La Delegación del Gobierno en Canarias anuncia posibles sanciones para un barco que quedó a la deriva en aguas de Gran Canaria

|


El delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, informó ayer de que el buque Orestina, que transportaba miles de toneladas de combustible desde Gran Canaria hacia Mauritania, tuvo que ser remolcado en la madrugada del jueves hasta el Puerto de La Luz tras encontrarse a la deriva a unas seis millas de la costa sureste de la isla. Todo parece indicar que sufrió un fallo en el motor, pero el capitán del buque se negó en un principio a ser remolcado por Salvamento Marítimo hasta que cedió ante la orden de Capitanía Marítima que le advirtió que podría ser apresado por la Guardia Civil. 


El buque se encuentra ya atracado en el Puerto de La Luz donde se le está realizando una inspección técnica. Fuentes cercanas aseguran que el buque deberá hacer frente al pago de una multa de 180 mil euros por una infracción grave contra la seguridad marítima: desobedeció una orden de Capitanía Marítima y navegaba sin control con una carga de toneladas de combustible a bordo. El capitán del barco, de bandera británica, prestó ayer declaración ante Capitanía Marítima para explicar los hechos. 


"Se activó el protocolo para que, a través de una patrullera y el helicóptero de la Guardia Civil, el barco fuera obligado a ser remolcado al puerto y evitar mayores problemas. Parece que, justo cuando se iba a proceder al abordaje del barco, el capitán voluntariamente lanzó el cable para ser remolcado", ha relatado a la prensa en Fuerteventura el delegado del Gobierno, Enrique Hernández Bento. El delegado ha subrayado que este hecho, la aceptación a última hora del remolque, no va a evitar que se abra un expediente administrativo al capitán del Orestina por desobedecer las órdenes del capitán marítimo de la provincia. 




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.