El IEO coordina un proyecto para analizar y predecir los efectos del cambio climático y la pesca en los ecosistemas marinos

|


IEOCLIFISHSep


Esta semana tuvo lugar en Palma la primera reunión del proyecto CLIFISH, para analizar los efectos del cambio climático y la pesca en los ecosistemas marinos, sus recursos vivos y pesquerías de fondo.


Investigadores de la Universitat de les Illes Balears (UIB), del Institut de Ciències del Mar (ICM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de los centros costeros de Santander, Vigo, Cádiz, Málaga y Baleares y de los Servicios Centrales en Madrid del Instituto Español de Oceanografía (IEO), asistieron en Palma a la primera reunión del proyecto CLIFISH, que propone modelar el impacto de la variabilidad ambiental y de la explotación pesquera en las poblaciones y comunidades de fondo del Mediterráneo occidental y el Atlántico nororiental, sus recursos vivos y pesquerías, y realizar predicciones y proyecciones de su evolución futura, a distintos horizontes temporales y bajo diferentes escenarios de cambio global.


CLIFISH es un proyecto financiado por el Plan Estatal I+D+i (MINECO/FEDER), que se estructura en tres subproyectos desarrollados por la UIB (CTM2015-66400-C3-2-R), el ICM-CSIC (CTM2015-66400-C3-3-R) y el IEO (CTM2015-66400-C3-1-R), que también actúa como coordinador a través del Centro Oceanográfico de Baleares. CLIFISH constituye la continuación de los proyectos IDEA (www.ba.ieo.es/idea), IDEADOS (www.ba.ieo.es/ideados) y ECLIPSAME (www.eclipsame.com), que analizaron y modelaron la influencia de factores bióticos y abióticos, así como los efectos sinérgicos del clima y la pesca sobre los recursos y ecosistemas demersales explotados, liderados por el grupo de investigación en Ecosistemas, Recursos Demersales y Bentos del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO.


El proyecto CLIFISH se estructura en 14 casos de estudio, que han sido seleccionados a partir de los resultados de los proyectos previos y que incluyen especies o comunidades demersales clave, no sólo para los ecosistemas de fondo, sino también para las pesquerías que los explotan, entre las que destacan la merluza y la gamba roja.


Se basa en el análisis de series históricas de datos y modelos climáticos, oceanográficos, biológicos y pesqueros, ya existentes. Para ello se ha conformado un equipo de investigación multidisciplinar, organizado en tres subproyectos. El del IEO, con experiencia en la dinámica de poblaciones y comunidades sometidas a explotación pesquera; el de la UIB, con experiencia en el estudio y modelado de escenarios de cambio climático y de factores oceanográficos que influyen en la dinámica poblacional de los recursos vivos marinos; y el del ICM-CSIC, con experiencia en la diversidad, distribución y biología de crustáceos decápodos y la eco-morfología de comunidades.


Además, se pretende potenciar la divulgación de la investigación en clima y pesquerías, que se verá favorecida por la participación del proyecto en el portal "Observadores del Mar" (www.observadoresdelmar.es/), una web que recopila observaciones y experiencia de ciudadanos sobre fenómenos que ocurren en el mar, para hacer investigación marina.


"El proyecto presenta un alto potencial de transferencia de conocimiento científico, en aspectos relacionados con la conservación de los ecosistemas marinos y la sostenibilidad de las pesquerías", señalan los investigadores principales del proyecto Gabriel Jordà (UIB), Pere Abelló (ICM-CSIC) y Enric Massutí (IEO-COB).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.