Bruselas exige a España un aumento de los impuestos “verdes” al transporte de mercancías

|

Camin

El Ejecutivo comunitario cree que España debe centrar sus esfuerzos en igualar la media de los impuestos de la Comunidad Europea sobre el PIB que está en el 2,46 %, lo que supone un 0,61 puntos más la media española.


La Comisión Europea presentó, a principios del mes de febrero, un informe con las conclusiones sobre el estudio de las políticas medioambientales de los 28 países que conforman la UE. La memoria presenta una serie de recomendaciones que afectan de forma directa al transporte internacional.


Este informe concluye que las políticas fiscales de España son insuficientes y un aumento de este tipo de impuestos. En concreto, destaca que España es el tercer país europeo con los ingresos más bajos por fiscalidad medioambiental.


El Ejecutivo comunitario cree que España debe centrar sus esfuerzos en igualar la media de los impuestos de la Comunidad Europea sobre el PIB que está en el 2,46 %, lo que supone un 0,61 puntos más la media española. Cree que el Estado cuenta con un margen amplio para la revisión de los conocidos como ‘impuestos verdes’, concretamente en los sectores de agencias de transporte y empresas de logística.


Además, señala que esta reforma fiscal permitiría a España aumentar el crecimiento económico, incrementando sus ingresos y compensando los recortes en el gasto.


Respecto a las subvenciones que el Estado sigue otorgando a actividades perjudiciales con el medio ambiente, Bruselas considera que España debe elaborar una estrategia global para eliminar las subvenciones nocivas e impulsar bonificaciones a las empresas del sector del transporte de mercancías que pongan en marcha estrategias de reducción de elementos contaminantes.


Propósitos de futuro


Las autoridades europeas encargadas del informe destacan que el territorio español cuenta con un “capital natural de gran valor” que debería explotar. Así mismo, estiman que sería beneficioso consolidar la ‘ecoinnovación’ y la eficiencia en el uso de los recursos energéticos.


En definitiva, el informe subraya que el Gobierno español deberá marcarse como objetivos, a corto y medio plazo, la reducción de elementos contaminantes a través de su fiscalización para así aumentar la competividad del transporte español frente al transporte mundial.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.