El tráfico de mercancías en el Puerto exterior de A Coruña se incrementó un 53% en 2016, superando los 1,46 millones de toneladas

|


El total acumulado en Punta Langosteira desde 2012 ya rebasó los 3 millones de toneladas, y la previsión es alcanzar los 5 millones este año.


El movimiento total de mercancías en el Puerto coruñés se mantuvo en torno a 14 millones de toneladas, consolidando el crecimiento de 2015, con subidas en graneles líquidos y mercancía general y una bajada en granel sólido provocado por el descenso en la importación de carbón


El Puerto de A Coruña se mantiene como el primero de Galicia en volumen de tráfico


El Puerto de A Coruña cerró el año 2016 con un movimiento total de 13,9 millones de toneladas, cifra en la que se incluyen los tráficos del Puerto Exterior, que van ganando impacto en el balance total conforme se va avanzando en el traslado de operadores desde el puerto interior.


En concreto, en 2016 se alcanzó la cifra acumulada de 3 millones de toneladas de mercancía movidas en Punta Langosteira desde su puesta en servicio. Durante el pasado ejercicio se registró un crecimiento del 53% de los tráficos con respecto a 2015, situándose en torno a 1,46 millones de toneladas. La previsión es seguir creciendo de forma exponencial, en paralelo a la implantación de clientes actuales y futuros, con el objetivo de consolidarse como puerto hub de graneles líquidos y sólidos y plataforma de apoyo a los exportadores del entorno en sus planes de internacionalización. 


En concreto, las estimaciones para 2017 apuntan a 2 millones de toneladas, lo que situaría al Puerto Exterior en un acumulado de 5 millones de toneladas.


En cuanto a la naturaleza de las mercancías que se mueven actualmente en el Puerto Exterior, destacan los graneles sólidos, fundamentalmente energéticos y agroalimentarios. En el caso de estos últimos, representan ya el 40% del movimiento total de esta mercancía estratégica en el Puerto de A Coruña. Los principales operadores de este sector ya se han trasladado a Langosteira, donde cuentan con grandes instalaciones dedicadas a almacenamiento y gestión de mercancía. La capacidad logística de la nueva dársena ha permitido a estas empresas concentrar sus espacios de actividad, que en algunos casos estaban dispersos en el puerto interior debido a las limitaciones de espacio. Las condiciones actuales les permite optimizar sus procesos y avanzar en sus líneas de negocio, y prueba de ello son los planes de ampliación de instalaciones puestos en marcha por la mayoría de las concesionarias.


Respecto a las mercancías energéticas, destaca la presencia de Repsol, que ya ha trasladado a Punta Langosteira sus graneles sólidos (coque y azufre) en espera de habilitar la terminal exclusiva de graneles líquidos y trasladar también el movimiento de petróleo crudo.



La Autoridad Portuaria ha otorgado ya once concesiones para la implantación de instalaciones industriales en el Puerto Exterior, que suman una superficie total de 164.000 metros cuadrados. Esto significa que la capacidad de almacenamiento de graneles sólidos de Punta Langosteira ya supera al total existente en el puerto interior, contando además con equipamientos más modernos, medios técnicos y mecánicos de última generación y mayor superficie de operaciones.


Los tráficos registrados en Punta Langosteira se integran en el balance total de mercancías, que refleja un movimiento de más de 13,9 millones de toneladas en 2016. Si bien esta cifra supone un leve descenso con respecto a 2015, en concreto del 1,65%, implica la consolidación del salto efectuado en el pasado ejercicio, al pasar de las 11,9 toneladas de 2014 a 14,1 millones de toneladas, aumentando un 18,5%. Fue el mejor registro alcanzado desde el ejercicio de 2007, que situó a la Autoridad Portuaria como el segundo ente de la red estatal en crecimiento de tráficos y el primero de Galicia tanto en ritmo de incremento como en volumen absoluto de mercancías. En base a estas cifras, el crecimiento en los dos últimos años se sitúa en torno al 17%, coincidiendo con el incremento progresivo de la actividad en Punta Langosteira, y mantiene al Puerto de A Coruña como el primero de Galicia en volumen de tráfico.


Por sectores de actividad, encabeza las subidas la mercancía general, la que genera mayor valor añadido, con el 7,89%. Los mejores resultados en esta categoría, cuyo total acumulado superó el millón de toneladas en 2016, corresponden a productos siderúrgicos como hierros, palanquilla, alambrón y varilla. También se incrementaron los tráficos en graneles líquidos, con el 3,24%. Encabezaron las subidas en este sector los productos refinados, con el 15,81%, propiciando la superación de los 8 millones de toneladas. En cuanto a pesca fresca, se mantiene el liderazgo nacional en capturas, en torno a 43.700 toneladas y una leve oscilación del 0,12%.


En cruceros el descenso del 9,7% está vinculado a las modificaciones en la planificación de las navieras, pero se prevé un significativo aumento para este año. Todo apunta a que se rebasará el techo histórico alcanzado en 2013, cuando se recibieron 157.000 pasajeros, habida cuenta de la previsión ya cerrada para 2017 de 170.000 viajeros en 121 escalas. Esto implica que A Coruña ostentará por primera vez el liderazgo en la cornisa cántabro atlántica no sólo en atraques sino también en cruceristas.


Con un total de 4,3 millones de toneladas, en graneles sólidos se ha producido una bajada del 11,5%, debido fundamentalmente al descenso en la importación de carbón. En el resto de mercancías dentro de este sector, especialmente graneles agroalimentarios, el saldo ha sido positivo, con especial impacto de piensos y forrajes, harina, trigo y cebada. Los resultados de este sector estratégico, que concentra gran parte de la actividad en esta primera fase de traslado de tráficos a Punta Langosteira, ponen de manifiesto la buena marcha del proceso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.