El Puerto de Barcelona se consolida como puerto base con un 61% de cruceristas de embarque

|


Crucerosportvellsep


La infraestructura catalana presenta en Seatrade Cruise Med su estrategia para potenciar un modelo de cruceros sostenible.


Los cruceristas de puerto base –aquellos que empiezan y acaban su itinerario en la ciudad- ya son el 61% de todos los pasajeros de cruceros que llegan a la capital catalana. Así lo han comunicado los representantes del Puerto de Barcelona en la principal feria de cruceros del Mediterráneo, la Seatrade Cruise Med, que se celebra en Tenerife. El subdirector general de Estrategia y Comercial, Santiago Garcia-Milà, y la jefa de Cruceros del Puerto de Barcelona, Mar Pérez, han explicado que en el último año los cruceristas de puerto base han pasado del 55% al 61% del total. "Este hecho demuestra que está dando frutos la estrategia de creación de un modelo sostenible que impulsamos en el puerto desde hace años", ha indicado Garcia-Milà.


Dos ejemplos significativos de la apuesta de los grandes operadores de cruceros por Barcelona como puerto base son los de Carnival y Royal Caribbean. Por una parte, Carnival está a punto de empezar las obras de construcción de una nueva terminal de cruceros en el muelle Adossat del puerto catalán, que con 10.000 metros cuadrados será el mayor de Europa. Por otra parte, Royal Caribbean forma parte del accionariado de Creuers del Puerto de Barcelona, sociedad que gestiona las terminales públicas del enclave.


"Estamos consolidando un modelo sostenible que, además de potenciar el rol de puerto base, consiste en incrementar la desestacionalización. Eso quiere decir no aumentar exponencialmente el número de cruceristas, sino consolidar nuestro liderazgo y mantener un ligero crecimiento", ha declarado a la jefa de Cruceros del Puerto, Mar Pérez.


Según el estudio ‘Impacto sobre la economía catalana y perfil socioeconómico del crucerista', elaborado por la Universidad de Barcelona, el crucerista de puerto base que se queda en la ciudad realiza una estancia media de 2,6 días, va a hoteles de 4 estrellas y tiene un impacto económico de 202 euros diarios. "Es, por lo tanto, un turista de calidad, de alto poder adquisitivo, que hace una aportación muy significativa a la economía del entorno", ha recordado Garcia-Milà. El informe de la Universidad de Barcelona también revela que del total de cruceristas, un 24% pernocta en hoteles de la ciudad (y se queda de turismo en Barcelona) y un 19% van directos al aeropuerto. El resto, el 57% son los que pasan un día en la capital catalana.


Efecto catalizador en el aeropuerto


Los representantes del Puerto en la Seatrade Med también han destacado la importante contribución que hace el sector de los cruceros en el establecimiento –y mantenimiento- de conexiones internacionales del aeropuerto de Barcelona. "El aumento de puerto base tiene un impacto determinante en las nuevas conexiones directas a los Estados Unidos, como los 4 vuelos directos que Norwegian Airlines ha anunciado a Miami, Los Ángeles, Nueva York y San Francisco y el nuevo vuelo a Chicago de American Airlines, ha puntualizado Garcia-Milà".


La jefa de Cruceros del Puerto también se ha referido al esfuerzo que la infraestructura catalana está haciendo para conseguir romper la estacionalidad asociada al sector de los cruceros, una estrategia que está dando importantes resultados. Así, entre enero y abril de 2016 –unos meses tradicionalmente considerados de ‘temporada baja' - los cruceristas del Puerto de Barcelona crecieron un 9,5%, hasta situarse en 480.000 pasajeros. Además, de manera muy significativa, en este periodo el segmento de cruceristas de puerto base aumentó un 55%. Compañías como MSC, NCL, Costa y Viking son algunas de las navieras que están apostado para posicionar sus barcos en Barcelona durante los meses de invierno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.