Entran en vigor las nuevas modificaciones del convenio de pesca entre Europa y Mauritania

|


PescaMauritania


El Diario Oficial de la Unión Europea (UE) publicó el pasado miércoles un reglamento con las modificaciones del acuerdo de pesca firmado con Mauritania y que prevé la ampliación de permisos para los barcos españoles y que permite a los buques cefalopoderos volver al caladero africano después de quedar fuera del acuerdo en 2012. Se confirman de este modo los acuerdos alcanzados el pasado mes de noviembre en Mauritania en la reunión celebrada por la Comisión Mixta creada para el seguimiento de este convenio de pesca. Queda pendiente todavía el proyecto Macapel, que prevé descargas de pesca en el Puerto de La Luz a cambio de inversiones en los puertos mauritanos.


La flota comunitaria podrá pescar cada año hasta 5 mil toneladas de crustáceos (excepto langosta y cangrejo). Los arrastreros no congeladores y palangreros de fondo de pesca, hasta 6 mil toneladas de merluza negra. Los arrastreros congeladores podrán capturar 3.500 toneladas de merluza negra, 1.450 de calamar y 600 de sepia. Los buques de especies demersales distinta de la merluza negra y con artes de pesca distintos del arrastre podrán pescar hasta 3 mil toneladas. Los atuneros cerqueros, 12.500 tonealdas; los cañeros y palangreros de superficie, hasta 7.500 toneladas de atún. Los arrastreros congeladores de pesca pelágica tienen margen hasta las 225 mil toneladas, con un rebasamiento autorizado del 10 por ciento sin coste alguno. Los buques de pesca pelágica en fresco, 15 toneladas. 


El pacto con Mauritania es el convenio pesquero más importante para la UE desde el punto de vista económico y, dentro de España, tiene interés para las flotas de Canarias, Andalucía y Galicia. Hasta ahora, el protocolo pesquero con Mauritania ha posibilitado que 50 buques españoles faenen en sus aguas. Asimismo, la contrapartida financiera que la UE paga al país norteafricano por la presencia de la flota comunitaria en sus aguas se incrementará de los 55 a los 57,5 millones de euros anuales. Un observador científico mauritano embarcará a bordo de los buques para cada marea. 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.