El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria mantiene hasta el jueves la prohibición del baño en la playa de Alcaravaneras

|

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria mantendrá el cierre al baño en la playa de Alcaravaneras hasta el próximo jueves, 13 de octubre, cuando operarios de Sanidad del Gobierno de Canarias y de la Concejalía del Ciudad de Mar realicen una nueva inspección visual de las aguas y tomen muestras para que sean analizadas. El cierre temporal de la playa portuaria fue decretado ayer lunes, 10 de octubre, tras la detección por parte de operarios de Ciudad de Mar de un vertido de combustible procedente de la zona portuaria. De manera inmediata se activó el protocolo de respuesta ante estas situaciones, alertando a los responsables del Puerto.


La playa de Alcaravaneras, actualmente con bandera roja, cuenta, además, con cuatro lonas informativas en cada acceso y una cinta delimitadora paralela a la orilla, todas ellas instaladas por operarios de la Concejalía de Ciudad de Mar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Asimismo, el servicio responsable de la recogida de residuos líquidos y del control de vertidos del Puerto de Las Palmas prosigue la tarea de retirada de los restos de combustible.El Consistorio, mantendrá el dispositivo de limpieza e información ciudadana, hasta que la playa esté completamente libre de estos residuos. El concejal del Área de Gobierno de Promoción Económica, Empleo, Turismo y Movilidad, Pedro Quevedo, que supervisó ayer en la misma playa de Alcaravaneras los trabajos de limpieza, aseguró hoy que se está en contacto permanente con los responsables de la Autoridad Portuaria para agilizar la puesta a punto cuanto antes de esta zona del litoral capitalino. 


“Antes que nada he de decir que es un digusto para todos, para el Ayuntamiento y para la ciudadanía en general, que hayamos tenido que prohibir el baño en esta playa, pero hay que reconocer al mismo tiempo, y agradecer, el esfuerzo de los servicios de limpieza destacados por la Autoridad Portuaria para limpiar los restos de vertidos con gran diligencia por su parte”, aseguró Quevedo, “a pesar de la molestia que supone el cierre al baño de esta playa, creo sinceramente que estamos ante una buena oportunidad para que el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria nos sentemos a revisar los procedimientos de vigilancia y control sobre las embarcaciones que usan nuestra bahía y las instalaciones portuarias, para delimitar responsabilidades en casos de vertidos como éste, y, sobre todo, para evitarlos con la antelación suficiente para que no lleguen a la playa de Las Alcaravaneras”.


De momento, reina un absoluto mutismo sobre el origen de este vertido. Ni Salvamento Marítimo, ni Capitanía Marítima ni la Autoridad Portuaria aportan datos fidedignos. Sectores portuarios exigen que se investigue el caso y que se busque y sancione a los responsables de este accidente. Fuentes cercanas aseguran que ya desde el pasado jueves por la noche se activó el plan de emergencia por vertido de hidrocarburos y que su responsable es la petrolera Cepsa. Otros sospechan que se trata de un vertido procedente de la limpieza ilegal de los residuos líquidos de una embarcación. Ni una tesis ni otra han sido ni desmentidas ni confirmadas por los organismos responsables de la vigilancia y control de este tipo de accidentes que parece que se están convirtiendo en habituales en el Puerto de Las Palmas. Los ciudadanos y la urbana Playa de Las Alcaravaneras han soportado sus consecuencias en varias ocasiones este año. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.