EL Puerto de Algeciras matiza el Informe del Tribunal de Cuentas Europeo

|


La propia Comisión Europea aclara en el Informe del Tribunal los términos denunciados por éste.


En relación con el Informe Especial nº 23/2016 del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) en el que denuncian lo que consideran “ineficacia e insostenibilidad” de las inversiones en los puertos europeos, hecho público a través de un comunicado de prensa del propio Tribunal, y del que se hace eco éste y otros medios de comunicación, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), en lo que atañe al Puerto de Algeciras, en un comunicado remitido a los medios, realiza las siguientes puntualizaciones:


1. El sistema portuario comunitario está integrado por unos 1.200 puertos comerciales, distribuidos entre 23 estados miembros. Los puertos auditados por el TCE en el referido Informe han sido sólo 19, correspondientes a sólo 5 estados. De los 46 puertos que integran el sistema portuario español, el Informe sólo se refiere a 7, entre ellos el Puerto de Algeciras.


2. Los comentarios que el Informe realiza sobre las inversiones en el Puerto de Algeciras se refieren al proyecto de Isla Verde Exterior, y al proyecto de Campamento. Respecto al primero se pone de manifiesto en el Informe del TCE que la Fase B de la terminal de contenedores de Isla Verde Exterior se encuentra sin utilizar. Dicha Fase B fue otorgada, según las bases del concurso convocado al efecto, como “opción preferente” y por un plazo acotado, a la empresa concesionaria de la Fase A, la surcoreana Hanjin Shipping, para una posible ampliación de sus actividades como terminal marítimo de contenedores. Agotado dicho plazo y debido a las dificultades financieras de la concesionaria, ésta renunció a dicha opción preferente. Tras dicha renuncia, la APBA procedió a iniciar los trámites para abrir un concurso para una nueva terminal de contenedores en dicha Fase B. El concurso se encuentra actualmente en fase de recepción de ofertas, que finaliza el 30 del próximo mes de noviembre. Estos extremos fueron trasladados en su día a los inspectores del TCE, que han hecho caso omiso de los mismos en su Informe.


3. Señala también el comunicado de prensa del TCE que el proyecto de Isla Verde Exterior tuvo un sobrecoste de 67 millones de euros. Estos sobrecostes entran dentro de la normalidad si se tiene en cuenta que la solicitud de subvención se realiza sobre un proyecto básico global y no sobre los proyectos de construcción, que la ejecución de la obra dura varios años y las revisiones de precios, según las fórmulas oficiales de Hacienda, son preceptivas y que en una obra marítima de la envergadura de la que nos ocupa son inevitables imprevistos. En cualquier caso, la obra y su liquidación fueron inspeccionadas a su finalización por los inspectores del Ministerio de Fomento sin que se detectase ninguna anomalía, estando la cuantía de los sobrecostes dentro de los límites permitidos en la contratación de obras públicas.


4. Respecto al proyecto de Campamento, el TCE en su Informe habla de infrautilización, sin tener en cuenta que en esas instalaciones se construyó el dique flotante de hormigón del Puerto de Mónaco y la planta de almacenamiento de GNL de Exxon Mobil y que además de estos macro-proyectos especiales, estas instalaciones se vienen utilizando intensamente para reparaciones de buques, estando en estos momentos el concesionario de las mismas elaborando un proyecto para la construcción de un gran dique seco.


5. Llama poderosamente la atención que el comunicado de prensa del TCE omita cualquier mención a los comentarios que la propia Comisión Europea ha realizado a consultas del Tribunal, y que sí se recogen de forma resumida, como es preceptivo, en el propio Informe del TCE a partir de la página 89 del mismo. En relación con la supuesta infrautilización de determinadas infraestructuras portuarias, contesta textualmente lo siguiente la Comisión al TCE:


“La Comisión considera que la infraestructura portuaria está prevista y diseñada con una vigilancia a largo plazo (10 a 20 años) después de su finalización. Por lo tanto, las inversiones en los puertos no pueden apreciarse con una perspectiva a corto plazo. La Comisión considera que tres años después de la conclusión de las obras, es prematuro concluir que las inversiones en los puertos infrautilizados no son eficaces y suponen un despilfarro de dinero. La crisis financiera de 2008/2009, ha llevado a una disminución de la demanda, lo que se ha traducido en capacidades infrautilizadas en casi todos los sectores del transporte, no sólo en el transporte marítimo. Esto podría haber afectado a la evaluación de las necesidades.”


La Comisión también contesta a la crítica que el TCE hace en relación con los retrasos y sobrecostes de las inversiones portuarias en estos términos:


“La infraestructura marítima representa obras complejas y prolongadas. Estos proyectos son propensos a los cambios en la formulación y en el presupuesto. Esto se reconoce en las normas de contratación pública nacionales y de la UE al permitir cierto nivel de flexibilidad. En el caso de España (…) el Estado miembro no declara sobrecostes como parte de su declaración de gastos a la Comisión. Como consecuencia de ello, estos costes excesivos no están cofinanciados por el presupuesto de la UE”


6. En el caso del Puerto de Algeciras se da la circunstancia de que en un estudio sobre la utilización en terminales de contenedores en los distintos puertos de España, elaborado por la Plataforma de Inversores en Puertos del Estado (PIPE) el Puerto de Algeciras aparece como el puerto español que mejor utiliza su capacidad disponible en infraestructuras de contenedores.


7. El Puerto de Algeciras es el primer puerto del Estado Español y del Mediterráneo en tráfico total de mercancías y el cuarto de Europa. Fue, según la agencia de noticias norteamericana Bloomberg (12-05-2015), el puerto cuya actividad más creció en toda Europa en el quinquenio 2009-2014. La revista The Journal of Commerce (26-06-2015) le otorgó a Algeciras el pasado año el premio al tercer puerto de contenedores más productivo de Europa. Todo esto contrasta con el calificativo de “ineficacia e insostenibilidad” que el TCE aplica a la utilización de los fondos europeos en el Puerto de Algeciras.


NOTICIAS RELACIONADAS

El Tribunal de Cuentas Europeo cuestiona muchas inversiones en los puertos españoles

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.