El gas natural licuado se abre paso en el Canal de Panamá

|


GNLCanalPanamaOct



La reciente ampliación de las compuertas del Canal ahora permite el paso de los buques de la clase NeoPanamax.


El 25 de julio de 2016 el Maran Gas Apollonia se convertía en el primer gran metanero en cruzar el Canal de Panamá con un cargamento de gas natural licuado (GNL). Lo hacía gracias a la reciente ampliación de las compuertas del Canal, que ahora permiten el paso de los buques de la clase NeoPanamax. Esta categoría engloba a las naves con medidas superiores a las antiguas compuertas.


Gracias a las nuevas esclusas (Agua Clara en el lado Atlántico y Cocolí en el lado Pacífico) el 90% de la flota mundial de metaneros que transportan GNL puede utilizar esta nueva ruta. Hasta ahora sólo un 4% de la flota mundial de metaneros podía hacerlo. La apertura del Canal de Panamá al gas natural licuado supone un importante ahorro de tiempo y dinero a la vez que abre un nuevo escenario para el mercado mundial de GNL.


Un día después de del Maran Gas Apollonia —fletado por la compañía Shell International Trading & Shipping, de 289 metros de eslora, 45 metros de manga y capacidad para transportar 166.000 m3 de gas— cruzaba el Canal el British Merchant, un metanero operado por BP Shipping Limited cargado con 138.283 m3 de gas natural licuado.


El siguiente hito se produjo el 28 de agosto, cuando cruzaba el canal el Galea, el primer buque tipo MOSS, caracterizado por sus tanques esféricos. Otros 14 metaneros han reservado también cupo para cruzar el canal según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Según sus estimaciones, a partir de 2020 pasarán cada año por sus compuertas 25 millones de toneladas de GNL, el 8% del comercio mundial.


Beneficios económicos y medioambientales


La nueva ruta para el GNL beneficia especialmente a Estados Unidos, que ya ha comenzado a exportar gas. Por ejemplo, un metanero que parta de la costa del Golfo de Estados Unidos hacia Asia cargado de gas natural licuado tardará 22,8 días menos entre la ida y la vuelta. Otro de los beneficiados será Trinidad y Tobago, ya que sus metaneros con destino a Chile se ahorrarán 6,3 días de viaje.


Además del ahorro de costes, la nueva ruta beneficiará también al medio ambiente, ya que al reducirse el tiempo de viajes y el combustible empleado por los buques, se reducirán también las emisiones de CO2 en el medio marítimo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.