La Guardia Civil interpone hasta 18 denuncias por pesca ilegal en el Puerto de Las Palmas

|


La Guardia Civil ha interpuesto hasta el momento, al menos, 18 denuncias por pesca ilegal graves o muy graves en el Puerto de La Luz y de Las Palmas por embarcaciones profesionales y otras, actividad que continúa investigando.


La investigación la inició el Servicio Marítimo Provincial (SMP) de la Comandancia de Las Palmas Civil el pasado 1 de julio de 2016 a raíz de varias quejas a través de la Autoridad Portuaria y estaba centrada en erradicar la práctica de pesca ilícita en el interior del Puerto de Las Palmas y otras zonas de afección portuaria que venían ejerciendo determinadas embarcaciones de pesca que afectaban desde la seguridad del tráfico marítimo comercial hasta la salud pública de los consumidores finales de las capturas pescadas por no cumplir con los correspondientes controles sanitarios.


Así, el 16 de septiembre de 2016, entre los pantalanes del Puerto Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, los agentes encontraron a unos tres metros de profundidad una serie de indicios que confirmaban la práctica ilegal de la pesca. En concreto, localizaron aproximadamente unos 400 kilos de sardinas muertas cubriendo todo el fondo de la marina.


Ante esta situación, los agentes llevaron a cabo una serie de pesquisas basadas en un seguimiento administrativo y control exhaustivo para localizar e identificar a los presuntos autores, obteniendo como resultado la formalización de diversas infracciones administrativas catalogadas como graves y muy graves en materia pesquera que fueron remitidas a la autoridad competente en esta materia, la Viceconsejería de Pesca del Gobierno Autonómico.


En este sentido, la Guardia Civil recuerda que estas infracciones están contempladas en el Decreto 182/2004, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de Pesca de Canarias y en el Real Decreto Legislativo 2/2011, de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, que también podrían conllevar respectivamente la retirada de la correspondientes licencias de pesca por ejercer la pesca en lugares prohibidos y entorpecer la maniobra de grandes buques mercantes en los canales principales de acceso y la bocana del puerto.


Pescado en mal estado


Además, los agentes habían comprobado, a finales del mes de julio de 2016, cómo determinadas embarcaciones de pesca profesional se dedicaban a almacenar, en la zona de fondeo de buques comerciales próxima a la costa, el excedente vivo de capturas de pequeños pelágicos migratorios, tales como el longorón (engraulis encrasicolus), que tenían almacenados en tres jaulas de grandes dimensiones y confeccionadas con artes de cerco ilegal que anclaban al lecho marino para su sujeción.


De esta forma, incumplían la obligación de despachar para primera venta en la Cofradía este excedente y con ello eludir todos los controles sanitarios que requiere para su venta y consumo. Estas capturas ilegales alcanzaban la cantidad de 15 toneladas atendiendo a lo indicado por los propios denunciados. Además, con esta intervención el Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha evitado la disposición o venta de este género para consumo humano, ya que "se encontraba en mal estado, en su fondeo".


Pesquero profesional


Por otro lado, en la madrugada del 21 de enero de 2017, fruto de las instigaciones y pesquisas policiales llevadas a cabo, los agentes intervinieron un pesquero profesional donde se incautaron de 126,5 kilos de longorón y sardina alacha (Sardinella Aurita) al comprobar que había sido capturados en el interior del Puerto de Las Palmas, en una zona próxima a la playa de Las Alcaravaneras.


En este caso, no sólo se denunció a los tripulantes de la embarcación sino que también se pudo identificar a los responsables del transporte y distribución de las capturas ilegales, que aguardaban en una zona cercana al Puerto Deportivo y tenían dos vehículos comerciales adaptados para el transporte de productos perecederos.

Estas intervenciones han supuesto que la Guardia Civil interpusiera, al menos, 18 denuncias de las que 10 son a la normativa de Pesca (tanto a embarcaciones profesionales como recreativas) estando catalogadas como graves o muy graves.


También han localizado e identificado otras embarcaciones que carecían de abanderamiento o matrícula, denominadas embarcaciones piratas, que realizaban actividades pesqueras ilegales en el interior del Puerto de Las Palmas y su zona de afección, incautándose un total de 500 kilos de pescado, liberando 15.000 kilos de capturas vivas y la intervención de diversos aparejos de pesca ilegal.

La Guardia Civil interpone hasta 18 denuncias por pesca ilegal en el Puerto de Las Palmas

|


La Guardia Civil ha interpuesto hasta el momento, al menos, 18 denuncias por pesca ilegal graves o muy graves en el Puerto de La Luz y de Las Palmas por embarcaciones profesionales y otras, actividad que continúa investigando.


La investigación la inició el Servicio Marítimo Provincial (SMP) de la Comandancia de Las Palmas Civil el pasado 1 de julio de 2016 a raíz de varias quejas a través de la Autoridad Portuaria y estaba centrada en erradicar la práctica de pesca ilícita en el interior del Puerto de Las Palmas y otras zonas de afección portuaria que venían ejerciendo determinadas embarcaciones de pesca que afectaban desde la seguridad del tráfico marítimo comercial hasta la salud pública de los consumidores finales de las capturas pescadas por no cumplir con los correspondientes controles sanitarios.


Así, el 16 de septiembre de 2016, entre los pantalanes del Puerto Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, los agentes encontraron a unos tres metros de profundidad una serie de indicios que confirmaban la práctica ilegal de la pesca. En concreto, localizaron aproximadamente unos 400 kilos de sardinas muertas cubriendo todo el fondo de la marina.


Ante esta situación, los agentes llevaron a cabo una serie de pesquisas basadas en un seguimiento administrativo y control exhaustivo para localizar e identificar a los presuntos autores, obteniendo como resultado la formalización de diversas infracciones administrativas catalogadas como graves y muy graves en materia pesquera que fueron remitidas a la autoridad competente en esta materia, la Viceconsejería de Pesca del Gobierno Autonómico.


En este sentido, la Guardia Civil recuerda que estas infracciones están contempladas en el Decreto 182/2004, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de Pesca de Canarias y en el Real Decreto Legislativo 2/2011, de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, que también podrían conllevar respectivamente la retirada de la correspondientes licencias de pesca por ejercer la pesca en lugares prohibidos y entorpecer la maniobra de grandes buques mercantes en los canales principales de acceso y la bocana del puerto.


Pescado en mal estado


Además, los agentes habían comprobado, a finales del mes de julio de 2016, cómo determinadas embarcaciones de pesca profesional se dedicaban a almacenar, en la zona de fondeo de buques comerciales próxima a la costa, el excedente vivo de capturas de pequeños pelágicos migratorios, tales como el longorón (engraulis encrasicolus), que tenían almacenados en tres jaulas de grandes dimensiones y confeccionadas con artes de cerco ilegal que anclaban al lecho marino para su sujeción.


De esta forma, incumplían la obligación de despachar para primera venta en la Cofradía este excedente y con ello eludir todos los controles sanitarios que requiere para su venta y consumo. Estas capturas ilegales alcanzaban la cantidad de 15 toneladas atendiendo a lo indicado por los propios denunciados. Además, con esta intervención el Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha evitado la disposición o venta de este género para consumo humano, ya que "se encontraba en mal estado, en su fondeo".


Pesquero profesional


Por otro lado, en la madrugada del 21 de enero de 2017, fruto de las instigaciones y pesquisas policiales llevadas a cabo, los agentes intervinieron un pesquero profesional donde se incautaron de 126,5 kilos de longorón y sardina alacha (Sardinella Aurita) al comprobar que había sido capturados en el interior del Puerto de Las Palmas, en una zona próxima a la playa de Las Alcaravaneras.


En este caso, no sólo se denunció a los tripulantes de la embarcación sino que también se pudo identificar a los responsables del transporte y distribución de las capturas ilegales, que aguardaban en una zona cercana al Puerto Deportivo y tenían dos vehículos comerciales adaptados para el transporte de productos perecederos.

Estas intervenciones han supuesto que la Guardia Civil interpusiera, al menos, 18 denuncias de las que 10 son a la normativa de Pesca (tanto a embarcaciones profesionales como recreativas) estando catalogadas como graves o muy graves.


También han localizado e identificado otras embarcaciones que carecían de abanderamiento o matrícula, denominadas embarcaciones piratas, que realizaban actividades pesqueras ilegales en el interior del Puerto de Las Palmas y su zona de afección, incautándose un total de 500 kilos de pescado, liberando 15.000 kilos de capturas vivas y la intervención de diversos aparejos de pesca ilegal.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Encuesta