​Neptune Lines comienza a operar en el Puerto de Santander con dos nuevas líneas regulares

|

PuertodeSantanderNeptuneLines


Con estos nuevos servicios se aumenta el número de destinos y por tanto la capacidad de servicios para las 15 marcas de automóviles que están establecidas de forma regular en importación y exportación en el Puerto de Santander.


La naviera griega Neptune Lines comenzó hoy sus operaciones en el puerto con la llegada del “Neptune Dynamis”, uno de los buques de la compañía que conectará Santander con Le Havre (Francia), Southampton (UK) y Rosslare (Irlanda). La otra línea regular enlazará con Portbury (UK) también con una periodicidad semanal. Con estas son catorce las líneas regulares de tráfico rodado con las que cuenta el Puerto de Santander.


El buque Neptune Dynamis, con bandera de Malta y 158 metros de eslora, fue el encargado de materializar el desembarco de la naviera Neptunes Lines por primera vez en el Puerto de Santander. De esta manera, la compañía griega operará, desde esta mañana, dos nuevas líneas regulares. La primera de ellas conectará Santander- Le Havre (France), Southampton (UK) y Rosslare (Irlanda) para volver a Santander mientras que la segunda hará el recorrido Santander con Portbury (UK) y de nuevo Santander. Ambas líneas tendrán una periodicidad semanal.


Durante esta primera escala, el Neptune Dynamis, consignado por Montañesa de Consignaciones y estibado por Noatum, cargó 692 vehículos de la marca Renault con destino a los puertos de Le Havre, Southampton y Rosslare. Hay que destacar que la capacidad de este buque alcanza los 1.700 vehículos de tamaño medio o 91 trailers y 470 coches.


Para conmemorar esta primera escala y este inicio de operaciones de una gran compañía como Neptune Lines en el puerto de Santander, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Jaime González, acompañado por representantes de la naviera y su agente consignatario, entregó una placa conmemorativa al capitán del barco Vasileios Drosos. Por su parte, la naviera hizo entrega de una maqueta del "Neptune Dynamis".


PuertodeSantanderEntregadeMaquetaNeptuneLines


Este nuevo servicio refuerza las conexiones del puerto con el norte de Europa, consolidando Santander como principal enclave de la Cornisa Cantábrica en tráfico rodado.


Con estas dos nuevas líneas regulares de tráfico rodado, el puerto cántabro cuenta ya con catorce, ampliando su capacidad para dar servicio a un mayor número de mercados. Así, además de con el norte de Europa, Marruecos, Canarias y Argelia, Santander tiene conexión permanente con Inglaterra, Holanda, Bélgica, Francia, Alemania, Finlandia, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda, costa este de EEUU, Centroamérica, Sudamérica, Corea y China.


El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Jaime González, manifestaba al término de acto de entrega de la metopa que con estos nuevos servicios "aumentamos el número de destinos y por tanto la capacidad de servicios para las 15 marcas que están establecidas de forma regular en importación y exportación en el Puerto de Santander".


De esta forma, "de los 500 mil vehículos que se mueven anualmente en este recinto, esta nueva línea moverá aproximadamente 180 a 200 mil2, manifestaba González. Y aclaraba que "esto no supondrá un incremento lineal, en las expectativas de crecimiento del Puerto de Santander, ya que la Naviera Neptune Lines sustituye a la naviera UECC que venía haciendo estas rutas, aunque continuará operando en el puerto con otros tráficos". Lo que si es cierto, puntualizaba el presidente del Puerto de Santander es que "sí se conseguirá que el incremento previsto para el año 2017 pueda ser asumido por la mayor capacidad que esta compañía va a prestar por sus rutas".


Neptune Lines es una compañía griega opera hoy 17 barcos Pure Car and Truck Carrier (en propiedad o charteados), con una capacidad de carga que va desde los 530 hasta los 3.800 coches. La antigüedad media de su flota -una de las más jóvenes de Europa- es de 7,3 años. 


Reforma de la estiba


Por otro lado, en referencia al conflico de la estiba Jaime González confía en que "hoy se pueda ver la solución de este problema, y si así fuera estaríamos de enhorabuena todos" ya que, "hemos sido capaces todos de solucionar un problema que en sí mismo era un jeroglífico y que podría llegar a su final sin que hayamos sufrido graves consecuencias en todo lo que es el flujo de vehículos y materiales, y particularmente los fabricantes de automóviles habrían pasado esta fase sin que se hubiera notado en sus costes o en sus ventas".


"Confío en que sindicatos, compañías privadas estibadoras y Gobierno cierren un acuerdo hoy". Y que Bruselas entienda que tendría que moderar un poco sus pretensiones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.