La terminal de GNL de Mugardos en el Puerto de Ferrol recibe el mayor barco de su historia

|

AlUtouriya


El “Al Utouriya” se convertirá en el primer buque del tipo Q-Flex en arribar al puerto de Ferrol.


La terminal de gas natural licuado de Mugardos se prepara para recibir el mayor barco de GNL de su historia, hito que pondrá de manifiesto su capacidad para captar toda clase de metaneros. Salvo cambio en los planes de navegación, a las instalaciones de Reganosa arribará el próximo martes el Al Utouriya. Este último se convertirá así en el primer buque del tipo Q-Flex (de 210.000 a 217.000 metros cúbicos de capacidad de carga) en recalar en el puerto de Ferrol.


El Al Utouriya arriba a Mugardos procedente del punto de exportación de gas para el cual fueron concebidas las unidades Q-Flex: Ras Laffan, en Catar. Por su tamaño y eficiencia, se trata de unos buques que favorecen la economía de escala, a la par que incrementan la seguridad en la navegación. No pueden atracar en cualquier destino, sino solamente en aquellos que previamente hayan superado las exhaustivas auditorías de compatibilidad a las que somete la industria catarí a cualquier terminal aspirante. Es el caso de la de Mugardos, que ha superado con éxito todos los estudios.


El barco ha recalado ya en varios de los principales puertos europeos. Por ejemplo, suministró GNL en Barcelona en mayo del 2012 y más recientemente, en de 2016, hizo lo propio en Sines (Portugal). También ha operado, entre otras, en las terminales de Nantes (Francia) y Brujas (Bélgica).


Terminado de construir en 2008 por Hyundai Heavy Industries, el Al Utouriya cuenta con una eslora (longitud) de 315 metros y una manga (anchura) de 50. Dotado de la más avanzada tecnología, como el resto de los de su clase, el buque tiene unas necesidades energéticas y unas emisiones de carbono un 40 % inferiores a las de los metaneros convencionales. En comparación con estos últimos, además, puede transportar hasta un 50 % más de GNL, según datos difundidos por la industria catarí.


La llegada de este gran buque pondrá de manifiesto la versatilidad de la terminal ferrolana, capaz de recibir tanto a metaneros de alta capacidad como a unidades destinadas al tráfico a pequeña escala (small scale), como el Coral Energy, cuya carga máxima es de solo 15.000 metros cúbicos. Este último gasero, que se emplea habitualmente para abastecer a pequeñas plantas satélite portuarias, visitó Ferrol en 2013. Reganosa participa como socio en el proyecto europeo Core LNGas Hive, al amparo del cual la terminal de Mugardos podrá contar con un nuevo equipo de brazos de carga para barcos de pequeño porte, y que supondrá un avance en la consolidación de un gran hub de GNL del noroeste ibérico.


Este Q-Flex hará el buque número 294 en la lista de los llegados a las instalaciones de Reganosa desde su puesta en marcha, en 2007. “Aunque ya hemos recibido cientos de barcos, este es especial en cierto sentido. Supone un hito, demuestra la capacidad de la compañía para afrontar nuevos retos constantemente, para adaptarse a cualquier escenario, y pone de manifiesto la confianza de nuestros clientes en nuestro personal y nuestras instalaciones”, asegura el director general de la empresa, Emilio Bruquetas.


También la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao reconoce la importancia de la inminente llegada del Al Utouriya a la Ria. Su presidente, José Manuel Vilariño, subraya: “Ponemos a Ferrol en un nuevo mapa, en esta ocasión, en el de los buques de la clase Q-Flex. Trabajamos para hacer de este puerto un centro logístico del GNL de importancia mundial”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.