Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica de la CCE, Julio de 2016

La afiliación en Canarias aumentó un 5,06% en el último año, lo que se traduce en 34.837 afiliaciones más que en julio de 2015

|

Este avance relativo se traduce en la creación de 25.700 nuevos empleos en Canarias en comparación con el mismo periodo de 2015, y mejora nuevamente el ritmo de creación de empleo que registra el conjunto del Estado, cifrado en un 2,43 por ciento.


Según se desprende del Informe de Coyuntura de julio de 2016, editado por la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), las cotizaciones en el sector bancario han descendido en el panorama económico internacional, si bien parece que los efectos del referéndum del Reino Unido sobre los mercados financieros ha sido transitorio, y en el medio y largo plazo, la incertidumbre acerca de cómo va a gestionarse la salida del Reino Unido de la Unión Europea incide de manera directa sobre las perspectivas del crecimiento económico mundial para los próximos dos años.


La economía británica ya ha comenzado a sentir los primeros efectos de esta decisión, y su demanda comienza a resentirse a la espera de que se concreten los detalles que marcarán las futuras relaciones comerciales y de inversión con la Unión Europea.


Todos los analistas confían en que el impacto sobre las economías de fuera de la Unión Europea resulte moderado, y en la Zona euro, aunque los datos de crecimiento referidos al segundo trimestre continúan arrojando un balance positivo que confirma la consolidación de la recuperación que viene describiendo el área en trimestres anteriores, las previsiones de crecimiento han sido revisadas a la baja recientemente, situándolas en el entorno del 1,6% para 2016 y el 1,4% para 2017.


Las previsiones que maneja el BCE apuntan a que las tasas de inflación continúen siendo bajas en los próximos meses y podrían comenzar a repuntar al alza a finales de año, aunque de manera leve y progresiva.


En este contexto, y en lo referido a la economía española, los primeros datos oficiales que ha avanzado el INE para al segundo trimestre del año, apuntan a que el PIB habría crecido un 0,7% entre los meses de abril y junio.


Con este avance, el PIB habría desacelerado el ritmo de crecimiento de trimestres anteriores situado en un 0,8% trimestral.


Los datos de crecimiento detallado por componentes del PIB aún no se han publicado, pero todas las señales apuntan a que el crecimiento continúa apoyándose en la recuperación de la demanda interna y la exportación de servicios, en un contexto en el que la inversión privada podría haber acusado los efectos derivados de la incertidumbre del contexto político y exterior, fundamentalmente.


En este contexto, el mercado laboral mantiene la tendencia de meses anteriores y ha anotado un nuevo descenso durante el pasado mes de julio.


La cifra oficial de parados que publica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se sitúa en 3.683.061 desempleados, un 8,98% menos que los registrados en el mismo mes de hace un año, y la cifra de afiliación, durante el mismo periodo se ha incrementado en un 4,0%, hasta superar los 17,8 millones de afiliados.


No obstante, debemos ser conscientes de que la economía española aún deberá hacer frente a factores internos y externos que podrían condicionar el ritmo de crecimiento durante la segunda mitad del año.


En lo referente a la evolución económica de Canarias, los datos emanados de la Encuesta de Población Activa referidos al segundo trimestre de 2016, apuntan a que la recuperación del mercado laboral en Canarias continúa su senda positiva, en consonancia con las perspectivas favorables del contexto económico.


En términos de ocupación, y a pesar de que durante el pasado trimestre se apreció un descenso del número de ocupados del 1,47%, como consecuencia de la temporada baja en el sector del turismo y de la pérdida de empleos en la agricultura, lo cierto es que, en términos interanuales, sigue destacando con un resultado positivo al superar en un 3,32% el dato de empleo estimado durante el segundo trimestre de 2015.


Este avance relativo se traduce en la creación de 25.700 nuevos empleos en comparación con el mismo periodo de 2015, y mejora nuevamente el ritmo de creación de empleo que registra el conjunto del Estado, cifrado en un 2,43 por ciento.


En lo que respecta a la población parada, si bien se amplió la cifra del trimestre anterior en un 5,47%, si comparamos los datos con los estimados en el segundo trimestre de 2015, podemos observar una disminución importante del

desempleo, cifrada en un 10,61 por ciento, equivalente a 35.700 parados menos.


En cuanto a los sectores de actividad, los servicios continúan creando empleo al apreciar un incremento de 29.400 empleos en el último año, lo que supone un aumento relativo del 4,35% interanual.


La ocupación en la industria también experimenta una variación positiva, con un repunte del número de empleos de 4.400 personas (+12,36%).


Por el contrario, el sector agrario apunta un decrecimiento de 6.500 trabajadores, a la vez que los ocupados del sector de la construcción también disminuyen en 1.600 efectivos, con respecto al segundo trimestre del pasado año.


En función de la situación profesional, en el último año, el sector privado continúa destacando por su capacidad de crear empleo, ya que el número de asalariados privados se ha elevado en 25.600 personas, mientras que el empleo público se incrementó en 19.700 asalariados adicionales.


La mejora del empleo también se refleja en los datos de afiliación. Tomando como referencia el número de trabajadores afiliados al conjunto del Sistema a último día del mes de julio, observamos un aumento de la afiliación del 5,06% en el último año, lo que se traduce, en términos absolutos en 34.837 afiliaciones más que en julio de 2015, la mayoría de ellos adscrita a alguna rama del sector servicios, principalmente la hostelería y el comercio donde la afiliación ha aumentado en más de 16.000 personas en el último año.


Dentro de los principales indicadores de actividad del Archipiélago canario, los datos turísticos revelan que hasta el pasado mes de junio el número de turistas extranjeros entrados a Canarias superó los 6,4 millones de visitantes, lo que supone un 13,09% más que los contabilizados durante el mismo periodo de 2015.


Si profundizamos en los indicadores de la demanda interna, dentro del ámbito del consumo podemos apreciar que el índice de comercio al por menor registra un incremento en su cifra de negocios del 7,4%, en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente.


Por su parte, la matriculación de vehículos también continúa arrojando datos positivos, acumulando un aumento del 26,85 hasta el mes de junio.


Por lo que se refiere a la inflación, el Índice de Precios al Consumo cerró el pasado mes de julio con una caída interanual del 0,5 por ciento, dos décimas menos que en el conjunto nacional, donde los precios se redujeron un 0,7 por ciento.


Como cabía esperar, el efecto de las rebajas ha incidido de manera directa sobre los precios, no en vano, el grupo de Vestido y Calzado anotó un descenso del 14,9%, durante el pasado mes de julio, seguido de Menaje, donde los precios se aminoraron un 0,9 por ciento.


Si analizamos los precios de este mes con los registrados en julio del pasado año, observamos que la evolución a la baja de los precios del crudo continúan condicionando el comportamiento de la inflación interanual en Canarias.


No en vano, la inflación interanual se mantiene en terreno negativo, (-0,5%), al igual que en el contexto nacional, donde se ha situado en el -0,6 por ciento.

Conclusiones del Informe de Coyuntura Socioeconómica de la CCE, Julio de 2016

La afiliación en Canarias aumentó un 5,06% en el último año, lo que se traduce en 34.837 afiliaciones más que en julio de 2015

|

Este avance relativo se traduce en la creación de 25.700 nuevos empleos en Canarias en comparación con el mismo periodo de 2015, y mejora nuevamente el ritmo de creación de empleo que registra el conjunto del Estado, cifrado en un 2,43 por ciento.


Según se desprende del Informe de Coyuntura de julio de 2016, editado por la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), las cotizaciones en el sector bancario han descendido en el panorama económico internacional, si bien parece que los efectos del referéndum del Reino Unido sobre los mercados financieros ha sido transitorio, y en el medio y largo plazo, la incertidumbre acerca de cómo va a gestionarse la salida del Reino Unido de la Unión Europea incide de manera directa sobre las perspectivas del crecimiento económico mundial para los próximos dos años.


La economía británica ya ha comenzado a sentir los primeros efectos de esta decisión, y su demanda comienza a resentirse a la espera de que se concreten los detalles que marcarán las futuras relaciones comerciales y de inversión con la Unión Europea.


Todos los analistas confían en que el impacto sobre las economías de fuera de la Unión Europea resulte moderado, y en la Zona euro, aunque los datos de crecimiento referidos al segundo trimestre continúan arrojando un balance positivo que confirma la consolidación de la recuperación que viene describiendo el área en trimestres anteriores, las previsiones de crecimiento han sido revisadas a la baja recientemente, situándolas en el entorno del 1,6% para 2016 y el 1,4% para 2017.


Las previsiones que maneja el BCE apuntan a que las tasas de inflación continúen siendo bajas en los próximos meses y podrían comenzar a repuntar al alza a finales de año, aunque de manera leve y progresiva.


En este contexto, y en lo referido a la economía española, los primeros datos oficiales que ha avanzado el INE para al segundo trimestre del año, apuntan a que el PIB habría crecido un 0,7% entre los meses de abril y junio.


Con este avance, el PIB habría desacelerado el ritmo de crecimiento de trimestres anteriores situado en un 0,8% trimestral.


Los datos de crecimiento detallado por componentes del PIB aún no se han publicado, pero todas las señales apuntan a que el crecimiento continúa apoyándose en la recuperación de la demanda interna y la exportación de servicios, en un contexto en el que la inversión privada podría haber acusado los efectos derivados de la incertidumbre del contexto político y exterior, fundamentalmente.


En este contexto, el mercado laboral mantiene la tendencia de meses anteriores y ha anotado un nuevo descenso durante el pasado mes de julio.


La cifra oficial de parados que publica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se sitúa en 3.683.061 desempleados, un 8,98% menos que los registrados en el mismo mes de hace un año, y la cifra de afiliación, durante el mismo periodo se ha incrementado en un 4,0%, hasta superar los 17,8 millones de afiliados.


No obstante, debemos ser conscientes de que la economía española aún deberá hacer frente a factores internos y externos que podrían condicionar el ritmo de crecimiento durante la segunda mitad del año.


En lo referente a la evolución económica de Canarias, los datos emanados de la Encuesta de Población Activa referidos al segundo trimestre de 2016, apuntan a que la recuperación del mercado laboral en Canarias continúa su senda positiva, en consonancia con las perspectivas favorables del contexto económico.


En términos de ocupación, y a pesar de que durante el pasado trimestre se apreció un descenso del número de ocupados del 1,47%, como consecuencia de la temporada baja en el sector del turismo y de la pérdida de empleos en la agricultura, lo cierto es que, en términos interanuales, sigue destacando con un resultado positivo al superar en un 3,32% el dato de empleo estimado durante el segundo trimestre de 2015.


Este avance relativo se traduce en la creación de 25.700 nuevos empleos en comparación con el mismo periodo de 2015, y mejora nuevamente el ritmo de creación de empleo que registra el conjunto del Estado, cifrado en un 2,43 por ciento.


En lo que respecta a la población parada, si bien se amplió la cifra del trimestre anterior en un 5,47%, si comparamos los datos con los estimados en el segundo trimestre de 2015, podemos observar una disminución importante del

desempleo, cifrada en un 10,61 por ciento, equivalente a 35.700 parados menos.


En cuanto a los sectores de actividad, los servicios continúan creando empleo al apreciar un incremento de 29.400 empleos en el último año, lo que supone un aumento relativo del 4,35% interanual.


La ocupación en la industria también experimenta una variación positiva, con un repunte del número de empleos de 4.400 personas (+12,36%).


Por el contrario, el sector agrario apunta un decrecimiento de 6.500 trabajadores, a la vez que los ocupados del sector de la construcción también disminuyen en 1.600 efectivos, con respecto al segundo trimestre del pasado año.


En función de la situación profesional, en el último año, el sector privado continúa destacando por su capacidad de crear empleo, ya que el número de asalariados privados se ha elevado en 25.600 personas, mientras que el empleo público se incrementó en 19.700 asalariados adicionales.


La mejora del empleo también se refleja en los datos de afiliación. Tomando como referencia el número de trabajadores afiliados al conjunto del Sistema a último día del mes de julio, observamos un aumento de la afiliación del 5,06% en el último año, lo que se traduce, en términos absolutos en 34.837 afiliaciones más que en julio de 2015, la mayoría de ellos adscrita a alguna rama del sector servicios, principalmente la hostelería y el comercio donde la afiliación ha aumentado en más de 16.000 personas en el último año.


Dentro de los principales indicadores de actividad del Archipiélago canario, los datos turísticos revelan que hasta el pasado mes de junio el número de turistas extranjeros entrados a Canarias superó los 6,4 millones de visitantes, lo que supone un 13,09% más que los contabilizados durante el mismo periodo de 2015.


Si profundizamos en los indicadores de la demanda interna, dentro del ámbito del consumo podemos apreciar que el índice de comercio al por menor registra un incremento en su cifra de negocios del 7,4%, en comparación con el mismo mes del ejercicio precedente.


Por su parte, la matriculación de vehículos también continúa arrojando datos positivos, acumulando un aumento del 26,85 hasta el mes de junio.


Por lo que se refiere a la inflación, el Índice de Precios al Consumo cerró el pasado mes de julio con una caída interanual del 0,5 por ciento, dos décimas menos que en el conjunto nacional, donde los precios se redujeron un 0,7 por ciento.


Como cabía esperar, el efecto de las rebajas ha incidido de manera directa sobre los precios, no en vano, el grupo de Vestido y Calzado anotó un descenso del 14,9%, durante el pasado mes de julio, seguido de Menaje, donde los precios se aminoraron un 0,9 por ciento.


Si analizamos los precios de este mes con los registrados en julio del pasado año, observamos que la evolución a la baja de los precios del crudo continúan condicionando el comportamiento de la inflación interanual en Canarias.


No en vano, la inflación interanual se mantiene en terreno negativo, (-0,5%), al igual que en el contexto nacional, donde se ha situado en el -0,6 por ciento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

opinión

29020

By Guanche Silva

Comenta
José Rafael Díaz   nov2020

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition

Comenta
Imgen3

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta
Puerto de La Havre

By José Rafael Díaz Hernández

Engineer specialized in public and private management. Maritime Administration. Port business. Energy transition.

Comenta

Encuesta