El sector marítimo diseña proyectos novedosos para la propulsión alternativa en buques

|


Están en estudio varios proyectos de los cuales cabe mencionar un granelero Capesize propulsado por GNL y un ferry híbrido enchufable, de gran porte.


Con la entrada en vigor, prevista para 2020, de nuevas normas internacionales sobre las emisiones contaminantes de los buques, el sector marítimo está aplicándose en la búsqueda de soluciones alternativas a los combustibles derivados del petróleo, para cumplir los futuros límites de emisiones. Están en estudio varios proyectos de los cuales cabe mencionar un granelero Capesize propulsado por GNL y un ferry híbrido enchufable, de gran porte.


En Singapur, un grupo de empresas mineras, navieras, consultoras y otras instituciones, han firmado recientemente un acuerdo para llevar a cabo el estudio de viabilidad de un granelero capesize propulsado por GNL que operaría entre Australia y China.


Se analizará la viabilidad técnica y económica de construir un nuevo buque propulsado por GNL y sus ventajas e inconvenientes, frente a uno propulsado por combustible tradicional y otro existente transformado para el uso de GNL como combustible. El buque en estudio se desarrollará para obtener una Aprobación en Principio (Approved in Principle, AiP), según las reglas de DNV GL.


En este proyecto participan las multinacionales mineras Rio Tinto y BHP Billiton, la petrolera australiana Woodside, la naviera japonesa Mitsui OSK Lines, la sociedad de clasificación DNV GL y el Instituto para la investigación y proyectos de buques mercantes de Shanghai (Merchant Ship Design and Research Institute, SDARI).


Por otra parte, dos empresas noruegas, la naviera Color Line y el Astillero Ulstein, han firmado un acuerdo para la construcción del que será el mayor buque ferry híbrido enchufable hasta la fecha. Este buque, el Color Hybrid, tendrá 160 metros de eslora, capacidad para transportar 2000 pasajeros y 500 coches, y está previsto que entre en servicio en el verano de 2019, entre los puertos de Sandefjord, en Noruega y Strömstad, en Suecia.


El Color Hybrid podrá entrar y salir del fiordo de Sandefjord propulsado por baterías, eliminando por completo las emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero. Estas baterías se podrán recargar con energía eléctrica del puerto a través de un cable o mediante los generadores del propio buque, mientras navega en mar abierto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.