Feijóo pone en valor la recuperación del naval ferrolano reflejada en un nuevo pedido de piezas a Navantia

|


FeijooNavantia


Recuerda que hace unos meses Navantia hacía entrega de los primeros 29 jackets a Iberdrola. Fueron 650.000 horas de trabajo y 90 millones de euros de inversión, que suponían la superación de diez años de veto y una apuesta por la diversificación.


Ferrol. El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, puso en valor ayer la recuperación progresiva del sector naval ferrolano, que se refleja en uno nuevo pedido de piezas de eólica marina a Navantia, consolidándose así la diversificación de este astillero.


Así lo destacaba el máximo responsable autonómico en el acto de firma entre Navantia e Iberdrola en relación con el proyecto East Anglia, al que asistió acompañado del titular de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde. Allí, recordó que hace unos meses Navantia hacía entrega de los primeros 29 jackets a Iberdrola. Fueron 650.000 horas de trabajo y 90 millones de euros de inversión, que suponía la superación de diez años de veto y una apuesta por la diversificación. Hoy, se continúa con aquel megaproyecto con una inversión de 100 millones de euros.


Un nuevo “resurgimiento industrial”


El presidente de la Xunta subrayó que hay un nuevo “resurgimiento industrial” en la ciudad departamental, fruto de un inconformismo constructivo que no se limita a quejarse, sino que actúa y negocia, creando las condiciones idóneas para que invertir en Ferrol sea atractivo.


Según añadió, se está demostrando que aquella decadencia industrial que tuvo a los astilleros ferrolanos sin pedidos durante diez años y que algunos veían como irreversible, no era tal. Como apuntó, el esencial para superar esa situación era confiar en las capacidades de Ferrol y demostrar que allí están los mejores profesionales, las mejores industrias auxiliares y los mejores técnicos e ingenieros.


En esta línea, Feijóo hizo hincapié en que la ciudad que contempló la primera echadura en España de un barco de vapor, de un barco con casco de hierro y de un acorazado asiste ahora a una recuperación progresiva que difícilmente puede negarse, pero que, sin embargo, no colma la insatisfacción de los que conocen las potencialidades de Ferrolterra.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.