquidez cubre cerca de dos veces los vencimientos de deuda bruta a corto plazo. En los últimos meses la compañía ha aprovechado las condiciones de mercado para reducir el coste financiero medio de su deuda.


Al cierre del primer semestre la compañía ha implementado ya proyectos que aseguran el cumplimiento de, aproximadamente, un 70 por ciento del objetivo de sinergias y eficiencias que, para el conjunto del año, está previsto que supere los 1.200 millones de euros.


Por otro lado, el pasado 20 de mayo Repsol celebró su Junta General de Accionistas que aprobó, entre otros puntos, continuar con el programa “Repsol Dividendo Flexible” como fórmula de retribución al accionista. En el conjunto del ejercicio 2016, los accionistas han recibido un importe aproximado de 0,8 euros por acción. En la ampliación de capital liberada cerrada en julio, en sustitución del tradicional dividendo complementario del ejercicio 2015, los titulares del 64,54% de los derechos de asignación gratuita optaron por recibir nuevas acciones de la compañía.


Upstream: significativo aumento de resultados y producción


El resultado neto ajustado del área de Upstream aumentó en 301 millones de euros respecto a los seis primeros meses de 2015, con lo que alcanzó los 63 millones de euros. Este avance ha sido posible por la decidida puesta en marcha de un ambicioso programa de eficiencia, del que se están derivando mayores ahorros de costes y menores gastos exploratorios, lo que unido a los mayores volúmenes de producción y al impacto positivo de los tipos de cambio, está potenciando un mayor aumento del resultado.


El intenso programa de eficiencia llevado a cabo por Repsol en el negocio de Exploración y Producción incluye acciones comerciales, técnicas y de proceso, que además de mejorar la generación de caja en el corto plazo, incrementan la sostenibilidad y eficiencia en el medio y largo plazo.


El positivo comportamiento del área de Upstream es especialmente relevante teniendo en cuenta el deprimido escenario de precios del crudo y del gas, y el descenso producido en los mismos respecto al mismo periodo de 2015. En los seis primeros meses de 2016, la cotización media del Brent descendió un 31% respecto al periodo equivalente del ejercicio anterior, la del WTI cayó un 25% y la del Henry Hub, un 28%.


Por otra parte, Repsol incrementó la producción media de hidrocarburos hasta alcanzar los 705.500 barriles de petróleo equivalentes al día, magnitud alineada con los niveles previstos por la compañía en el Plan Estratégico 2016-2020. Esta cifra supone un aumento de más del 60% con respecto a la obtenida en el primer semestre de 2015 y se debe, fundamentalmente, a la incorporación de los activos de Talisman y a los incrementos de producción provenientes de Venezuela, Bolivia, Noruega, Brasil y Perú.


Durante el trimestre, Repsol realizó un cuarto descubrimiento en el prolífico bloque Campos 33, en Brasil, que completa la exitosa campaña de evaluación de esta área. El sondeo, denominado Gavea-1 se completó con una significativa reducción de costes, de acuerdo con las medidas de eficiencia contempladas en el Plan Estratégico 2016-2020.


Por otro lado, en el mes de abril, Repsol firmó una ampliación por 10 años del contrato de producción del relevante bloque PM3 en Malasia, que cuenta con cinco campos productivos. Repsol posee un 35% de participación en el proyecto y es su operador.


Downstream: destacada contribución de la química


El resultado neto ajustado del área de Downstream ascendió a 934 millones de euros, en línea con los 973 millones de euros obtenidos entre enero y junio de 2015. El negocio de Química tuvo una contribución destacada, gracias a la mejora de sus márgenes y de sus ventas, que aumentaron un 4%.


El incremento de la eficiencia y las mejoras operativas llevado a cabo por Repsol en la Química le han permitido aprovechar y potenciar el entorno favorable del sector y mejorar sus magnitudes.


En cuanto al Refino, sus principales variables se han visto afectadas este semestre por las paradas de mantenimiento programadas en los complejos industriales de Cartagena y Tarragona. Con estas paradas, Repsol ha completado el programa de mantenimiento previsto en 2016 para el conjunto de sus instalaciones en España.


El indicador de margen de refino se situó en 6,4 dólares por barril, 2,5 dólares por barril inferior al obtenido en el primer semestre de 2015, influido por la evolución de los precios internacionales.


Gas Natural Fenosa


El resultado neto ajustado de Gas Natural Fenosa fue de 195 millones de euros, frente a los 227 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior. Este descenso obedece a los menores resultados obtenidos en el negocio de comercialización de gas, derivados del actual entorno de precios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta