La Autoridad Portuaria de Sevilla propone potenciar el tráfico marítimo con los puertos de Canarias

|


El Puerto de Sevilla podría convertirse en un nodo logístico estratégico para el tráfico comercial entre África, Canarias y Europa. El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ha visitado esta semana los dos puertos más importantes de Canarias, el de Santa Cruz de Tenerife y el de Las Palmas, para dar a conocer las oportunidades logísticas y comerciales que ofrece el Puerto de Sevilla, uno de los puertos marítimos de interior más importantes de Europa. Gracia considera que Canarias y Sevilla reúnen las condiciones ideales para establecer una alianza beneficiosa para ambas partes, aprovechando, sobre todo, la conectividad con el mercado de la costa occidental africana.


Sevilla ofrece servicios portuarios con espacio suficiente para las operativas que sean necesarias. Ofrece conectividad intermodal entre puerto, autovías y líneas ferroviarias. Ofrece oportunidades de negocio marítimas con empresas siderúrgicas, de la construcción y del sector offshore establecidas ya en su zona de servicio. Y ofrece, además, una Zona Franca que estará a disposición de todas aquellas empresas que quieran aprovechar su privilegiada situación en la Península Ibérica. Manuel Gracia se ha presentado en Canarias con una propuesta clara, directa y firme. La que le permite los 2.000 años de historia del Puerto de Sevilla y la que le permite su privilegiada situación geoestratégica, con una conectividad consolidada vía terrestre con el centro, norte y este de España y, por ende, con el resto de Europa. Una conectividad hacia mercados lejanos que cuenta como base inicial con un área metropolitana como la de Sevilla, una ciudad con una infraestructura edificada a lo largo de los siglos y que actualmente cubre un área de influencia con una población de más de dos millones de habitantes, ciudadanos que conforman un mercado de enorme potencial en cuanto a demanda de bienes y servicios se refiere. Sevilla propone más densidad comercial con Canarias, se ofrece como mercado terminal, como centro industrial de transformación de materias primas y como nodo logístico de garantía para mover mercancía desde África a Europa y viceversa...y con escala en Canarias.


La conexión entre Canarias y Sevilla se ha establecido hace decenios. Actualmente están en activo cinco servicios a la semana. Y, según Manuel Gracia, no se trata de aumentar las líneas marítimas. De momento. Se trata de nutrir de contenido a las que ya hay. Nutrirlas de volumen de negocio, de mercancías. Mucha compañías pueden aprovechar, según Gracia, algo que no se conoce mucho y que se quiere dar a conocer con esta misión comercial: un puerto marítimo de interior, cercano, con infraestructuras y espacio suficiente como para convertirse en puerto de enlace de las mercancías que salen de Canarias y del oeste africano hacia Europa. Pero no sólo eso. Manuel Gracia propone que las materias primas que se exporten desde África hagan escala en Canarias y sean procesadas industrialmente en el Puerto de Sevilla para su posterior comercialización. Sevilla dispone de suelo y ofrece espacio para industrias de sectores con potencial exportador.


La perla del Puerto de Sevilla se llama Dársena del Batán. Es un área de 850 hectáreas que ya comienza a ser deseada por grandes compañías que distribuyen sus productos hacia el norte del planeta, por tierra, y hacia el sur, hacia otros continentes, incluida América, a través de las aguas del Puerto de Sevilla. Una de estas empresas fabrica los componentes metálicos necesarios, por ejemplo, para puentes que se levantarán en Canadá. Otra se dedica a fabricar las siempre imponentes torres para la instalación de aerogeneradores de energía eólica. Y esta última empresa, en Sevilla, cuenta con espacio suficiente como para fabricar 110 torres al año que son trasladadas posteriormente hacia otros rincones del mundo en barco desde un muelle muy cercano, un muelle del Puerto de Sevilla. 


Un tercio del tráfico de contenedores que registra Sevilla cada año se establece con Canarias. Después de la consolidación de este tráfico y una vez aprovechados los nuevos terrenos y el establecimiento de una zona franca, la Autoridad Portuaria de Sevilla, su presidente y su equipo comercial comienzan a divulgar en los mercados nacionales e internacionales que el Puerto de Sevilla está ahí, que tiene sabiduría acumulada por ser de los puertos más antiguos de Europa, que tiene trabajadores con experiencia y que ofrece un enorme potencial de cara al futuro. Que no todo en Andalucía es Algeciras. Que hay otros enclaves portuarios estratégicos en el sur de España aptos para dinamizar el tráfico marítimo. Manuel Gracia y su equipo han hecho una lectura positiva del hecho de estar tierra adentro, a 90 kilómetros de la costa de Sanlúcar del Guadiana. Muchos más kilómetros de influencia abarca el núcleo urbano de esta añeja y vetusta ciudad. A su son viven más de dos millones de personas. Sevilla es un puerto, es puerto marítimo y ofrece una intermodalidad tierra adentro que, quizás, sólo supera Barcelona.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.