La trama de la estiba

|

AntonioRB 7

Podría ser el título de una película de cine negro, pero no seré tan ambicioso, es tan solo una especie de juego de estrategia, donde cada actor que participa tiene un rol bien definido.


El Ministerio de Fomento juega la máxima de sacarse de la manga un Decreto-Ley para reformar la estiba que cumpla con Europa, aunque sepa que no verá la luz y que se convertirá en un proyecto de ley a debatir que sufrirá enmiendas, sin duda. Le quedará el mérito de haber cumplido con Europa parando la sanción. Además, querrá apuntarse el tanto de ser flexible y admitir las enmiendas que se planteen en el Congreso. Ha conseguido meterle el miedo en el cuerpo a los estibadores y obtener su disposición a ceder en algunos aspectos.


Los partidos como el PSOE o Ciudadanos, harán valer su peso para forzar que el Decreto se desvanezca y se convierta en ese Proyecto de Ley de la reforma de la estiba. Quieren demostrar que modulan el gobierno del PP y que se preocupan por el status de los trabajadores. Serán los conseguidores de las condiciones menos malas posibles, pero no querían ni querrán asumir las sanciones de Europa, ni los conflictos con los estibadores, como tampoco con el sector empresarial. Serán los grandes mediadores.


Las organizaciones empresariales, encabezadas por la patronal del sector, Anesco, y ésta escudada por otras muchas, se han puesto en el extremo de querer liberalizar el sector para poder hacer y deshacer a su antojo, y desintegrar a un colectivo trabajador que hasta ahora había estado y permanecido bien armado y unido ante cualquier intento de tocar sus derechos y privilegios. Terminarán cediendo y comprometiéndose a subrogar a la mayor parte del personal estibador de las Sageps, puerto a puerto, en función de sus necesidades, y 3 años de transición no parecen demasiados.


Los sindicatos, jugadores con mucha experiencia en este tipo de contiendas, han movido bien sus fichas y han ido consiguiendo no solo el apoyo de partidos, administraciones públicas (incluso alguna gobernada por el PP) sino que esta vez parece que se han ganado a la opinión pública. Su estrategia es pedir el máximo, es decir que todo se quede como está, con la certeza de que consiguiendo la subrogación de la mayor parte del colectivo y la garantía del Ministerio y/o las autoridades portuarias para que asuman las indemnizaciones de esa pequeña parte que se puede prejubilar o despedir objetivamente, podrán exigir un convenio colectivo (Convenio Marco) que les mantenga sus condiciones laborales prácticamente intactas.


Con estos 4 actores y el decorado que hemos visto estos días atrás, que se balancea entre la huelga de los puertos y la escenificación del gran debate del congreso, con la participación estelar de Violeta Bulc, edulcoradas con una mesa de negociación que durante dos años ha mareado la perdiz, tendremos prácticamente dibujado el tablero donde se desarrolla todo.


Y como en las mejores contiendas electorales, al final, que será a lo largo de este mes, cuando el Decreto deje de serlo, todos habrán ganado. 


2 Comentarios

1

"Aunque discrepo en algunos aspectos, enhorabuena por el artículo!"... Yo también le dije lo mismo que Moulendi, pero como me extendí y argumenté esos "aspectos" no los publicaron... ¡¡Otra vez será!!. Chaooo.

escrito por sergio 03/mar/17    13:28
2

Aunque discrepo en algunos aspectos, enhorabuena por el artículo!

escrito por Moulendi 02/mar/17    20:29

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.