La caída de la naviera Hanjin disparará los precios del transporte marítimo y generará tiranteces en el suministro global

|


A su juicio, la situación generada podría afectar a la logística relacionada con las fiestas navideñas


Barcelona. iContainers, asegura que la suspensión de pagos de la naviera Hanjin, primera compañía marítima de Corea del Sur y la séptima del mundo en términos de capacidad, disparará los precios de los envíos de contenedores y generará tiranteces en la cadena de suministros a nivel mundial. “A corto plazo, la caída de Hanjin introducirá cambios drásticos en el mercado, y ya estamos viendo los efectos. Se ha producido de repente una reducción de la capacidad de transporte que se traducirá en problema de espacio y subidas de precios en el futuro inmediato. Muchas navieras han anunciado ya un GRI (incremento en la tarifa de los fletes) para el primero de octubre”, afirma Anna Mateu, directora de Calidad de iContainers.


La directiva de iContainers subraya el estado de incertidumbre que se ha instalado en las terminales marítimas, incluidas las españolas (Hanjin opera en los puertos de Barcelona, Valencia y Algeciras) derivada de la situación sobrevenida. “La incertidumbre es absoluta, porque inicialmente las terminales no querían ni tocar los buques de Hanjin por miedo a no cobrar. Aproximadamente la mitad de la flota de Hanjin son buques subalquilados, y en este caso la situación es aún más delicada”, explica Mateu.


Interferencia en la campaña navideña


IContainers subraya además que la situación generada por el colapso financiero de la naviera surcoreana podría afectar a la logística relacionada con las fiestas navideñas, dado que en estas fechas deberían estar llegando a sus destinos en todo el mundo los stocks de productos desde sus puntos de fabricación en Asia. A este respecto subraya que empresas como Samsung Electronics, que realizaba más de un 40% de sus envíos a través de este operador, o LG Electronics, que ponía en manos de la naviera hasta el 20% de sus exportaciones, se encuentran entre los fabricantes más afectados.


Según la situación que describe iContainers, los contenedores con artículos de regalo navideños se encuentran flotando en aguas internacionales a bordo de los barcos de Hanjin estancados en un limbo legal, a la espera de nuevos acontecimientos. “Puertos de todo el mundo están denegando el acceso a los barcos de Hanjin, por miedo a que la naviera caída en desgracia no sea capaz de pagar sus cuentas. Otros barcos han sido obligados por la propia naviera a regresar para evitar la incautación por parte de los acreedores, y este puntomuerto podría durar semanas o incluso meses”, asegura la directora de Calidad de iContainers.


La surcoreana Hanjin Shipping declaró la semana pasada la mayor suspensión de pagos de una naviera en la historia. La firma presentó la quiebra a la justicia de Seúl tras la negativa de los bancos acreedores a refinanciar sus deudas, que ascendían a casi 4.500 millones de euros a finales de 2015. Los tribunales deberán resolver si ordenan la liquidación de la compañía o la mantienen en funcionamiento.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.