El Puerto de Barcelona presenta un plan pionero de Mejora de la Calidad del Aire

|


BarcelonaCalidadAireOct


La apuesta por el gas natural licuado como combustible alternativo y una ambiciosa política de bonificaciones medioambientales son dos de los ejes principales de actuación.


El Puerto de Barcelona ha presentado su Plan de Mejora de la Calidad del Aire, un plan pionero que tiene como objetivo reducir de manera efectiva las emisiones contaminantes de la actividad portuaria. El documento, aprobado por el Consejo de Administración del Puerto y presentado en la Mesa de Calidad del Aire de la Conurbación de Barcelona, consta de 25 acciones desarrolladas en 53 actuaciones.


El presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra; el director general, José Alberto Carbonell; y el jefe de Medio Ambiente de la entidad, Jordi Vila, han expuesto en rueda de prensa el Plan, que tiene como acciones más representativas la promoción del gas natural licuado como combustible alternativo de movilidad para barcos y para camiones de transporte de mercancías, una ambiciosa política de bonificaciones para los barcos más limpios y la renovación de la flota interna del Puerto con vehículos eléctricos.


“Durante las últimas dos décadas hemos sido un puerto pionero en materia ambiental y tenemos la firme voluntad de seguir siendo líderes. Somos conscientes de que nuestra responsabilidad como empresa pública es liderar el cambio hacia un modelo más sostenible”, ha declarado Sixte Cambra.


Según las modelizaciones realizadas por Barcelona Regional, la actividad portuaria es responsable del 7,6% de la concentración media anual de NOx en la ciudad de Barcelona y del 1,5% con respecto a las partículas en suspensión.


El director general del Puerto, José Alberto Carbonell, ha concretado como se reparte esta contribución entre los principales segmentos de actividad de la instalación. Así, la contribución de la actividad portuaria a la concentración total de la los portacontenedores son responsables del 1,7% de la concentración media anual de NOx de la capital catalana, el resto de barcos de carga representan el 2%, los ferrys el 1,4% y los cruceros el 1,2%. En el caso de las partículas en suspensión, ciudad (estimada en un 1,5%), se divide en el 0,38% de los portacontenedores, el 0,48% de otros barcos de carga, el 0,23% de los cruceros y el 0,28% de los ferrys, entre otros.


Un puerto puntero en materia ambiental


Desde el año 1996 el Puerto de Barcelona ha sido pionero en el impulso de actuaciones para reducir el impacto ambiental de la actividad que se desarrolla en la instalación, como la potenciación del ferrocarril y el short sea shipping (SSS), el control ambiental de todas las obras promovidas por el Puerto, la creación de una red de vigilancia de la calidad del aire del entorno portuario (la primera y más completa de todo el sistema portuario español), la regulación de la manipulación de los sólidos a granel y el seguimiento de las emisiones a la atmósfera de las diferentes concesiones.


El Plan de Mejora de la Calidad del Aire del Puerto de Barcelona se enmarca en dos planes de alcance superior elaborados por la Generalitat (Plan de mejora de la Calidad del Aire de la Región Metropolitana 2015-2020) y por el Ayuntamiento de Barcelona (Plan de Mejora de la Calidad del Aire de Barcelona 2015-2018). El documento plantea un amplio abanico de ámbitos de actuación: reducción de las emisiones de barcos, de tráfico, de maquinaria de terminal, de obras portuarias y de sólidos a granel; potenciación del modo ferroviario y el short sea shipping; nuevos accesos, movilidad sostenible y red de la calidad del aire.


GNL como combustible de movilidad


La promoción del gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo para barcos, maquinaria de terminal y camiones es una de las acciones más destacadas del plan, ya que el GNL reduce un 80% las emisiones de NOx y suprime las emisiones de partículas sólidas en suspensión y de óxidos de azufre. Además, las nuevas legislaciones sobre emisiones de gases contaminantes son cada vez más restrictivas y la industria marítima está apostando por el GNL como combustible de propulsión de un número creciente de barcos que entrarán en servicio en los próximos años.


Esta acción se compone de diferentes actuaciones encaminadas a promocionar el GNL como combustible alternativo para barcos y camiones, orientadas a dotar el Port de Barcelona de infraestructuras de suministro de GNL y a desarrollar pilotos y proyectos demostrativos. Para el caso de los barcos, la infraestructura que necesita el Puerto para hacer posible el suministro de GNL consiste en la instalación de un brazo de carga criogénico y flexible en la terminal de Enagás para suministrar GNL a gabarra y pequeños barcos y la adaptación de una gabarra para suministrar GNL a los barcos. Ambas iniciativas están en marcha y disponen de financiación europea, ya que son parte del proyecto CORE LNGas hive promovido por la Unión Europea.


Entre los proyectos piloto destacan la incorporación de un motor auxiliar de gas en el ferry Abel Matutes, de Baleària, y la construcción de un generador de gas en el muelle para sustituir los motores auxiliares de barcos ro-ro y proveerlos de energía eléctrica desde tierra. También se realizarán pruebas para transformar dos straddle-carriers (maquinaria que se utiliza en las terminales de contenedores) de propulsión diésel en GNL, de manera que se puedan analizar sus rendimientos, eficiencia y nivel de emisiones. El piloto se desarrollará tanto en la terminal BEST (Hutchison) como en APM Terminals (antes TCB) y, si los resultados son satisfactorios, se renovará progresivamente la flota de straddle-carriers de ambas instalaciones.


Bonificar los barcos más limpios La política de bonificaciones ambientales sobre la tasa al barco es uno de los aspectos más innovadores del plan. “La bonificación –descuento sobre la tasa portuaria- es una herramienta muy importante, ya que es un instrumento fundamental para incidir en los barcos, ha subrayado el director general, José Alberto Carbonell”. El problema es que actualmente la ley sólo permite bonificar por razones medioambientales un máximo del 5% sobre la tasa en el barco, un margen muy reducido para construir una estrategia ambiental ambiciosa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.