El Ministerio matiza los intercambios de cuotas entre Estados Miembros de la UE, los swaps, y su relación con el “atún blanco o bonito del norte”

|


IntercambioCuotasUE


El procedimiento de intercambio de posibilidades de pesca entre los Estados Miembros es habitual y se realiza a principios de año y cuando una cuota está próxima a agotarse.


Las distribuciones de cuotas entre los diferentes Estados Miembros (EEMM) de la UE se acuerdan en el último Consejo de Ministros de Diciembre de cada año, y en el Consejo de Noviembre cada dos años en el caso de las especies profundas.


En el mencionado reglamento se establece la cuota inicial de cada Estado miembro para cada pesquería, que obviamente y dependiendo de la gestión de las pesquerías en pasado y futuro, puede variar, pasándose a denominar cuota adaptada.


Esta cuota adaptada es el resultado de restar los excesos de capturas del año anterior no sancionables o las sanciones impuestas por sobre pescas, y sumar el traspaso de capturas no realizadas en los límites establecidos por los Reglamentos, o los intercambios de posibilidades de pesca -los swaps- con otros EEMM.


El procedimiento de intercambio de posibilidades de pesca entre los EEMM es habitual y se realiza bajo dos modalidades.


1.- Modalidad de intercambio que se realiza a principios de año


Hay EEMM demandantes de determinadas cuotas, y existen cuotas que un Estado miembro considera excedentes/sobrantes porque no las suele agotar (por las razones que sea). Es cuando, ya a principio de año, se inician los contactos para proceder a estos intercambios, especies por especies, para que se puedan programar las diferentes pesquerías a lo largo de la campaña anual.


Así, tradicionalmente y en el primer trimestre del año, España realiza intercambios habituales con Francia (recibiendo merluza y rape, básicamente) y con Portugal (es el caso de la anchoa de la zona IX), así como otros menos habituales con otros EEMM con los que compartimos caladeros como Irlanda, Reino Unido, Países Bajos, Lituania, Polonia o Bélgica.


Antes de realizar estos intercambios se analizan las capturas realizadas durante los años anteriores de las distintas especies, para determinar las necesidades de cuota para unas pesquerías y los posibles excedentes para otras.


El atún blanco o bonito del norte era, hasta este año, una de las especies “excedentarias” de las que dispone España para realizar estos intercambios. En todas las campañas anteriores siempre se había dispuesto de remanentes de cuota ya que nunca se había agotado la misma.


En el swap que realizamos todos los años con Francia, en el que nos ceden cuotas de rape, merluza – de las zonas 7 y 8-así como las conocidas como “minicuotas” de carbonero, eglefino, merlán, …, de las que España no dispone de cuota, y permite que no se tenga que descartar esas capturas o, lo que sería más grave, abandonar la pesquería principal, una de las especies que España siempre ha cedido a cambio, ha sido el atún blanco o bonito del norte.


Si bien en los últimos años se habían cedido 2.000 toneladas, en este año 2.016 la cantidad se redujo a 1.176 toneladas. En el “paquete” que se negocia con Francia, también se ceden otras especies excedentarias como puede ser jurel o bacaladilla de aguas noroccidentales.


Estas tres especies, atún blanco, jurel o bacaladilla conforman el grueso de las cantidades cedidas a Francia a cambio de merluza y rape, básicamente.


En definitiva, estos intercambios de principio de año, donde la especie que se cede, que es capturada por una determinada flota, no tiene que ver con la especie que se recibe, y que, en la mayoría de los casos, es capturada por una flota diferente, son intercambios estratégicos, que utiliza el Estado para mejorar aquellas pesquerías deficitarias de cuota, sin entrar en detrimento de ninguna otra, antes de proceder al reparto de las cuotas entre las diferentes pesquerías.


2.- Modalidad de intercambio que se realiza cuando una cuota está próxima a agotarse


Así mismo, hay otros intercambios que se plantean cuando una pesquería está próxima agotarse, como es el caso actual de la campaña del atún blanco o bonito del norte, donde se han registrado unas capturas muy superiores a las registradas otros años, para poder mantener activas las pesquerías.


Es en este momento, cuando se “lanza” la petición a aquellos Estados que disponen de cuota, para comprobar si están en disposición de intercambiarla, y si es el caso, ver por qué especie la cambiarían, para comprobar las posibilidades reales.


España ha solicitado a los EEMM con cuota, Portugal, Reino Unido, Francia e Irlanda la posibilidad de un intercambio con el objetivo de aumentar nuestra cuota adaptada de atún blanco.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.