El gas natural licuado, protagonista de un futuro sostenible

|


GNLFeb


La AIE prevé que el comercio de gas en forma de GNL supere al comercializado a través de gasoductos en 2040.


El gas natural, junto con las energías renovables, liderarán el crecimiento de la demanda energética hasta 2040, según el World Energy Outlook 2016 (WEO 2016). El informe elaborado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sitúa al gas natural como el combustible fósil de referencia durante los próximos 25 años por sus bajas emisiones de dióxido de carbono, por el aumento de la flexibilidad del mercado gasista y, en gran medida, por el crecimiento del comercio de gas natural licuado (GNL).


En este sentido la AIE prevé que el comercio de gas en forma de GNL supere al comercializado a través de gasoductos en 2040. Por otra parte, la llegada de nuevos suministros de gas desde América del Norte, Australia y África oriental contribuirá a aumentar la competitividad de un mercado ya de por sí bien abastecido. Todo ello redundará en un crecimiento del consumo de gas natural en un contexto marcado por la prevalencia de las tecnologías y combustibles con bajas emisiones de carbono debido al impacto del acuerdo de reducción de emisiones alcanzado en la COP21 de París.


El WEO 2016 establece tres posibles escenarios para el futuro energético mundial. El escenario principal, denominado “Nuevas políticas”, tiene en cuenta el impacto de las políticas y compromisos gubernamentales existentes sobre la demanda, el suministro y las inversiones de energía.


En este escenario el gas natural es el combustible que más rápido crece —casi un 50%—, sobrepasando al carbón en el mix energético, en el que aumentará su presencia hasta el 24% en 2040 frente al 21% registrado en 2014. La tasa de crecimiento anual prevista es del 1,5%, algo inferior al 2,3% observado en los últimos 25 años, pero el gas sigue siendo el de más rápido crecimiento entre los combustibles fósiles. El 34% del crecimiento en el uso global de gas provendrá del sector energético.



GraficoGasWorldEnergyOutlook2016


El comercio internacional de gas


Hasta el año 2020, Australia y Estados Unidos serán los principales responsables del aumento de producción de gas en el mundo, con dos tercios de la producción. A partir de ese año, se ampliará el número de productores con el Este de África y Argentina como regiones emergentes. Oriente Medio, China y Rusia representarán respectivamente el 24%, el 13% y el 8% del incremento de la producción mundial de gas hasta 2040.


El comercio internacional de gas crecerá en un 70% en los próximos 25 años, con un crecimiento de las importaciones concentrado principalmente en Asia, lo que provocará un cambio en los flujos comerciales hacia la cuenca de Asia y el Pacífico. En este contexto el GNL será el auténtico protagonista del crecimiento.


Aunque durante este periodo se construirán nuevos gasoductos y se reforzarán los ya existentes, los grandes proyectos tendrán dificultades para conseguir apoyo político y financiero en un mercado copado por el gas natural licuado, que supondrá el 70% del comercio adicional de gas y cuya participación en el comercio internacional pasará del 42% en 2014 al 53% en 2040.


Las unidades flotantes de almacenamiento y regasificación (FSRU por sus siglas en inglés) contribuirán a desarrollas nuevos y más pequeños mercados de GNL. Los nuevos hubs y una progresiva desaparición de las restricciones comerciales como las cláusulas de destino, que limitan el derecho del comprador a reexportar el gas, facilitarán la globalización del mercado del gas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.