Fomento intenta sin éxito mover la balanza del rechazo al Decreto de la estiba con medidas sin el apoyo de los trabajadores

|

Congreso de los Diputados - Íñigo de la SernaLa oferta de prejubilaciones voluntarias a los 50 años con el 70% del sueldo medio de los últimos seis meses no consigue el respaldo de los sindicatos con representación en el sector de la estiba, porque manifiestan que no garantiza el 100% del empleo.


La reunión que ha tenido lugar hoy entre los servicios jurídicos de los trabajadores de la estiba y los homónimos de la patrona y el mediador Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social, en que además, han estado presentes el secretario de Estado de Transporte, Julio Gómez-Pomar, el director general de Empleo, Xabier Thibault,  y a la que se ha sumado el ministro de Fomento Íñigo de la Serna, ha terminado sin acuerdo entre las partes y con Fomento.


El Ministerio aprovechó esta reunión para presentar una serie de medidas con la intención de buscar un acuerdo de última hora que le permitirera afrontar con garantías de éxito la votación a la que se verá sometido el Decreto Ley de la Reforma de la Estiba, que hasta el momento no cuenta con los apoyos suficientes para que salga adelante.


En síntesis la propuesta de Fomento denominada "Acuerdo tripartito para el mantenimiento del empleo y la mejora de la productividad en el sector de la estiba" consta de cuatro puntos para asegurar la continuidad en el empleo de los actuales trabajadores portuarios, mejorar la productividad en los puertos, conceder ayudas a estos trabajadores y fijar un seguimiento de los acuerdos. Está centrada en el mantenimiento del empleo a través de la subrogación, aunque ésta se condiciona en sus condiciones a la negociación del convenio colectivo de ámbito estatal, algo que los sindicatos consideran que no aporta las garantías suficientes de mantenimiento del 100% del empleo actual. El otro de los aspectos recogidos es el de las prejubilaciones voluntarias a los 50 años, con un 70% del sueldo medio obtenido en los últimos seis meses, siempre que no se superen los 60 meses hasta la edad de jubilación. Por último, también pretendía el documento conseguir consenso en lo que se denomina "la mejora de la productivdad de los puertos", centrado en que la dirección, organización y control de la actividad laboral de los trabajadores portuarios pasará a ser potestad de las empresas; y además para garantizar la productividad las partes se comprometerían a impulsar, entre otros aspectos, la polivalencia y movilidad funcional de los trabajadores, y la adaptación de los puestos de trabajo a las nuevas tecnologías. Además articularán conjuntamente medidas concretas que garanticen de manera realy efectiva las condiciones de competitividad y mejora en la productividad de los puertos respecto de la situación actual.


Tras la falta de acuerdo, el Gobierno afronta mañana una posición delicada, dado que aunque cuenta con el apoyo explícito de Ciudadanos y el PNV. En el otro lado, la oposición liderada por Podemos que votará negativamente y el PSOE que aseguró este martes que no apoyaría la reforma si no había un acuerdo previo entre los agentes sociales, cosa que no ha sucedido.


El resultado definitivo no lo sabremos hasta mañana, que se produzca la votación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.