Denuncian la mala imagen turística del Edificio Miller en Las Palmas de Gran Canaria

|


El grupo político de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria denuncia el lamentable estado y  los desperfectos del Edificio Miller, inmueble situado en el Parque de Santa Catalina, justo en la vía de entrada a la ciudad que utilizan los turistas que llegan en buques de cruceros a la isla. A la denuncia se suma también la Asociación Canaria de Coleccionistas Marítimos (Accomar) que reitera su proyecto de convertir el edificio Miller en museo marítimo.


Se critica los innumerables desperfectos que sufre el edificio Miller, tanto en el interior como en el exterior del inmueble. Según Ciudadanos, hay humedades, pintura en mal estado, pintadas, suciedad y estructuras oxidadas, lo que ofrece una pésima imagen de la ciudad como destino turístico justo en la vía de entrada de turistas a la ciudad desde el muelle de cruceros. Se pide al grupo de gobierno un plan de choque urgente para acondicionar la instalación. 


A estas críticas se suma Accomar, que recuerda que ya en su día solicitó a Patrimonio Nacional y al propio Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprovechar el Edificio Miller para crear un museo marítimo en Gran Canaria. Se entiende que con esta iniciativa se garantizaría el mantenimiento del vetusto edificio de forma permanente. 


El Ayuntamiento recuerda que el Edificio Miller es actualmente un espacio municipal polivalente de uso cultural y de ocio, en el que se celebran exposiciones, actividades artísticas y todo tipo de eventos culturales vinculados a la capital grancanaria. El Edificio Miller es una construcción que data de 1900. Fue concebido como nave industrial, al igual que otros inmuebles de la época (como el actual Museo Elder) y nació al amparo del crecimiento del tráfico marítimo experimentado por el Puerto de La Luz desde finales del siglo XVIII. De propiedad estatal desde sus orígenes, el edificio fue utilizado como almacén durante décadas por la compañía consignataria británica Miller y Cia., S.A..

En 1995, la historia del Edificio Miller toma un nuevo rumbo con su cesión por parte del Estado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, con una única condición: su utilización como espacio de dominio público y cultural. Desde entonces, el Edificio Miller ha experimentado varias reformas, como la realizada en sus fachadas en el año 2000 o la que permitió la restauración de su emblemático reloj en 2007.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.