Los scrubbers son la solución más barata para cumplir las nuevas normas sobre azufre, según BP

|

Scrubber


Según datos de Bunkerworld, el precio medio actual del HFO es de unos 320 $/t, mientras que el de el diesel oil es de 510 $/t, lo que conduce a una diferencia de unos 190 $/t. 


(ANAVE) Para los grandes buques, el consumo de fuel oil pesado (Heavy Fuel Oil, HFO), combinado con depuradores de gases de exhaustación (scrubbers) será la forma más barata de cumplir las nuevas normas de la OMI sobre contenido de azufre a partir de 2020, según Justin Lonhurst, gerente de suministro de combustible de BP.


"Se espera que el precio del HFO caiga sensiblemente cuando entre en vigor el nuevo límite de 0,5% de azufre en los combustibles marinos, mientras que los precios de los combustibles de bajo contenido de azufre aumentarán notablemente", dijo Longhurst en un foro de la International Bunker Industry Association (IBIA) en London. De este modo, el diferencial de precio entre ambos tipos de combustibles aumentará.


Según datos de Bunkerworld, el precio medio actual del HFO es de unos 320 $/t, mientras que el de el diesel oil es de 510 $/t, lo que conduce a una diferencia de unos 190 $/t. Con arreglo a las previsiones de BP, esta diferencia aumentará sensiblemente a partir de 2020, lo que acortaría los plazos de recuperación de las inversiones en scrubbers.


Longhurst dijo que "los buques más grandes, que constituyen solo el 6% de la flota mercante mundial, suman el 30% del consumo total". Para estos buques, el consumo de combustible es una partida clave de sus costes totales y el uso de scrubbers será la forma más económica de cumplir las nuevas normas para los buques grandes.


BP ha instalado ya scrubbers en dos petroleros de 80.000 tpm y los resultados hasta ahora son muy positivos, a pesar de los retos tecnológicos que supuso su instalación en buques existentes. Una vez resueltos los problemas, los scrubbers, funcionando en ciclo abierto, reducen el azufre de los gases de exhaustación de modo que los buques pueden consumir HFO con 3,5% de azufre emitiendo gases como si estuviesen consumiendo combustible con 0,5% de azufre, sin necesidad de utilizar sosa cáustica en el proceso. A la vista de estos resultados, BP tiene previsto instalar scrubbers en más petroleros de su flota.


Longhurst también dijo que las modernas refinerías que disponen de unidades de coquización (cockers) que son capaces de transformar crudo de alto contenido de azufre en productos de bajo azufre y coque de petróleo (entre otros productos) se beneficiarán del nuevo límite de azufre. Es previsible que aumente el uso de esta tecnología a medida que aumenten los márgenes de producir combustible de bajo nivel de azufre a partir de 2020. También se traducirán las nuevas normas en una mayor demanda de refino, dado que las refinerías tendrán que atender a una demanda mucho mayor de combustible diesel de bajo contenido en azufre y es previsible que reduzcan la producción de gasolinas para atender esta nueva demanda. Aumentará también la demanda de los crudos "dulces" (bajos en azufre en origen).


Afirmó que, para las grandes compañías armadoras y cargadoras es fundamental que se asegure que desde 2020 haya un estricto cumplimiento de las nuevas normas, para evitar la competencia desleal y que, en particular, será difícil controlar que los buques no queman HFO con alto nivel de azufre en alta mar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.