Olga García: "Spanish Pelagic asume un nuevo rumbo y estará en el Puerto de Las Palmas, al menos, hasta 2034"

|


La empresa canaria Spanish Pelagic cambia de rumbo. Inicia un nueva etapa en el Puerto de Las Palmas como consecuencia del declive de la actividad pesquera en este puerto. Olga García es la directa gerente de la empresa, una compañía especializada en el almacén en frío de capturas de pesca que ahora inicia una nueva etapa ampliando su actividad hacia nuevos nichos de negocios. La fruta, la carne y productos secos forman ya parte también de su radio de acción en sus instalaciones del Puerto de La Luz. La empresa ha recibido recientemente el visto bueno de la Autoridad Portuaria para modificar su objeto concesional y confía en que pronto se le dé licencia para ampliar su concesión en el Muelle Grande hasta el año 2034. Al frente de Spanish Pelagic está un mujer con horas de vuelo en el sector portuario, un ámbito tradicionalmente reservado a los varones. 


- No es habitual en el mundo portuario encontrar a una mujer en la dirección de una empresa.


- Yo llevo desde 1990 trabajando en el Puerto de La Luz. Primero en Frigoluz y desde 2004 como gerente de Spanish Pelagic. Acumulo ya, pues, muchos años de experiencia portuaria. Cuando asumí el cargo de directora-gerente, Spanish Pelagic era una empresa impresionante, creció a un ritmo muy alto y era necesario ordenar ese crecimiento, poner un poco de orden en la organización para ser más eficientes. Había que reestructurar la actividad porque nuestras instalaciones permitían la descarga de la pesca pelágica de forma directa desde los barcos a los frigoríficos y esto supuso un cambio notable en la operativa tradicional de descarga de los pales a los camiones y de éstos a los frigoríficos. 


Los tiempos han cambiado mucho desde entonces. 


- Sí, sin duda. Spanish Pelagic se constituye como empresa en 1996 para construir la terminal pesquera y los frigoríficos y comienzar a operar en el año 2003 pensando únicamente en la flota pelágica que faena en aguas de países africanos. Antes operaban cuatro armadores holandeses con un total de ocho barcos que llegaban a puerto cada mes. Como mínimo, en 2006 atracaba un barco de pesca pelágica al mes. En 2008 el número de armadores se redujo a tres, pero cada semana o cada dos semanas venía un barco pesquero a descargar a nuestras instalaciones.


Los acuerdos de pesca con Mauritania y la obligación de descargar las capturas en sus aguas habrán supuesto un duro revés para la empresa.


- Así es. De la noche a la mañana todo cambió. Los barcos dejaron de venir. Y así llevamos ya casi un lustro. Esto nos ha llevado a pedir a la Autoridad Portuaria un cambio del objeto concesional para poder mantener el servicio de almacenamiento frío de capturas de pesca y ampliar la actividad a otros productos perecederos o no para conservarlos en frío o en seco. Además, ahora tenemos también la posibilidad de alquilar parte de nuestras instalaciones a aquellas empresas que necesiten espacio para almacenar sus productos. 



- ¿Tienen ustedes esperanzas en que a través del proyecto Macapel que promueve Proexca se recupere de alguna manera en Gran Canaria la descarga y trasbordo de pesca pelágica?. ¿Volverán los frigoríficos a cumplir su función de conservar caballas, sardinas, jureles...?


- Recuperar el ritmo de actividad de antaño será casi imposible, pero sí que tenemos ciertas esperanzas depositadas en que a través de Macapel, si llega a instrumentalizarse este proyecto, se consiga acordar que parte de las descargas de las capturas que la flota europea realice en aguas de Mauritania se haga en el Puerto de Las Palmas. Tenemos mejores infraestructuras y creo que para los armadores también sería una buena noticia poder hacer aquí sus operaciones de trasbordo a los cargueros. De momento, ahora sólo contamos con algunos barcos pelágicos que faenan en Marruecos y con pequeños clientes que importan mercancías y las distribuyen desde nuestras naves. Antes movíamos aquí unas tres mil toneladas de pesca pelágica a la semana. Ahora puedo decirte que sólo llevamos nueve mil en lo que va de 2016. O sea, acabaremos el año, quizás, con 12 mil toneladas, lo que antes se hacía en un mes. 


- Con la diversificación de la actividad, ¿creen ustedes que la Spanish Pelagic podrá superar estos momentos de crisis?


- Estamos convencidos de ello. Ponemos a disposición trece mil metros cuadrados de almacén, ocho frigoríficos de gran capacidad, nueve muelles de carga, salas habilitadas para la recepción y entrega de mercancías...Contamos además con todas las pertinentes autorizaciones aduaneras y ya hemos solicitado una ampliación temporal de nuestra concesión administrativa en el Muelle Grande hasta el año 2034. Ahora mismo sólo tenemos activo uno de los frigoríficos. Es decir, estamos al 20 por ciento de uso de nuestras instalaciones. Esperamos que se concreten los contactos comerciales con países de Sudamérica para que podamos servir de lugar de almacenamiento de frutas y carnes congeladas y que las empresas de distribución del sector de la alimentación se animen a utilizar nuestros almacenes. Creemos que ahora, en la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra está haciendo bien las cosas en materia de promocionar las instalaciones portuarias y a las empresas que prestan servicio en el Puerto de La Luz. Está buscando nuestras líneas de negocio que esperemos nos beneficien a todos. Por nuestra parte habrá esfuerzo, implicación y capacidad de trabajo. Antes facturábamos tres millones de euros al año con una plantilla de 25 trabajadores. Ahora sólo somos 8 trabajadores y no llegamos al millón de euros anual. Pero vamos a seguir en la batalla para intentar recuperar el terreno perdido. 





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.