Las Palmas y Sevilla piden que el próximo gobierno de España asuma como asunto de urgencia la reforma de la estiba en los puertos del país

|

IMG20140921WA0006


Manuel Gracia, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, y Luis Ibarra, su homólogo en Las Palmas, coinciden en afirmar que la adaptación a la normativa comunitaria para la regulación de la estiba es un "toro que habrá que coger por los cuernos" lo antes posible. "De una vez por todas, el próximo gobierno español tendrá que mojarse en este asunto, después de tanto tiempo de retraso", afirmó Gracia, en su comparecencia ante los medios de comunicación durante la misión comercial realizada a Canarias para dar a conocer las capacidades logísticas del Puerto de Sevilla.


Luis Ibarra, por su parte, recordó que cuando asumió el cargo de presidente, la Sagep tenía en Las Palmas unos 510 estibadores. Ahora ya vamos por 460. La demora excesiva en la toma de decisiones para adaptar la normativa europea del sector a nuestra país está afectando en demasía Las Palmas. Tenemos una plantilla sobredimensionada, una vez comprobado el declive de la descarga de pesca pelágica y que la inicial apuesta de MSC por la terminal de Opcsa no está dando los frutos deseados". 


Ibarra anuncia que Las Palmas no puede seguir esperando a que Puertos del Estado resuelva el asunto. "Nuestro objetivo es paliar las consecuencias negativas del actual sistema. Tenemos la posibilidad de pactar la prejubilación de unos 50 trabajadores. Creo que ya esta semana podremos saber los costes de lo que esto puede representar", afirma Ibarra. Se ha informado ya a Puertos del Estado de que la Autoridad Portuaria de Las Palmas está dispuesta a avalar la operación con un adelanto del dinero necesario con una garantía de las empresas estibadores para la devolución del dinero en un plazo determinado. "Ya ha pasado mucho tiempo. Desde diciembre de 2014, cuando se produjo la resolución de la Unión Europea. Una vez conozcamos el importe de la prejubilación de esos 50 trabajadores nos daremos una semana para tomar una decisión. Queremos una plantilla de poco más de 400 estibadores", concluye Luis Ibarra. Se calcula que ese coste será algo menos de los 5 millones de euros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.